Una Noche Caliente

enviado por virguita 2

Estaba sola en mi apartamento,era un viernes en la noche cuando decidí visitar un bar cercano de gays.Me vestí con calsoncitos rosados y brasier del mismo color,blusa transparente blanca y pantalones rojos.
llegué al mostrador y pedí un coctel y luego me senté en una mesa cercana.Al rato de haber tomado el trago empecé a sentir deseos incontralables de que me penetraran, era una sensación rara y al mismo tiempo placentera, agachado en el mostrador estaba un hombre maduro, en mi desesperación me senté junto a el y empecé a tocarle los muslos mientras le susurraba al oído Papito eso que tienes en medio de tus piernas es divino, mientras le acariciaba el bulto el cual no era muy grande pero rapidamente empezó su erección con lo cual mi exitación subio al máximo quiero que me lo metas porque ya no me aguanto más le dije, en seguida lo tomé de la mano y lo llevé al sanitario en donde le abrí la bragueta y me bajé el pantalón de inmediato me lo metió completo y después de varios bombeos sentí que se derramaba dentro de mi, cuando que subí el pantalón ya no estaba y yo estaba emparamada.
Volví a mi mesa pero seguian unas tremendas de tener algo adentro de mi culito, cerca se colocó un joven de raza negra que empezó a tomar aguardiente deseperadamente, despues de un rato no me pude contener y me le acerque y empecé a decirle al oido negrito lindo me gustas mucho y luego le metí la mano y me encontré con un paquete enorme en donde podia palpar un miembro enorme con unas pelototas descomunales, lo tienes muy hermoso y grande atiné a decirle y lo quiero tener adentro de mi ensegida se lo sacó y me bajé el pantalón me senté encima me entró con alguna dificultad y algo de dolor pero sentia que llenaba completamente mi culito y creo que me llegaba hasta la garganta, nunca había tenido ese sensación de sentirme tan abierta y cuando enpecé a cabalgar era como estar en el cielo, despues deun rato se deramó abundantemente en mis entrañas le dí un beso y sali del bar pero seguía mi arrechera tanto que empecé a monosear al portero logrando chuparsela por un rato hasta que se vino en mi cara y en mi blusa.
cuando salí habian tres muchachos que empezaron a tocarme y cuando percibieron que estaba empapada de semen me encerraron en una pieza en donde por turnos me violaban mientras me abligaban a mamarselos, estbe hasta la madrugada en este ajetreo y cualdo llegué a mi apartamento estaba bañada en semen y con el culito muy abierto tanto que me pude intrucir un consolador enorme en forma de pene que habia comprado pero que a pesar de varios intentos no me cabía,lo metí todo y me hice la paja delisiosa y dormí con el adentro.Al dia siguiente me duche y en el espejo observé que mi culito estaba enorme y yo muy satisfecha de mi aventura
muchos besos.

Ver más relatos eróticos