Mi primo Roque

enviado por Carry White

Solia sentir en cada ciudad el aroma de ese verano , mm !! que me apetecia descubrir placeres sexuales desde ya era muy niña y soliamos ir de vacaciones ala casa de campo alas afuera de mi cioudad en la montaña.
La noche anterior cuando todos planeaban la salida de camping, ya sentia la calentura de encontrarme con mi primo roque.
Mmm !!! que sensasion de saber que el iva a pedirme que cumpla sus fantasias sexuales.
Llegando ala casa de campo , mi tia nos recibia y despues de cada charla empesaba a subir el calor en la gran pradera. De pronto a lo lejos aparecio mi primo roque mmm ! como le brilaban sus ojos celestes acompañandolo sus vellos rubios en el pecho y su brasos marcados de tanto buscar leña en el campo y sudar naturalmente que morbo !
Él saludando a todos y dejandome de lado ya venia la propuesta de acompañarlo al establo de caballlos.
Yo totalmente sumisa llegaba al acuerdo de acompañarlo. Despues de unos minutos llegamos al dicho lugar encontrando un alto contenido de exitacion entre ellos.
El mirandome y prenguntandome si realmente me gustaba mirar los caballos con su enorme verga parada.
Buscando lugar suavemente nos pusimos bajo de un arbol a mirar aquella exitante y morbosa escena, el bajandose la brageta, sacando una enorme pija y metiendola en mi boca.
A la misma vez bajandome los pantalones y tocandome el culo sudando y gimiendo mi primo roque nesecitaba descargar tanta calentura.
A dentro mio el pidiendo que me lubrique y yo aceptando mmm! A los minutos el penetrandome los caballos meando y otros totalmente locos sintiendo el alto voltaje que irradiabamos.
Llegando al climax mi primo roque exijiendome que me masturbara volcarme con el dandome vuelta y dandosela el el pecho, mientras que el a dentro mio.
Asi compartiendo el fetichismo juntos y llegando al placer en un establo de caballos.
Que recuerdos.
Carry white, una nena sumamente fetichista.

Ver más relatos eróticos