Mi inspiracion

enviado por Cindy

hola soy cindy, les conté como una chica del bus fue mi inspiración para poder salir a la calle como nena, y como adopte su personalidad y a pesar de no ser muy agraciada de cara parezco nena y me visto cada vez mas sexy.
un fin de semana me quede sola en casa mis padres salieron fuera de la ciudad, así que el viernes por la noche me vestí de nena y me masturbe penetrándome con un consolador hasta quedar agotada, me dormí sobre la cama de cansancio.
el sábado por la mañana sonó el despertador, a esa hora salia a trotar todos los fines de semana para mantener mi cola y mi físico, esta vez sola fue diferente, me duche y me puse un buzo de nena que guardaba, escondí muy bien mi pene como me enseño una amiga hace tiempo, que incluso trotando no hay temor que asome por delante de la tanga o lo que sea, salí así a la calle y primero comencé a caminar al parque probando que todo estuviera seguro, trote unas cuadras y volví a comprobar la seguridad, en ese lapso muchos chicos algunos ebrios por el trasnoche me miraban y me decían cosas, yo me sentía muy sexy y guapa.
llegue al parque y comencé mi rutina de abdominales, sentadillas, y luego un trote por el parque, fue en ese momento que se me acerca luis, un hombre de unos 28 años, así se presento, charlamos un rato mientras trotábamos y paramos un momento y le dije que iría al baño, que estaba por retirarme del parque.
para mi sorpresa el baño estaba cerrado y luis muy amable me ofreció el suyo que viva a una 2 cuadras del parque, quise ser provocadora y no ser descortés así que acepte.
fuimos a su departamento, me ofreció el baño y una bebida energética, hablamos un poco y dijo que vivía solo, se quito la polera con la escusa que estaba muy sudada, la idea era seducirme, pero al no notar nada se puso otra limpia.
le dije que me retiraría, pregunto si me quería quedar y le dije que estaba muy sudada que necesita un baño, me ofreció su ducha, le dije que no, que otro día podía ser, ademas si me quedaba se llevaría una sorpresa, me miro de pies a cabeza y me dijo cual seria la sorpresa, soy un chico vestido de nena, el dijo estas bromeando, no respondí es verdad, es lo mas absurdo que me han dicho para rechazarme, no te rechazo le dije, es verdad, y me fui.
llegue a casa me duche y no podía dejar de pensar en el chico sin su polera, un cuerpo atlético y muy hermoso, me volví a vestir de nena y hice aseo de la casa un poco, me prepare algo de comer, y cada rato volvía a sentir una sensación rica y pensar en el chico de la mañana.
después de almuerzo, me fui a tirar a la cama y me masturbe pensando en aquel hombre y que me penetraba, muy agotada me dormí y deje el consolador dentro de mi solo por placer.
desperté luego de una hora mas menos y no podía dejar de pensar en el chico, pensé vive solo se donde y no le importo lo que le dije sobre ser chico, eran como las 18 horas, me duche rápido, lubrique mi culito, me puse un dilatador que guardaba, tanga rosa, unas pantys hasta los muslos, tacones, sujetador negro, me maquille y peine muy linda, no quería preámbulos, quería llegar a su casa que me hiciera pasar y me follara. sin perder tiempo en quitarme la ropa, así que un vestido completo fue mi elección.
camine rauda a su depto, y mientras lo asía muchos me decían cosas y miraban de forma muy atrevida, llamo y sale luis, hola como estas, estas solo le digo, si dice el hola pasa respondió y me miro de pies a cabeza, te vez hermosa me dijo, no termino de hablar y me colgué de su cuello y lo bese, el respondió y comenzó a tocar mis nalgas, en un momento estaba sin vestido y arrodillada frente a la puerta de entrada con su pene en mi boca dándole una buena mamada, sin mucho preámbulo, después de un rato lo tome de la mano y fuimos a sofá, me puse en 4 patas para ofrecerle mi culo y el se dio cuenta de que si era un nene, pero no le importo, retiro el dilatador con cuidado y lo reemplazo por su pene, comenzó a bombear desesperada mente, mientras golpeaba mis nalgas y yo gemía de placer, me tomaba y apretaba asía el, mientras besaba mi cuello y mi boca, me puso de espaldas y me cogió así un buen rato, me besaba y ponía mis pies en sus hombros, de pronto quito su pene lo llevo a mi boca, se masturbo un poco y acabo dentro de ella, su sabor era muy rico, me dijo te gusto nena, tragalo todo, y después de eso me beso.
descansamos un rato, mientras bebíamos,fue increíble me dijo, por que volviste, no lo se respondí, mas besos y caricias y una nueva cogida, esta vez en su cama y acabo dentro de mi ano, y cuando lo hizo puso el dilatador en mi ano y dijo es para que no lo votes en la ducha y te acuerdes de mi, me duche en su depto. me vestí y me fui casa con el dilatador puesto y toda su leche rica en mi anito.

Ver más relatos eróticos