Las cuatro estaciones

enviado por arcadioamil

Aquel dia estaba un poco desprogramado cuando entro la llamada de un amigo para invitarme a un fiesto bi, le pregunte quienes participarian y en respuesta me dio los detalles, seriamos cuatro parejas del mismo genero entre los cuales sorteaban los roles que asumiríamos, activos y pasivos, yo acepte pero lo condicione a que me dejaran actuar en el segundo rol sin sorteo, El sin cuestionarme acepto encantado, acotando que los elementos y las ropas a usar ya estaban dispuestas y que entre todos los que íbamos a participar colaboraríamos para prepararnos como parte del ritual que antecedía, rápidamente me aliste adecuadamente sobre todo en lo relativo al aseo y lo espere pues el me llevaría al apartamento de la reunion, llegamos y los que allí estaban eran todos conocidos, después de cambiar saludos, en medio de copas y conversación hicieron el sorteo para distribuir los roles activos y pasivos, en el que no participamos ni Marcelo ni yo pues ya habíamos definido nuestra querencia, eligieron los dos que completarían los 4 roles pasivos y eramos quienes nos vestíriamos y arreglariamos como damas dispuestas y los 4 activos actuarian como los seductores caballeros, empesamos a prepararnos y arreglarnos, sobre los muebles reposaban los elementos y la ropa yo feliz escoji mi atuendo, ahh, si, era un vestido de organza azul cielo de época divino, con cintas, tules y aodornos que ceñia mi cuerpo, la falda tenia una avertura adelante que dejaba entrever mis piernas enfundadas en unas medias de seda largas, el liguero y parte de las pantaletas, me maquillaron y me vesti con un conjunto de ropa interior divina, exitante, unos zapatos de tacon alto, la parte superior del vestido era semitransparente, y dejaba ver la redondes de mi brasier que guardaba mis pechos desafiantes y temblorosos, me peine como una dama recatada y quede lista expectante y ansiosa, algo parecido sucedió con las otras tres ya hembras, quedamos todas cuatro divinas y dispuestas, por su lado los 4 caballeros se vistieron apropiadamente, también con trajes de época, se veian fabulosos.
Se inicio nuestro baile y cada uno con galantería nos dieron la mano y al compas de la música en parejas nos deslizábamos con gracia y coquetería, en medida que pasaba el tiempo, animadamente íbamos cambiendo de pareja y todos eramos para todos, empesaron a hecernos la corte y poco a poco con halagos, besos y caricias nos prepararon para la realización del sexo mas hilarante y loco y todo empeso nosotras cuatro arrodilladas sin quitarnos la ropa formamos un circulo, ellos haciendose al frente permitían que les quitásemos los pantalones y encontrásemos esas hermosas vergotas y después de besárselas empesasemos a mamarselas, después de que nos la metían en la boca las sacaban y pasaban a la de al lado para que hiciese lo mismo, y siguieron hasta pasar por todas, yo estaba dichosa me mame 4 vergotas deliciosas,, luego nosotras nos pusimos en cuatro una al lado de otra en los cojines, ellos nos quitaron las pantaletas y con las nalgas desnudas esperamos recibirlos, la idea era que alternativamente iban pasando los cuatro por encima de cada una de nosotras metiéndonos la verga y asi iban repitiendo la ronda hasta que con nuestros movimientos lográsemos que fueran eyaculando y la que lograra hacer terminar a mas de uno dentro de ella seria la ganadora y reina del fiesto, ya acordado el juego empesamos, yo quería ganar y mi emoción era grande, temblaba y hasta mi ano se contraía en espasmos de deseo, con una música suave de fondo me aliste, cerre los ojos y espere con ansias, sentí que llego mi primer caballero tenia una verguita divina, suave a la ves grande y dura, prontamente me abrió las nalgas y me la metio hasta el fondo, que delicia, me abandono y pronto la remplazo otra verga me la metió hasta que sus testículos tocaron mis nalgas y se movia sin descanso y asi pasaron las otras dos, nuevamente empeso otra ronda y otra y otra, cada que la sentia dentro yo contraía mi culo buscando sintieran como chupadera y sigieron ya mo se cuanto tiempo pero me movia en círculos hacia los lados hacia atrás, me empeso a llegar un orgasmo tras otro y me retorcía con lujuria, de pronto sentí los espasmos de uno de ellos, si, se derramo dentro de mi, luego paso otro que nada y el que llego y me lo metió también se derramo dentro, estaba tan dichosa pues en medio de mis gemidos y mis espasmos, dos lo hicieron con migo, era la ganadora y recostándome les pedi que siguieran culiandome,todos reaccionaron y solo veía vergas me culiaron hasta que ya no pudimos mas, luego vestidas y sin calzanes nos pusimos a bailar los machos desnudos y nosotras vestidas nos acariciábamos nos besábamos e hicimos otros juegos como el tren resultando todos clavados fue el fiesto mas delicioso y para recordar.
ojala poder vivir algo asi...

Ver más relatos eróticos