Mi primera vez de puta real

enviado por Rosa Leticia

Después de mucho pensarlo ayer finalmente me atreví a salir a la calle vestida de niña, lo mas sexy posible y me fui a una esquina a buscar clientes. Si por fin, después de tener fantasías sobre esto por mucho tiempo ayer me decidí y me convertí en una prostituta y me encanto y pienso hacerlo tantas veces como pueda.

La idea de ser una puta y de coger con clientes y que me pagaran me ha excitado desde que me acuerdo, cuando veía prostitutas en la calle siempre me imaginaba que se sentiría ser una de ellas, vestirme así de atrevida como ellas e irme al hotel con muchos hombres a que me cogieran bien rico, a mamarles la verga y a que me pagaran por eso. La idea de ganar dinero haciendo lo que mas me gusta que es tener sexo con hombres me fascinaba. Para entonces ya tenia mucho vistiéndome de mujer y cogiendo con hombres pero nunca me habían pagado por eso excepto algunos regalitos de ropa y joyería que algunos chavos con los que anduve me habían dado, pero eso había sido como regalo no exactamente como pago por coger con ellos y lo que yo quería es me que dieran dinero antes de cogerme. A parte de porque me excita así pensaba yo juntar para comprar mas cosas de nena y tal vez eventualmente operarme para ponerme unas buenas chiches y tal vez hasta cambiar totalmente mi sexo.

Me prepare desde en la tarde aprovechando que estaba sola en la casa porque mis papas salieron de viaje. Había comprado ropa especial para la ocasión y ya había yo investigado el mejor lugar donde ir a buscar clientes, unos días antes fui a la Calzada de Tlalpan donde sabia que había prostitutas travestís como yo y platique con varias para entender como funcionaba el negocio y para ver si era seguro, me hice amiga de una y ella ofreció a ayudarme a iniciarme.

Había comprado un vestido de minifalda blanco bien escotado y apretadito, la falda estaba tan corta que si me agachaba tantito se me veían las nalgas y la tanga de encaje blanco que llevaba. La tanga por atrás era solo un hilito así que se me veían todas mis nalgas ( que creo que las tengo buenas por cierto y eso me dijeron los clientes) y por delante solo era lo suficiente grande para tapar mi cosita que había doblado y escondido bien para que me viera como una chava y no se notara mi bultito. Claro que como me pensaba poner con todas las prostitutas travestís los clientes ya sabían de antemano que tenia una verguita debajo de mi tanga pero se trataba de verme lo mas femenina posible. Arriba llevaba un corsé bien apretado para que me hiciera bien mi cintura y el corsé tiene media copa de brasiere, afortunadamente tengo mis chichitas bastante grandes para ser niño (creo que porque era gordito de chico y aunque estoy mas delgada sigo teniendo chichitas) y con un poco de relleno en la copas se me ve un escote muy rico casi se ve como se van a salir las tetitas en cualquier momento. El vestido como dije era bien escotado, sin mangas (así que me tuve que rasurar bien mis sobaquitos, los brazos y las piernas) y de atrás también enseñaba bastante espalda.

Salí sin medias porque aunque me encanta usar pantimedias quería que los clientes vieran bien mis piernas y poder ponerme zapatos de tacón bien altos abiertos para que se vieran las uñas de los deditos de mis pies bien pintaditas. Claro que también tome en cuenta que todo lo que llevara se pudiera quitar muy rápido para no perder tiempo. Como finalmente iba realmente todo lo que necesitaba hacer un cliente para cogerme es subirme un poco la falda, hacer a un lado el hilito de la tanga y abrirme las nalgas para meterme su verga sin tenerme que desvestir toda, claro que si me lo piden también no tengo problema en desnudarme todita.

