Comenzar a tener morbo

enviado por Gatuvelo

Recuerdo que de chico me gustaba ponerme un antiguo enterizo de playa de mi madre el cual era de lycra, era de color rojo y me excitaba bastante. Recuerdo que estaba por terminar la secundaria y en casa había un columpio, y hacia unas piruetas sentía un placer y de mi pene salía un líquido que comencé a probar. Mes gustaba espiar a mi hermana y ponerme su ropa interior. Después, me comenzó a gustar de meterme velas, zanahorias, salchichas al ano todas con mucha vaselina, pasaron los años, tuve muchas enamoradas y sexo con ellas hasta que tenía más de 30 años y me pregunté ¿cómo sería tener sexo con un travesti, a inicios del 92 abordé a una travesti, me dijo cuanto cobraba, le dije sí, y me dijo sígueme y llegamos a un cuartito, me acomode con naturalidad en la pose “piernas al hombro” y al tratarme de penetrar me hizo doler pero antes me dijo “La pinga es muy rica”, yo la rechacé por el dolor y al día siguiente volví y busque a otra que también era alta y me inspiraba confianza, la seguí, esta vez su cuarto era más grande y oscuro, nos quitamos la ropa y me pidió que se la chupara, le dije no, solo quiero saber que se siente al ser penetrado, me mostro su pene . este era grande y grueso, lo toque, se la corrí muchas veces y estaba durísima y me faltaba poco para chupársela, entonces le puse un preservativo y lo frote con bastante vaselina, lo mismo hice con mi ano, me frote e introducí bastante vaselina esperando la embestida, me acomodé en posición de perrito, entonces ella me penetró, y sentí un placer, un morbo, una lujuria inenarrable, me cogió una y muchas veces hasta el cansancio, yo estaba excitadísimo me solté de él y le pedí que me la besara, lo izo y me besó el pene, se la metí a la boca y atrape su cabeza contra mi pubis y tuve una descarga colosal de semen que me hasta blanqueo la visión, el se la tomó todita y me dijo, tú no eres homosexual, pero te puedo presentar a una amiga con quien podrás tener sexo, me vestí y nunca más la vi. Desde ese día comencé a tener relaciones de ese tipo sin dejar de seguir mi vida normal.

Ver más relatos eróticos