Cogido por una traviesa y sus clientes

enviado por Ariel

Estaba con una traviesa (Daiana) que visito mas o menos seguido, es muy viciosa y re-activa, me culea muy gustoso, a mi cuanto mas guarra y viciosa la cosa mas me gusta. Mientras le chupaba la pija sono el celu y ella atendio, sabe que a mi me calienta que hable mientras me coge, les cuenta a los tipos lo que me esta haciendo y eso me pone a mil. Este era un conocido, charlaron un poquito y ella le dijo “me estoy por culear un putito divino, no queres venir y lo cogemos entre los dos?”, “si, una manteca, pendejo y con una colita soñada y golosa, dale, venite y lo enfiestamos”. Mientras hablaba me sujetaba la cabeza contra su panza y me miraba bien turra, yo no podia hablar con esa pija hasta la garganta. Ya varias veces me habia dicho que me iba a hacer coger con un cliente, yo nunca cogi con un tipo, traviesas a montones, machos me daban morbo pero no me animaba. Ella sabe que me puede, nunca le digo que no, me ha enfiestado varias veces con traviesas y mujeres (me hacen comer cada cinturonga!), dice que todavia no soy tan vicioso como ella por que soy muy pendejo, solo me falta tiempo y practica. “Y ahora te vas comer tu primer macho, es bien pijudo , te va a encantar, putito”. Yo seguia chupando, mis ratones volaban, me gustaba que ella me obligara a dejarme coger por un tipo. Cuando el llego yo estaba en cuatro patas y Dai me hacia el orto, “quedate asi mientras yo le abro”, saco la pija y fue a abrir. Entraron al cuarto, “lo estaba culeando cuando vos tocaste, mira que colita divina”, el se acerco, acaricio mi culo y despues me dio un chirlo bien fuerte, yo di un gritito de dolor y placer, “dale otro, le gusta eso, es redocil”, y el tipo repitio la dosis. Me dio vuelta y empezo a besarme y franelear, yo estaba al repalo, era un tipo de buen tamaño y manos asperas (camionero, me entere despues), me manejaba como a un muñeco. Ella se sento en un sillon a mirar, “viste que es una manteca, y vas a ver como se pone putito cuando le das una pija”. Mientras me franeleaba el tipo se habia puesto en bolas, tenia una pija muy importante, agarro mi cabeza y la apreto contra la pija y los huevos. Diferente de las traviesas, no estaba depilado, muy al contrario. Empecé a besar y lamer esos huevos peludos y esa pijota, rica pija, se habia lavado antes de venir, el culo tambien lo lami, peludo, una delicia, hasta que me la metio en la boca. Chupe la cabeza un poco y despues me la enterro hasta la garganta, sentia los pendejos contra mi cara, eran duros como alambre. Me tuvo un buen rato besando, chupando y lamiendo bolas, pija y huevos, me cogia la boca y la garganta, casi no hablaba, y ella tampoco, miraba y se pajeaba despacito, hasta que se paro, lo beso bien profundo en la boca y le dio su pija para chupar, el se prendio como loco, la pija se le puso una piedra. A esa altura yo ya estaba desesperado por sentir esa verga en mi culo, pedi por favor que me cogiera, “viste, ya esta loquito por pija, ponelo boca arriba para que vea el macho que se lo coge”. Me acomodo patitas al hombro, senti la pija contra mi ojete, empujo y entro, siguio empujando hasta que entro toda, los pendejos raspaban contra mi culo. Que placer tener esa pija adentro! yo meneaba las caderas y me retorcía como una puta, Dai lo provocaba, “mira que puto que es, como goza de tu pija, dale, cogelo mas fuerte”, y a mi, “dale bebe, decile como te gusta, pedile mas pija, dale, mostrale que sos la puta de un macho”, y yo pedia y meneaba mas el culo, “si, soy puto y quiero pija, dale, reventame el orto, sos mi macho, rompele el culo a tu puta”. Me dio pija a morir, en todas las posiciones, sacaba todo y volvia a meter sin piedad, una locura de placer, yo amo la pija, y saber que era de un macho le daba mas vicio, buenisimo!, acabe sin tocarme, el embadurno la pija con mi leche y volvio a meter en mi culo, divino. Hasta que quiso gozar, ahi saco de mi culo y se puso patitas al aire, Dai me hizo chuparle el culo mientras ella encapuchaba, se la metio hasta el fondo y me mando chupar, le saque el forro y me comi la pija de mi macho. No duro mucho, Dai lo serrucho con ganas y el largo la leche en mi boca, me la trague toda, ella le acabo en el pecho y yo limpie con la lengua, un final feliz para mi primer polvo con un macho. El tipo se ducho, pago (Dai le cobro 300 adicionales por mi!) y se fue, Dai y yo nos quedamos tomando mate y charlando, siempre lo hacemos, ella es muy piola, le hago compañía hasta que llega otro cliente. Esta vez, cuando la llamaron, me ofrecio participar, “esperas en la cocina y yo le pregunto si quiere un trio, dale?”, sonaba bien vicioso y acepte, no necesito la guita pero el macho anterior me habia dejado caliente, y ser un putito pago puso mis ratones a mil. El tipo no acepto y yo me quede en la cocina boludeando con la tablet mientras ellos cogian. Cuando se fue Dai me dijo “vamos a ver el próximo, queres?”, esa altura yo queria pija como fuera, escuchar desde la cocina como ellos cogian me habia dejado mas caliente todavia. El siguiente cliente acepto el trio pero era super pasivo, quiso ver como Dai me cogia, me hizo chuparle pija y culo mientras el la peteaba a Dai, me chupo a mi un rato y Dai lo culeaba y despues gozo en mi boca con la pija de ella bien enterrada, muy lechero el tipo, quien diria, comilon y lechero. De vuelta mate y charla, el tiempo pasaba y nada de clientes, un par llamo pero nada. Al final uno concretó, “es redegenerado, seguro que acepta”, me dijo Dai. “conmigo casi siempre se la come, pero tambien es super activo, anda preparando la colita”. El trio estuvo buenisimo, el tipo se concentro en mi, asi que Dai ahorro energia para otros clientes, lo cogio un poco a el y me hicieron una doble penetracion, pero en general miraba y lo provocaba para que el tipo usara y abusara de mi. “No sabia que los trolitos lo calentaban tanto”, me dijo Dai cuando el se fue, “y vos estabas mas puto que nunca, divino bebé, queres más?”, obvio que si!, y nos pusimos a esperar otro cliente...

Ver más relatos eróticos