Me puse una peluca de pelo largo pelirroja (yo soy bien blanca y ese color de pelo se me ve bien), me maquille súper bien, me perfume, me puse toda la joyería que tenia incluyendo un collar con una perla grande que mi ultimo novio me dio y que colgaba justo en medio de mi escote llamando la atención a mis senos. Me puse un perfume excitante de jazmín y me pinte los labios y las uñas de un rojo súper intenso, quería que quien me viera y me oliera no tuviera duda de que era yo una puta bien caliente y dispuesta a todo. Agarre una bolsita chica de fiesta de mi mama y metí mi maquillaje, suficientes condones para toda la noche y lubricante para mi culito. Como no quería perder tiempo con mi primer cliente me lubrique bien mi anito antes de salir y pensaba al acabar con un cliente limpiarme bien y volverme a lubricar para estar lista para el siguiente. Mi meta era tener sexo por lo menos con 3 clientes como verán mas adelante tuve mucha suerte y en una noche acabe cogiendo con 8 clientes.

Por mi hubiera ido a la esquina desde bien temprano pero me tuve que esperar a que obscureciera para salir sin que me vieran del edificio, me puse un abrigo largo de mi mama encima para no verme tan descarada, la chica que me había quedado de ayudar iba a pasar por mi a dos cuadras de mi casa y me dijo que podía guardar el abrigo y otras cosas que quisiera en su carro.

Finalmente a las 10 y con una mezcla tremenda de nervios y excitación salí de mi casa tratando de hacer el menor ruido posible. Me quite los tacones y salí descalza hasta la puerta del edificio, ya ahí me fije que nadie viniera y poniéndome los tacones empecé a caminar a donde me había quedado de ver con mi amiga.

Eran solo dos cuadras pero se me hicieron eternas pensando que alguien que me conociera me pudiera ver, afortunadamente solo me vieron de lejos algunos hombres que estaban comiendo en un puesto en la esquina pero como estaba bien tapadita con mi abrigo no les llame la atención aunque la verdad estaba un poco caliente para el abrigo que llevaba. Cuando llegue a donde había quedado de verme con mi amiga por un momento me sentí decepcionada porque no había nadie pero en menos de un minuto llego. Se bajo del carro y me dijo: hola manita, perdón que me tarde pero uno de mis clientes no me dejaba salir jeje, hasta me pago extra y pues me quede un poco mas. No te preocupes – le dije – apenas acabo de llegar. Bueno amiguita, a ver quítate ese abrigo, te quiero ver bien. Con algo de nervios me quite el abrigo. Guauu, estas súper sexy amiga, me vas a quitar toda la chamba, jeje, No claro, con tus clientes no me meto. No te preocupes solo era broma, vas a ver que llegan tantos clientes que no nos damos abasto. Normalmente somos unas 5 o 6 chicas travestí las que estamos ahí pero hoy solo somos 4 conmigo así que te va a sobrar chamba amiguita. Como te sientes? Nerviosa? Si un poquito, nunca he hecho esto. Que? No te han cogido? Apoco.. No claro, me han cogido muchas veces pero nunca me han pagado, Ahh pues eso solo lo hace mas rico. Oye y si algún cliente no me gusta? Pues no te vas con el y ya, no creas que nos vamos con cualquiera si se ven borrachos o de muy mala facha no les hacemos caso. Ven vamos al carro porque ya se están acercando unos chavos al vernos y prefiero no levantar clientes hasta llegar al lugar donde siempre me pongo, porque ahí todos saben que somos chicas transvesti y no hay problema, en otros lados algunos se pueden enojar si se dan cuentas del tipo de chicas que somos.

