comienzo

enviado por martyna

hola soy martyna, 22 años 1,78, pechos de hormonas, lindas piernas y cadera.
mi vida comienza a los 10 años, cuando comienzo a vestir ropa de mi hermana mayor, vivía con mis padres, y mis dos hermanas en ese entonces una de 18 y la otra de 12, a esta ultima le sacaba la ropa para vestirme y sentirme nena, lo hice en secreto durante años, cuando me quedaba sola me vestía y deambulaba por toda la casa, cuando tenia 13, mi hermana ya tenia ropa mas sexy que al principio y cada vez me gustaban mas sus prendas.
un dia mi hermana llego con luis un "amigo", me saludo y le dijo a mi hermana que linda tu hermanita, ella lo miro y le dijo es un chico, a perdón ando distraído dijo el.
me quede pensando si sabia algo o se dio cuenta de algo, estaban estudiando en la pieza de mi hermana y fue al servicio y al pasar me dijo, después podemos hablar los dos si quieres, me quede de una pieza, remato diciendo no te preocupes somos iguales.
me quede pensando en eso, me contacto por una red social y puso una conversación privada, después de los saludos y hablar un rato me dijo que se dio cuenta que me gustaba vestir de nena, por que el también lo hacia, me hizo esperar un rato y aparece vestido de nena se veía muy hermosa, me llamo maura me dijo, y tu martyna.
maura: que lindo nombre.
yo: gracias.
maura: quieres vestirte para verte.
yo: es complicado debo sacarle ropa a mi hermana.
maura. vale para otro día.
conversamos mas de cosas triviales y gustos, sobre chicos y le dije que era virgen.
un dia maura me invito a su casa, dijo que falta al cole y fuera para prestarme un poco de ayuda.
acepte y nos juntamos durante la mañana en su casa, vestía con un buzo muy suelto.
maura: hola amiga, pasa.
yo: hola como estas.
maura: bien te esperaba.
yo: que bueno.
maura: ven vamos al baño.
fuimos me hizo desnudar y me miro de pies a cabeza.
maura: necesitas algo de retoque, pero tienes un hermoso cuerpo.
me dijo que me mojara el cuerpo en la ducha, me dio una crema y me hizo untarlo en todos lados, incluso entre mis nalgas.
maura: debemos esperar un poco mientras, pon tus manos en el lavado.
así lo hice y lubrico mi ano, metió un dedo y pregunto si me gustaba, no me incomoda le respondí;
luego metió una especie de tapón pequeño de silicona y no sentí dolor era muy blando, me metió a la ducha, quito la regadera de la manguerita y la puso dentro de mi ano, eso dolió un poco, dio el agua y lleno mis entrañas con agua tibia, puso el tapón nuevamente.
maura: es para hacerte aseo intimo.
yo: no me ara daño.
maura: no yo lo hago así, es mas fácil.
me quite la crema y mi cuerpo ya no tenia un solo bello, ni en mis nalgas, una crema perfumada y listo, me cubrí con la toalla y fuimos a su cuarto.
me dio una tanguita con encaje adelante color uva, un sujetador en el mismo tono, pantys hasta los muslos de encaje rojas, zapatos de tacón negros, una minifalda de cuero color negro, una blanca atada en el ombligo, recorto mi pelo para un peinado unisex, ya que yo lo tenia corte melena, cuando me mira no se notaba el cambio de mi corte, pero cuando me enseño a peinarlo parecía una nena, me hizo un poco las cejas, me puso pestañas, me enseño a maquillarme.
maura se puso ropa de nena y se veía hermosa, yo no paraba de mirar mi cambio en el espejo, estaba maravillada con mi aspecto nuevo.
hablamos como viejas amigas.
yo: mi hermana sabe de tus gustos.
maura: no, pero creo que sospecha, ademas me gusta su novio.
yo: te gusta ese pedante, que mal gusto.
maura: lo bueno es que si hablas cuento tu secreto.
Has estado con algún chico.
yo: nunca y tu.
maura: si, con unos cuantos y algunos han sido muy buenos.
yo: te a gustado.
maura: si quieres intentar.
yo: no se como.
maura: yo te enseño y un dia te invito a un carrete como martyna.
yo: y si no me gusta.
maura: jajajajajaja, te encantara, practiquemos.
yo: bueno, pero si no me gusta lo dejamos.
maura comenzó a besarme y como no tenia practica yo era muy brusca, ella me enseño a ser delicada y ardiente, con mucha lengua y usando bien los labio.
maura: aprendes rápido, ahora otra cosa.
fuimos a su cuarto nuevamente, saco un consolador de su closet, y me enseño a mamarlo, como hacerlo suave y con mucha energía, con cada avance ella se alegraba mucho, se puso en 4 sobre la cama y se quito su vestido y su tanga.
maura: pasa tu lengua por mi ano, y te diré lo que tienes que hacer mientras te lo hacen.
le bese sus nalgas y ella las abrió y comencé a meter mi lengua en su ano, ella tomaba mi cabeza y me cargaba despacio, y movía su culo para rozar mejor su ano en mi lengua; cambiamos y yo repetí cada paso, ella me decía eres una buena chica, aprendes rápido, ya a esta altura pensé que me penetraría y estaba tan caliente que ya no me importaba.
tomo el consolador, lo lubrico y comenzó a meterlo en el ano, muy despacio.
yo: pensé que tu me penetrarías.
maura: no me gusta, soy solo pasiva, y no se me erecta por completo.
mire su pene y era verdad, aun estaba lacio, a pesar de todo lo que hacíamos.
me enseño a moverme y me dijo que eligiera si seria moderna o pasiva, me explico que significaba eso.
yo: seré moderna cuando la situación lo amerite.
maura: me penetras.
yo: bueno, por todo lo que has echo por mi.
nos besamos y tuvimos un rico sexo, ella me enseñaba mas cosas aun.
llego la hora de retirarme y me dijo no te olvides de lo que te enseñe y como maquillarte, un día podemos salir de compras.
yo: bueno mientras pueda, no hay problema.
maura: cuando tenga una fiestas de aquellas te invito, para tu debut.
nos despedimos como buenas amigas y seguimos hablando por la red, y un día me invito a una fiestas de aquellas, pero eso se los relatare otro día, besos.

Ver más relatos eróticos