La primera vez que me puse bonita

enviado por anónimo

Mediodía. Terminaba mi turno en el consultorio. Sara acababa de llegar para iniciar si turno; venía acompañada de su novio Joaquín. Él me pidió lo acercase a su casa con el coche. Accedí. Nos subimos al coche, un pequeño ford, la conversación era amigable.

Al llegar al primer semáforo detuve el coche. Durante la espera, Joaquín comenzó a acariciarme la rodilla. Me puse muy nervioso y le aparté la mano si decir palabra. Sentí mi corazón latir con excitación. Poco después volvió a hacerlo y me puso en un aprieto porque el coche continuaba circulando; al llegar a un semáforo nos detuvimos, su mano seguía sobre mi pierna, le miré, me miró; me dijo "te gusta?" respondí "nunca lo había hecho, estoy nervioso"; le retiré la mano, pero en pocos minutos comenzó a acariciarme de nuevo, y esta vez su mano se deslizó por la parte interna de mi muslo, mis tejanos gastados me hacían percibir su mano en mi pierna; mi excitación comenzó a crecer.

Poco después su mano estaba sobre mi pene, tenso, excitado.

-"estás muy excitado"

-"no sé qué me pasa, déjalo ya"

Pero no lo dejó.

Minutos después estábamos frente a su casa. "aparca unos minutos", y así lo hice. Continuó acariciándome en silencio mientras me encontraba más excitado y al punto de descontrolarme.

Me invitó a subir a tomar una cerveza. No sé por qué impulso lo hice, pero subí.

Nos servimos unas cervezas, puso música, el silencio continuaba, estábamos de pié uno frente al otro...se acercó, volvió a acariciar mi paquete y antes que me diese cuenta estaba besándome...sentí sus labios carnosos al principio...luego su lengua...se abrazó a mí...nos dejamos llevar de la música...

Minutos después me dijo..."deberías ser mi chico, o mejor, mi chica"...no supe decir nada. "espera un minuto", me dijo

Volvió en pocos minutos...en sus manos traía unas braguitas negras de encaje y un camisón de seda de color verde...

"Me gustaría que te lo pusieses para mí"...

Dudé unos minutos, pero estaba muy excitado, continuaba acariciándome...

"Pónmelo tu mientras cierro los ojos"

"te los vendaré" y me los tapó con un pañuelo de seda

Sentí cómo me quitaba mis tejanos, mi camisa, mis calzones...mi excitación se hizo inmensa cuando sentí cómo me colocaba las braguitas, cómo entraba mi pene, y al final me colocó el camisón...

Me tomó de la mano y me llevó frente a un espejo...me descubrió los ojos...me vi vestido de chica....

"Así me gustas más"

Comenzó a acariciarme los pezones, primero con suavidad, luego con mayor intensidad casi hasta el dolor...nadie lo había hecho antes y mi excitación creció aún más...había descubierto mi punto más débil....Nos besamos con intensidad mientras continuaba acariciándome.....sentí cómo sacaba su pene bajo sus pantalones...me fue bajando poco a poco hasta colocar mi boca frente a su pene...

De forma instintiva comencé a lamer su pene...sus testículos...sentí cómo se excitaba y eso me gustó...comencé a acariciarle los testículos...el periné...su culo estrecho...hasta que introduje su pene en mi boca por completo...comencé a lamerlo por todas partes...sentía su excitación creciente hasta que se agarró con fuerza a mi pelo y dejó que su semen llenase mi boca....

"eres una buena chica...me gustas...te llamaré dyana y será mía cuando queramos"

Me dio la vuelta, me dobló con fuerza, introdujo sus dedos en mi culo...uno...dos...tres...sentí dolor y terminó metiendo su pene en mi culo...el dolor me hizo llorar..."no te preocupes, esperaré un poco..." y poco después comenzó a empujarme con todo su cuerpo, con toda su fuerza...el dolor fue sustituido por el placer...se volvió a correr en mi culo mientras me acariciaba el pene....y así terminé corriéndome en su mano...

Dos días después volvió a pedirme que lo llevase a casa; accedí; al llegar a su casa tenía un paquete sobre la mesa...lo abrí...era un vestido de color fucsia, con vuelo en la falda, cortito, acompañado de unas braguitas negras y unas medias panty negras....

Me vestí para él....y así he venido haciendo durante muchos meses....así me convertí en dyana, pero sólo para él.

Ver más relatos eróticos