Nos subimos al carro y arranco, en el camino me explico mas de cómo funcionaba el negocio, cuando cobrar por una cogida, una mamada, por un tiempo determinado y si era mas de un cliente. Ya que llegamos cerca se dio una vuelta en el carro para que viera, me explico que en la Calzada había 3 y a veces cuatro cuadras donde las chicas buscaban clientes pero que las chicas trans solo nos poníamos en una de esas para que no hubiera sorpresas para los clientes que buscan chicas “normales”, también me explico que antes de ponerme en la esquina íbamos a ir con unos patrulleros que siempre estaban ahí para que me conocieran y que muy discretamente les tenia que dar una propina porque estos policías no solo no nos molestaban sino nos defendían si alguien se ponía pesado. Finalmente entro al estacionamiento de un hotel y me explico que ahí era adonde tenia que llevar a los clientes, que ellos tenían que pagar el cuarto en efectivo y que al final de la noche cuando ya me fuera a ir tenia que ir al hotel para que me dieran una propina según el numero de clientes que había llevado, me llevo también con el encargado para que me conociera, el encargado me llevo a un cuarto para que lo viera, me explico que en varios lugares del cuarto había botones escondidos para que yo los apretara si se ponía pesado un cliente, también me dijo que aunque debía cerrar el cuarto con llave cuando estaba con el cliente y poner el seguro, la gente del hotel tenia manera de abrir el cuarto y que si tocaba el timbre de alarma alguien estaría en el cuarto en menos de un minuto pero que no lo fuera a tocar a menos que de veras creyera que estaba en problemas serios. Los cuartos eran sencillos pero limpios y me explico que cobraban un poco mas que otros hoteles de paso precisamente porque era un lugar seguro y limpio y que entre cliente y cliente limpiaban totalmente el cuarto.

Ya lista para todo regrese con mi amiga y me fui a la esquina, había mucha gente en la calle no todos buscando chica, los hombres en general se me quedaban viendo con deseo, las mujeres como con coraje. En la esquina estaban otras dos chicas travestís las dos muy guapas y bien femeninas, iban aun mas encueradas que yo. Una básicamente solo tenia un brasiere bien escotado y unos shorts bien cortitos y la otra un vestido largo pero abierto de lado hasta la cintura y con un escote súper grande y sin brasiere. Cuando llegue no había ningún carro así que mi amiga (que se llamaba Yolanda) me presento con las otras chicas. Amigas, esta es Lety y va a trabajar aquí por lo menos hoy y si le gusta otros días aunque no diario. Hola Lety, estas muy guapa, gracias pero ustedes están mas.. En eso se paro un carro y bajo el vidrio, Yolanda me agarro de la mano y nos acercamos al carro. Hola nenas, como están? Muy bien y tu, papi? Vas a ir al hotel? Quien te gusta más? Mi amiguita Lety o yo? Las dos cogemos bien rico papi. A ver acércate tu Lety. Toda nerviosa pero bien excitada me acerque. Hola como estas? Muy bien, nena, sobre todo viendo niñas tan lindas como tu. Oye estas muy jovencita pero ya eres mayor de edad verdad? Si tengo 19 años. De veras? No quiero meterme en líos por ir con una menor de edad. No papi, no te preocupes, me veo chiquita pero ya soy mayor de edad y sabes que? Que? Dicen que mamo muy rico papi y que tengo mi culito bien apretado y caliente, quieres ir al hotel? Si, creo que si cuanto cobras nena? 300 pesos si nada mas quieres una mamada, 500 por cogerme, 1000 por estar una hora en el cuarto haciendo todo lo que quieras. Mmm, a ver voltéate y levanta tu faldita. Bien excitada y sin pensarlo me voltee y me levante la falda y me acerque para que viera bien mis nalgas. Para mi sorpresa me dio un besito en las nalgas y me las pellizco despacito. Mmm, nena, estas bien buena, me encantan tus nalgas, definitivamente te quiero coger, vamos al cuarto y te doy los 500 para cogerte rico pero no me vas a estar apurando verdad? No papi, como crees al contrario me gusta que los hombres aguanten un buen rato con su verga en mi culo me hace sentir bien rico. OK, nena, súbete rápido que ya me pusiste bien caliente.

