Perdí por una moneda y me gusto... 1 parte

enviado por Moni

Esto paso, miércoles en un bar. en colegiales, ,tomábamos un café con amigos de 16 y 18 años , listo para empezar el día laboral, Carlos dice tengo ganas de hacer un juego cara o seca el que pierde chupaba la pija al que gana ,los tres restante nos miramos,,,que ???? si ,si..yo le digo estas en pedo ,dale si nos gusta la pija mas que nada ,,, si los 4 tenemos fantasía de disfrutar nuestros cuerpo ,,,un largo silencio se produjo ,,,Carlos, no me dejen solo ahora. Salta luisito dale me gusta la idea al que le toca le toca,,diego yo ...dudamos un poco hasta que nos miramos temblando ok dale....buenísimo , armamos las parejas ,a mi me toco Carlos , Luís y diego,,bueno quien va primero l y d , al mejor de tres dale ,, el primero perdedor fue diego ,,Carlos dice dele al baño a cumplir, jajaja,,ahora quedamos vos y yo tira , bueno ,final del juego perdí...carlitos se refregaba las manos y me dijo al oído vas a ver que pijon te vas a comer ,yo temblando.....esperemos que salgan estos dos y vamos....sale primero diego con una sonrisa , le pregunte te gusto sisisiiiiii., relájate ..no tengas miedo,,sale Luís pasen a disfrutar ,,Carlos ya se paro vamos ,,,yo ya no sabia que decir ,Carlos entro al baños se bajo la cierre de su pantalón me miro .
Desde ahora .Te voy a hablar como una chica, , porque eso es lo que sos, te voy a llamar Mónica.-
.- Si, si , decime Mónica.-
Bueno, entonces Mónica ponete de rodillas delante mío y chupármela.-
Obedecí sumisa. Me arrodillé frente a mi amo quedando delante de mi cara su pija bien parada. Se la tomé con una mano, y la acaricié, me encantaba sentir su suavidad en mi mano, suave y a la vez dura y fuerte. Me acerqué y le dí un beso, un beso tierno, un beso amoroso en la punta de su cabecita, mejor debo decir su cabezota. Luego saqué la lengua de mi boca y comencé a lamerle la cabeza. Un sabor saladito y sumamente agradable me embargó. Lamí con rapidez, ¡me encantaba!, y no paré de hacerlo hasta que estuvo toda la cabeza húmeda con mi saliva. Carlos me dejaba hacer, concentrándose en sentir, con los ojitos cerrados. Miré hacia arriba y vi su expresión de placer en la cara y eso me gustó y me hizo sentir que quería seguir dándole placer, cada vez más placer, era mi obligación como la puta esclava en que me estaba convirtiendo. Entonces abrí mi boca y aprisioné con mis labios la cabezota, mmmmm, que rica era, y que caliente se sentía en mi boca, chupe, haciendo que se metiera en mi boca, seguí haciéndolo hasta que el glande estuvo todo dentro de mi boca. Chupe, chupe con gran gusto, me encantaba hacerlo, comencé a chupar solo la cabeza, pero la mano de Carlos en mi boca me obligarme de tal modo que me metía hasta la mitad de la pija adentro, mas no me cabía, pero por suerte con eso Carlos estaba satisfecho, y yo ni hablar, era mi primera vez y sentía un gusto indescriptible en estar chupando una pija así grande. Me afirmé en el piso me agarré de sus fuertes muslos y chupe su verga como una esponja.-

.- ¡Así, así!, que bien me la chupas, que puta sos Mónica, seguí... siii, agggggg

Un chorro de leche cálida chocó con mi garganta y se deslizó dentro de mí. Pero después, hubieron más, muchos más en mi boca, en mi lengua, era de un sabor tremendamente salado y no tan agradable, no importa, pensé, mi macho me da su leche, y yo debo chuparla, y lentamente me la fui tragando toda, al menos toda la que quedó en mi boca, porque me dio tanta leche que mucha se escapó de esa boca y chorreó por los costados de mis labios, cayendo y goteando desde mi mentón.

Me porté como la puta y seguí chupando y tragando, hasta que sentí la pija de Carlos flácida. El la sacó de mi boca y me dio su mano para ayudarme a ponerme de pie, se comportaba como un caballero.

.- Que bien estuviste Moni, hacía rato que no me la chupaban así.-

.- Gracias, Carlos, me gustó mucho chupártela.

El me sonrió ¡y me dio un beso!, en la mejilla, como si fuera una mujer.
...Esto recién comienza,,jajajaja
, salí del baño con una sonrisa ya no estas temblando, lo miro a diego y a Luís, si, ahora estoy feliz, nunca pensé que una moneda cambiaria mi vida jajajaja.
Carlos los mira les presento a moni, mi mujer jeje. Yo sonríe..
Encantado, yo soy Luis y ella ale (diego) jajaja
Los 4 contento salimos del bar camino a nuestro reparto, el sábado la seguimos, OK dale se viene a casa dijo Carlos....pronto contare la perdida de mi virginidad,,,

Ver más relatos eróticos