Fin de semana...

enviado por Renata

hola soy Renata, les conté el encanto que tenia para mi la ciudad, ya que mi primo me permitía vestir de nena, y como conocí a Raul, su compañero de universidad.
Con Raul salimos muchas veces, pero nunca tuvimos sexo, solo besos y caricias, reconozco que estaba loca por probar esa verga, pero Raul se comportaba como un caballero, un día me envió un mensaje de texto, preguntándome si tenia un bañador, le dije que si y que si me llevaría a la piscina o algo así.
nos hablamos por mensajes, ya que estaba en el cole.
.- Raul: "todo esta listo paso por ti a las 8 del viernes, solo prepárate para ir de viaje".
.- yo: "cuantos días"
.- Raul: "todo el finde, ya hable con tu primo"
.- yo: "vale el viernes a las 8, besos".
hable con mi primo y Raul le solicito el permiso y el dijo que no había problemas.
Llego Raul el viernes en un vehículo y nos fuimos a la playa, yo vestida de nena, muy sexy para el, nos detuvimos en la carretera a comer algo, los chicos me miraban y miraban a raul, o notaron que era chico o les gustaba no lo se, quieres ver las estrellas me dijo, y unos kilómetros mas haya se detuvo, vimos las estrellas mientras me besaba y acariciaba, quise sacar su verga para que me cogiera hay mismo, y dijo espera que lleguemos, un largo viaje creo que hasta dormí un rato, llegamos a casa me duche y el también, me cambie de ropa y me puse algo mas cómodo, ordenamos nuestros equipajes en la misma pieza ya que seria su mujer.
nos comenzamos a besar y comenzamos a desnudarnos, por fin pude tocar esa hermosa verga fuera de su pantalón, me puse de rodillas para mamarla y el acariciaba mi pelo, raul me tomo me beso y puso apoyada en la cama dejando mi culito abierto y entregado totalmente, comenzó a lamer mi culo y mis nalgas, la sensación era muy rica, lubrico mi ano y metió dos de sus dedos, se sentó en la cama y me senté sobre el, su pene entro muy rápido a pesar de era muy grande, creo que era mi calentura, no sentí dolor solo placer, nos tiramos hacia atrás y quedamos de lado en la cama, comenzó el bombeo y yo gemía de placer, comenzaron las poses y cada una me así sentir mas placer que la anterior, acabo dentro de mi anito, y su leche rica me hizo sentir un enorme orgasmo, ya había tenido algunos durante el sexo pero este fue maravilloso.
me puse una ropa muy sexy y cómoda, el anduvo en bóxer, bebimos algo, y nuevamente un buen sexo, esta vez me trague su leche, después de la segunda vez, se tomo una pastilla para poder rendir en el sexo, me cogió como 5 veces mas en la noche no recuerdo bien, pero amanecía y recién hay nos quedamos dormidos muy cansados, mi culito me dolía pero estaba muy satisfecho.
nos despertamos como a las 11 de la mañana, fuimos a compara para comer y el dijo que me prepara para ir a la playa, me puse mi bañador que tenia un hilo dental y sobre eso un short del mismo material que dejaba ver media nalga, el sujetador, todo en tono lila, zapatillas de lona, una faldita y una polerita.
Fuimos a playa que estaba muy cerca de su casa, te bañaras le dije, aun no vamos para que conozcas respondió, llegamos a unos roquerios muy lindos, me saco unas fotos anduvimos un poco y una cueva en las rocas fue nuestra parada, comenzamos a besarnos y termine mamando su verga, el me voltio y de pie me penetro solo me quito el short, estaba vuelta loca, cada vez me gustaba mas el sexo, acabo en mi anito y volvimos a un lugar apto para el baño, estuvimos un rato hay y volvimos a casa para comer, nos duchamos juntos, y comimos algo, una siesta con su respectivo sexo, fue un gran fin de semana, pero un queda algo que contar, en un próximo relato lo haré, besos.

Ver más relatos eróticos