Me voltee para despedirme de Yolanda y la vi que se subía a otro carro, las otros chicas ya estaban también haciendo el trato con otros clientes y me di cuenta que tenia razón Yolanda e íbamos a estar muy ocupadas toda la noche. Me subí al carro y al hacerlo la falda se me subió y se me vio toda la tanga, me la iba a bajar pero mi cliente (que me dijo que se llamaba Antonio) no me dejo y me agarro mi cosita encima de mi tanga. Mmm, nena tienes cosita verdad? Si, claro pero esta bien guardadita. Y se te para todavía nena? Si, no es grande pero mientras me cogen se pone bien durita y me gusta que me la agarren mientras me cogen, pero eso si, solo para que quede claro no me gusta meterla yo, me gusta que me la metan. Si nena, eso es lo que me gusta pero me calienta ver que la verguita de la chica que me cojo este bien parada mientras lo hacemos y de preferencia que se venga al coger. Mmm si me la metes rico y duro si me vengo papi. Ande vamos ya a coger ya me calentaste también a mi. Mientras le decía eso me le arrime y le acaricie su verga encima de su pantalón. Ya estaba medio dura y la talle para ponérsela mas rica.
OK, nena espérate, no me vayas a hacer venir quiero venirme en tu culo. Pues vámonos ya papito que esperas?

Arranco y en menos de 2 minutos entramos al estacionamiento del hotel, antes de bajarnos y aprovechando que estaba oscuro le abrí el cierre y le saque la verga, le di un par de apretones con mi mano y luego me agache y se la bese y luego cerre mi boquita alrededor de la cabecita de la verga despacito y le lambí la puntita. Dure así un ratito y luego se la volví a meter mientras le sonreía muy picara quería yo que no le quedara duda de cuantas ganas tenia de que me cogiera. Nos bajamos y entramos al hotel, yo pedí el cuarto y mi cliente lo pago, me dieron la llave y agarrándolo de la mano lo lleve al que nos había tocado, afortunadamente nos toco un cuarto muy cerca de la recepción porque para ese momento ya los dos queríamos coger rápido. Entramos al cuarto y mientras cerraba con el seguro mi cliente me empezó a quitar el vestido, me deje y pronto estaba en el suelo, quiso quitarme el corsé pero me aleje y sonriendo le dije: OK, papi tengo muchas ganas de coger pero negocios son negocios, me pagas por favor? Si nena claro, saco la cartera y me dio 5 billetes nuevecitos de 100 pesos, rápido los guarde en mi bolsa
Me voltee y el me abrazo y me empezó a besar el cuello y alrededor de mis tetas, yo le desabroche la camisa y mientras le ofrecí mi boca para que me besara. Yolanda me había platicado que generalmente no dejan que las besen en la boca pero a mi eso me encanta y pensé que si me portaba así pronto iba a tener mas clientes. Me beso bien rico mientras me bajaba mi tanga y yo al mismo tiempo le desabroche el cinturón y le baje los pantalones y los calzoncillos y le apreté la verga con mi mano para ver como la tenia. Se acabo de encuerar mientras yo me baje las copas del corsé y me empecé a pellizcar mis pezones. No te quites el corsé, amor déjatelo porque te ves muy rica con el, tampoco te quites tus zapatos. Se sentó en la orilla de la cama y sin decirle nada me arrodille y empecé a darle la mamada mas rica que sabia dar. Le lambí de arriba abajo, le bese todo el tronco y le di de lengüetazos a la cabeza, ya estaba dura cuando empecé pero en cuanto se la bese se puso increíble, dura, con la cabeza bien hinchada y moradita, como ya estaba muy caliente su verga ya estaba mojada con sus juguitos y se la lambí saboreándolos. Mientras me le quedaba viendo a los ojos, se que a los hombres les encanta ver la cara de una chava mientras les mama la verga.

