El asado de los viernes

enviado por Chelo

Teniamos por costumbre juntarnos con la barra cada 15 días a disfrutar de un asadito, charlar un rato, un buen partido de truco y contar las clasicas vivencias de los hombres con las mujeres. Pero ese viernes vino a visitarnos un viejo amigo. Despues de comer y de sobre mesa, empezo a contarnos de su relación con una mujer, que no lo era tal, y daba vueltas y no nos decia de que se trataba el alcohol fue haciendo de las suyas, el grupo se fué reduciendo y tipo 2 de la mañana nos dijo, la llamo por telefono y le digo que se venga ya. Despues de un rato, sono el timbre, voy a abrir y me encontre con una bestia despampanante, con una mini infartante, que pregunto por mi amigo y si mas le dije, pasa por favor. Todos sentados en el living, descorchamos un par de botellas de champagne y empezamos a charlar el tema fue subiendo de tono y con el clasico jueguito de que QUE VA A SER UN TRAVESTI SEMEJANTE MUJERON!!!! empezamos a sacarnos las ropas hasta quedar con la interior unicamente. Si develar el misterio, Juliana tomo a mi amigo y le partio la boca de un beso siguieron y siguieron hasta empezar a a desvertirse y quedar completamente en bolas y ..... que sorpesaaa!!! de entre sus piernas dejo caer un pedazo medio erecto que a mas de uno le dio envidia ese tronco. En un silencio mortal su voz fue mas que una orden, DESNUDENSE TODOS!!!! sin decir ni mu, todos quedamos en pelotas. Se arrodillo frente a mi amigo y tomo su pija con una suavidad entre sus manos y con su boca bien abierta, se metio la cabeza hasta la garganta, sin dejar nada afuera. El resto estabamos al palo, mal, re dura, queriamos participar en ese festin de dulzura. Ella con sus manos, tomo a un par de amigos mios, se las tocaba y les decia que se las hiba a comer toda. El tiempo paso y entre el alcohol y la calentura, no sabiamos como terminariamos. Se escucho la clasica, ORGANICEMONOS!!! PERO YA ERA TARDE, Juliana ya tenia la pija de amigo adentro y 2 pijas en su boca, como verdadera hembra en celos sasiaba a todos nosotros. Uno de mis amigo en un sesenton, pero gozaba de una pija descomunal se me arrimo y acercandose a mi oido me susurro, quiero estar con vos. Nunca me habia encarado un hombre, si bien en mis fantasia de adolecente las tuve. Sin decir nada me dijo seguime. Haciendonos como que hibamos a buscar algo, nos separamos del grupo y nos fuimos a un living en el piso de arriba. Nos sentamos, brindamos y sin decir una palabra, me partio la boca de un beso, siguio con su lengua me tomo del cuello y me fue bajando por su pecho, subsione sus tetillas hasta llegar a su pija que chorreaba flujo en gotas bien espesas, lo tome con mis labios y me lo trague todo. El placer era descomunal, era una mezcla rara de calentura y de sentirme mujer. Mientras le practicaba una mamada, él me metia sus dedos en mi culo, bien suave, me dilato re bien y me dijo bien suave, acostate en el sillon de costado, obedeci tal su orden, él paso por atras, se acosto con su espalda al respaldar, paso su brazo por entre mi cuello y quedamos en la clasica cucharita. Me lamia mi oido, mi cuello, y su pija se fue acomodando entre mis nalgas. El flujo se encargo de lubricar toda la zona. Tal mi calentura que meti la mano por entre mis pernas, tome su pija y la apoye en mi hueco, pare un poquito la cola y senti su movimiento hacia adelante, bien suave, sin prisa, y senti que su cabeza se metia bien suave, bien tibia. Atine a decirle que me dolia y me respondió con un chupon de aquellos, que sin darme cuenta, le hice una fuerza para atras con mi culo y senti que se terninaba de meter toda, hasta sentir su pubis con mis nalgas y sus huevos golpeandome. Se movia bien tranqui, yo sentia el pedazo bien erecto, sus venas hinchadas y lo unico que queria es que me coja todo. Me cojio durante 20 minutos mas o menos, hasta que escuche que sus quegidos aumentaron, me doble hacia atras, abri mis nalgas y senti como me daba su leche bien caliente su arremetida final fue colosal. Me la dejo un ratito y al oido me pidio que se la limpie, me di vueltas, me arrodille y se la limpie toda, hasta las ultimas gotitas que salian de su punta. Me tomo de la mano y nos fuimos hasta abajo con el resto. El cuadro era espectacular, 2 ya habian acabado, otro bombeaba a Juliana y mi amigo me pidio que la masturbe. me puse por abajo, tome su pija y comence a masajearla. Ella en consecuencia conmigo, me apunto con su pija a mi cara y me largo toda su leche!!! Nos incorporamos y me pidio que la ayudara a limpiarnos. Nos fuimos al baño y nos duchamos. Cuando salimos me dijo, Vos no acabaste todavia, veni conmigo. Nos fuimos hasta el dormitorio, cerramos la puerta, se acosto boca arriba con sus piernas levantadas y me dijo: soy tuya, damela a toda me puse frente a sus nalgas y le meti toda mi pija hasta el fondo, la penetre con toda mi cabeza al descubierto, me recoste sobre ella y con unas cuantas sacudidas, le llene su hueco con todo mi semen. Descansamos un ratito, la puerta se abrio y todos venian con sus pijas erectas de nuevo. Nos miramos, nos reimos y volvimos a comenzar con todos. Una experinecia inolvidable. Desde ese dia, Juliana nos visita en los asados y yo la ayudo, como si fueramos grandes amigas, con todos esos machos sedientos de sexo y llenos de semen, a saciar sus instintos carnales y terrenales, hasta bien entrado el amanecer.

Ver más relatos eróticos