Un fin de semana de amor

enviado por Paula

Hola chicos y chicas, soy PAULA, relate una vez mi historia con mi primo Felipe y me muero de ganas de contarle los que paso este fin de semana.
Desde nuestra primera vez, siempre hemos sido amantes, no soy una chica full, pero tengo un hermosa cuerpo de nena, nos comunicamos por redes sociales y teléfono, y me vestía para el de chica cuando hablábamos por webcam o le enviaba fotos.
Durante un tiempo no nos comunicamos, pensé que se olvido de mi y eso me tenia muy triste, un día después de unos meses, envió un mensaje que decía:
- Te envié un regalo espero que te guste hablamos luego.
Llego su regalo por mensaje durante el día, en la noche me llamo.
- Hola nena, perdón por dejarte por tanto tiempo, pero te tengo una sorpresa.
- Vamos me podrías avisar que no me hablarías durante días.
- solo te diré que llego el viernes a las 18 horas al terminal ven a buscarme, como Paula, besos te quiero mucho, pruébate el regalo.
Revise el regalo y era ropa de nena muy linda, jeans, peto, ropa interior, chaqueta, y muchas cosas muy sexys, porta ligas, pantys caladas, zapatos, un corset negro con rojo.
La idea de salir vestida de chica a la calle, me ponía nerviosa y a la vez me gustaba mucho la idea, busque a un estilista que fuera a domicilio en Internet, lo cite para el viernes a las 16:30.
El día viernes llego y estaba nerviosa y muy excitada con la propuesta, me duche y el estilista llego a la hora acordada, le dije que tenia una cita que quería verme muy hermosa, ella un chico muy afeminado y me pregunto que vestiría, le dije y me pinto las uñas, me maquillo y me peino, me dejo muy hermosa, pague sus servicios y me vestí, pataletas de encaje color uva, sostén en juego, pantys caladas, jeans peto blanco y una chaqueta corta, me mire al espejo me y no lo podía creer saldría mi primera vez a la calle y me veía hermosa.
estaba muy nerviosa y mientras caminaba a tomar un taxi, los hombres volteaban a mirar, y recibi uno que otro piropo, en el terminal mientras esperaba un tipo se me acerco y le dije espero a mi novio y sus ganas de hablar se espumaron, creo que quería seducirme y eso me ponía muy contenta y me sentía una verdadera chica.
Llego Felipe, me abrazo y me beso.
- que hermosa te vez.
el viaja liviano pues tiene ropa en mi departamento.
- vamos a comer algo tengo muchas cosas que contarte.
- bueno, dije vamos, las miradas de los hombres me encantaban.
- muy complicado lo que pedí.
- para nada, le dije solo estaba nerviosa pero ya no.
lo tome de la mano y el me abrazo, terminamos de comer.
- vamos te tengo una sorpresa.
caminamos y llegamos a un motel, muy lujoso, entramos y en recepción, no pidieron nada solo nos dieron la llave de un cuarto, había de todo champang, para picar y una ramo de rosas.
- son para ti nunca vinimos a un lugar de estos y quería que te sintieras como una verdadera chica.
- gracias lograste, todo lo que quería y nunca me atreví.
Hicimos el amor por un rato y era todo muy agradable, nos fuimos al departamento y de paso compramos algo para celebrar, aun no decía que y eso me intrigaba, pero que otros hombres me miraran me llevaba a despreocuparme.
llegamos a casa abrió unas cervezas
- brindo por nosotros, por que estamos juntos.
- me contaras tu sorpresa o debo adivinar.
- me vengo a vivir con usted.
quede en silencio y sin poder decir nada.
- si junte un dinero me compre un predio, lo esta administrando un matrimonio amigo, me da para vivir y también ayudaran a mi viejo con el fundo del abuelo.
- y tu que harás, pregunte.
- me vengo a santiago a estudiar, para tener hacer crecen el negocio, papa esta de acuerdo, y como usted es mi mena me vengo a vivir con usted.
No lo podía creer, tendría a mi hombre todos los días, y podría ser su putita cuando el quisiera, brindamos y nos besamos apasionadamente, he hicimos el amor otra vez, nos quedamos dormidos y el estuvo todo el fin de semana aquí y para mi.
El esta en el sur esta semana, pero la próxima entra a clases así que se vendrá a vivir con su primo para sus padres, pero yo seré su putita todos los días, su amada PAULA.

Ver más relatos eróticos