Ya mami, siéntate en mi verga ya. Antes ya había sacado un condón y mientras lo seguía acariciando con mis manos se lo puse. Luego me paré para que viera como mi cosita estaba parada de la excitación y me acomode encima de su verga, el me agarro de las nalgas y me las separo, yo agarre su pene y lo talle primero despacio en mi rajita eso me calienta mucho y además así se le paro mas y mi culito se relajo, sabia que no iba a ser fácil que me entrara porque la tenia bien gruesa y ya tenia un buen rato que solo mis deditos entraban en mi culo. Me acomode la punta en mi ano y me baje un poquito, gemí al sentir el primer piquetito en mi culo, el me quiso empujar pero no me deje, me aleje un poco y luego otras vez me senté despacio apretándole bien su verga mientras la acomodaba en mi hoyo. Ahora si deje que me abriera y despacito deje que mi peso me clavara en su verga, estaba yo súper apretada y dio trabajo que entrara la cabeza pero estaba bien lubricada y mi cliente me tenia las nalgas bien separadas y finalmente con un ola de placer y un poquito de dolor me entro.

Me baje bien despacio mientras nos besábamos y el me acariciaba mis tetas y mi cosita que estaba bien dura y frotaba contra su estomago. Después de un buen ratito sentí sus piernas en mis nalgas y supe que ya la tenia toda adentro. Me quede quietita un momento para acostumbrar mi culo al invasor y luego ya me empecé a mover, girando mis caderas y subiendo y bajando saboreando cada centímetro de la tranca durísima que tenia en mi culo. De tanto placer no podía ni hablar, mi cliente me tenia bien agarrada de las nalgas y cuando me bajaba me empujaba para metérmela toda. Después vi que estuvimos un buen rato así mas de 15 minutos, de repente me dio un nalgada bastante fuerte y de la sorpresa me deje caer de un solo sentón en su verga como la había tenido casi afuera la sensación de que me entrara toda de un jalón fue increíble. El me apretó fuerte sin dejarme ya moverme mientras me chupaba duro uno de mis pezones, empecé a sentir su verga contraerse y apreté mi ano lo mas fuerte que pude para hacerlo venirse. Sentí como su pene temblaba al echar su semen y ya no aguante mas y me vine llenando su estomago de mi leche. Cerré mis ojos al venirme y casi me desmayo, me quede un rato así clavada hasta que su pene se aflojo y se salio de mi culo.

Le di un besito y me fui al baño a limpiarme, vestirme, arreglarme el pelo y retocar el maquillaje, también me volví a lubricar mi ano para estar lista para el siguiente cliente, note que mi ano había quedado bien abierto de la cogida, extrañe el sentir que no estaba lleno de leche por el condón pero ni modo, cuando cojo con mis amigos lo hago sin condón y me encanta sentir como me escurre el semen después de coger, pero con los clientes prefiero no arriesgarme y usar condón. Cuando salí el ya se había vestido también y se ofreció a llevarme de regreso a la esquina pero le dije que prefería caminar. Te busco pronto Lety, vienes diario? Hoy fue la primera vez que me puse aquí pero voy a venir seguido pero no creo que diario. Bueno te busco, ven pronto porque me encanto cogerte, eres increíble y coges riquísimo. Gracias papi, diles a tus amigos para que vengan a cogerme OK? Claro nena te voy a recomendar y ten estuviste tan rica que te mereces una propina también por dejarme besarte en la boca y mamarte las chiches que otras putas no dejan que uno haga eso. Me dio un billete extra de 50 pesos y le di las gracias con un beso rico en la boca.

Salí del hotel bien contenta y camine despacito a la esquina, saboreando la sensación de ser una prostituta de verdad, cuando llegue a la esquina solo Yolanda estaba ahí y no había carros. Hola Lety, con la cara que traes ni te necesito preguntar como te fue. Te cogieron rico verdad? Si, amiga riquísimo y hasta propina me dieron, tu crees? Por disfrutar y hacer lo que mas me gusta me dieron propina jeje. Claro amiga de eso se trata de ganar dinero haciendo lo que mas le gusta a una, ven amiga hay un carro con dos chicos vamos a acercarnos. Dos chavos jóvenes estaban en el carro, coqueteamos un rato con ellos, yo me agache para que uno me pudiera agarrar las tetas, hicimos el trato y las dos nos subimos al carro, me hubiera gustado coger los 4 en el mismo cuarto pero cuando llegamos cada chavo pidió un cuarto. El chavo que me toco se veía un poco tímido pero muy guapo y en cuanto le saque su verga me empujo a la cama, vi que no quería perder el tiempo así que solo me asegure que se pusiera el condón y me baje la tanga y subiéndome la falda me puse de perrita en el borde de la cama, el se acerco y me agarro las nalgas para abrírmelas, yo se la acomode en mi hoyo y de un solo empujón bien rico me la metió hasta el fondo. Tenia tantas ganas el chavo que ni oportunidad me dio de pedirle que me pagara primero y en cuanto tuve su verga adentro se me olvido, este la tenia menos gruesa que el cliente anterior pero mas larga así que sentí que me llego hasta adentro. Me cogió bien rico así pero no mucho tiempo, pronto lo sentí que se venia, como yo me acababa de venir no tuve un orgasmo esta vez pero de todas formas sentí riquísimo. En cuanto me la saco le pedí mi dinero y me dio no los 500 sino 600, para agradecerle la propina le quite el condón y con mi boca le limpie la verga, chupando hasta la ultima gotita de su leche, para mi sorpresa se le volvió a parar y aunque pensé que le debía cobrar extra no me importo seguí mamándolo lo mas rico que pude hasta que se vino en mi boca y me volví a comer toda su leche. Me quiso dar mas dinero por la mamada pero le dije que estaba bien que era cortesía de la casa, prometió también buscarme pronto y traer otros amigos y me dijo que estaba yo súper buena y cogía increíble, le dije que de preferencia se trajera a otro amigo que quisiera cogerme al mismo tiempo que él porque me encantaba coger con dos al mismo tiempo, me dijo que pronto iba a venir con un amigo suyo que tenia la verga muy grande y al que eso de coger de a dos con una chava le encantaba.

Ya vestidos los dos salimos, le acepte que me llevara de vuelta a la esquina para llegar mas rápido y para descansar un poquito. Cuando me dejo en la esquina estaba Yolanda y había otras dos chicas mas aparte de las que ya estaban así que ya éramos 6 putas conmigo en esa esquina, Yolanda me presento a las otras chicas, pensé que a lo mejor que con tantas chicas ya no iba a tener muchos clientes pero en eso se pararon varios carros y aunque yo fui la ultima en acercarme todas agarramos cliente en menos de 5 minutos, Yolanda me había dicho que muchas veces había mas clientes con nosotras que con las chicas normales y al ver eso le creí.

Mi nuevo cliente era un señor un poco mayor muy bien vestido que me ofreció pagarme los 1000 pesos para estar conmigo una hora, porque me dijo que le gustaba coger con calma y que estaba yo tan bonita que me quería besar y acariciar toda antes de cogerme, me pregunto que si me dejaría besar en la boca y encuerarme toda y le dije que si que todo lo que quisiera menos cosas violentas o cochinas, aunque unas nalgadas si me podía dar mientras cogíamos. En cuanto llegamos al cuarto me dio los mil pesos que guarde en mi bolsita que empezaba a estar llena de billetes se sentó en la cama y prendió el radio que estaba en el buró y busco una estación con música suave y me pido que le hiciera un strip tease le dije que no sabia bien hacerlo pero me dijo que no me preocupara que solo bailara como lo sentía. Curiosamente aunque nunca había hecho algo así, me di cuenta que tenia instinto para moverme, me gustaba bailar y pronto agarre el ritmo y me moví lo mas sensual que pude toda la primera canción no me quite nada de ropa solo me apreté mis tetas encima de mi vestido, me metí la mano en mi tanga y me lambí los labios con mi lengua, me acerque a el pero no lo deje que me tocara, me voltee y acerque mis nalgas a su cara y las gire, cuando voltee vi que ya se había sacado la verga y que ya la tenia bien dura, se la estaba agarrando despacito mientras yo bailaba, me dieron muchas ganas de agarrársela pero sentí que el quería que lo calentara mas sin tocarlo, empezó otra pieza y me baje despacito la parte de arriba del vestido, mis chiches se veían ricas casi saliendo del corsé y se las acerque a la cara pero otra vez no deje que las tocara. Me aleje otra vez y pare mis nalgas y me subí el vestido para que me viera las nalgas me acerque a el sin voltearme y me abrí la nalgas con mis manos mientras me movía, le dije que le daba permiso de darme un besito si quería pero solo uno, me dio un beso en las nalgas y me lambió un poquito con su lengua, me aleje otra vez y me hice a un lado el hilo de la tanga, me agache mas y me volví a abrir las nalgas lo mas que pude, le dije que podía lamberme tantito si quería, lo hizo y con su lengua recorrió mi raja y me dio piquetitos en el culo con su lengua. Ya estaba yo súper caliente, me aleje y me quite totalmente el vestido y luego despacito bailando y acercándome y alejándome me fui destapando primero una teta luego la otra y cuando termino la segunda canción me quité el corsé y quede solo en tanga y ya se me veía mi bulto porque estaba caliente, con la tercera canción volví a bailar, me puse en 4 patas y me moví así en el piso moviendo mis nalgas y mis tetas, mi hoyo se podía ver porque había dejado el hilito a un lado y así de a perrita le dije que me podía besar y lamber mas y dar unas nalgadas si quería. Se acerco y me dio una nalgada rica pero no muy fuerte en cada nalga.

Eso me calentó mas y aunque me estaba gustando lo de bailar así también ya estaba que me moría de las ganas de que me la metiera o por lo menos chupársela, así que me pare y despacito me baje la parte delante de la tanga hasta que mi cosita parada saltó, al verla mi cliente abrió mas lo ojos y se masturbo mas rápido. Me acerque y lo deje que el me bajara la tanga hasta mis tobillos, sin pedirme permiso se acerco y me dio un besito en la punta de mi cosita que se paro mas aun, me aleje un poquito, saque mis pies de la tanga, le pregunte que si quería que me quitara los zapatos y me dijo que no, le baile un poquito mas de frente, acercándome y alejándome, mientras me apretaba mis tetas y mi cosita. Tu me dices cuando ya me quieres coger papi y que sea rápido que de bailar ya me calenté, estoy bien cachonda y me urge tu verga en mi culo o al menos en mi boca. Luego me la mamas ahorita ya siéntate en mi verga, rápido agarre un condón y se lo puse después de darle una chupadita y sin rodeos me voltee y de espaldas a el me di un sentón mientras el me abría las nalgas con sus manos y yo me la acomode, de un solo sentón rico y lento quede bien ensartada, con toda la excitación que había acumulado al bailar fue la penetración mas rica de la noche.

Ya que la tuve toda adentro me quede quieta por un momento y mientras el me besaba el cuello, las orejitas y la boca y me agarraba mis pezones y mi cosita. Ya no aguante mas y empecé a moverme en su verga, girando, subiendo y bajando mis nalgas, el me agarraba de la nalgas y de vez en cuando me daba nalgaditas, estaba bien caliente y aunque sabia que mi cliente todavía quería que fuera despacito estaba demasiado excitada para contenerme y empecé a moverme lo mas rápido que podía, a apretar su pene con mi culo y en general a coger con la mayor desesperación de hacia mucho tiempo, era increíble esta era la tercera verga de la noche y todavía estaba ansiosa por mas. El ya también no se contuvo y empezó también a moverse rápido, los dos ya no hablábamos solo jadeábamos, de repente se levanto de la cama un poco y con eso me la metió mas adentro, ni supe bien como le hizo pero de repente estaba yo tirada en la cama boca abajo y el me la metía con todas sus fuerzas, me puse de a perrita para saborear mas y le dije: ahh si así muévete rápido papa, coge a tu puta bien fuerte. Me hizo caso y casi me desmayo al sentirlo que me pellizco fuerte mis pezones y me la clavo una vez mas. Ahora solo se oían nuestros jadeos y el choque de sus piernas con mis nalgas, yo casi ya no podía moverme y mi cliente me seguía cogiendo sin piedad. Pronto lo sentí que su pene se hinchaba mas y supe que se iba a venir, cerré mis ojos y empecé a sentir las contracciones de su verga, al mismo tiempo me apretó mi cosita con su mano y ya no pude mas con un grito de placer me vine y eche muchos chorros de mi lechita en la cama, me siguió dando un poco mas y por fin me soltó, me desplome agotada en la cama y el se dejo caer a mi lado. Después de un minuto me recupere y vi que su verga estaba toda húmeda de su leche, ya se había quitado el condón. Así que me acerque y empecé a usar mi lengua para limpiarlo. Estuvimos así medio dormidos un rato, yo seguía dando chupaditas a su verga como que no quería soltarla. Luego sentí que se ponía dura otra vez y se la mame duro como se acababa de venir duro bastante pero lo mame sin parar hasta que logre lo que quería, que se viniera en mi boca, me comí toda su leche y se la ofrecí en mi boca, el no dudo y me beso y compartimos su semen bien rico.

Cuando me recuperé vi que ya había pasado mas de una hora, me dijo que se tenia que ir que si no me importaba regresar sola a la esquina y me dijo que un día quería alquilarme para todo un fin de semana y me dio su teléfono, le había platicado que apenas estaba empezando en esto y me dijo que si tenia ganas de trabajar pero no de ir a la esquina que le hablara y nos veíamos. Me gusto la idea del fin de semana y quede de hablarle para ver cuando lo podíamos hacer. Se acabo de vestir y se fue, yo me quede un momento en la cama todavía totalmente desnuda y agotada, pensé en ya irme, había logrado ya la meta de coger con 3 clientes, pero todavía era temprano así que decidí darme un baño para descansar un poco y estar bien fresca otra vez (ya olía a sudor y a semen). Me di un buen baño, me volví a maquillar, perfumar y lubricar y cuando agarre mis calzoncitos para ponérmelos me di cuenta que mi cliente me había dejado otros 200 pesos de propina y una nota que decía que era yo fabulosa y que le había encantado envueltos en mi tanguita. No lo podía creer en solo dos horas y con 3 clientes ya tenia 2350 pesos, eso me motivo mas a volver a la esquina y tener mas clientes.

Volví y ahora solo había otra chica nueva, platique con ella un poquito pero pronto agarro cliente y en unos minutos mas yo también, al subirme al carro vi llegar a Yolanda y la salude, ella me cerro el ojo. Bueno, para ya no contar tan largo tuve otros 5 clientes y trabaje hasta las 3 de la mañana, al final tenia 6000 pesos y cuando me fui a despedir (con Yolanda que me iba a regresar a mi casa) del encargado del hotel me sorprendí cuando me dio otros 800 pesos, 100 por cada cliente que había llevado así que en una noche había ganado mas que mi papa en una semana, no lo podía creer. Yolanda me llevo a mi casa como ya era muy noche le dije que si no se quería quedar conmigo a dormir, me dio las gracias pero me dijo que se tenia que ir. Le ofrecí darle algo de lo que había ganado por su ayuda pero no lo acepto, solo quedo en venir por mi al otro día (mis papas iban a estar fuera una semana y después de esa noche tenia toda la intención de ir de puta todos los días). Me desvestí, me volví a dar un bañito y con una pijama muy tierna de ositos que me había dado un novio me quede bien dormida, totalmente agotada y satisfecha con mi nueva carrera de prostituta soñando en todas las cosas que iba a comprar con lo que había ganado.

Ver más relatos eróticos