Mi amigo me inicio

enviado por Vicky

Bueno hace 9 años vivo en un pueblito de Colombia, soy casado y heterosexual, me dedique al comercio para poder sobrevivir en un país extraño, peor con los días comencé a hacer amistades fue cuando conocí a Miguel dueño de un almacén de ropa y yo tenía una papelería, el comenzó a visitarme a mi negocio y yo al de él, al principio todo parecía una simple amistad, un buen día me invita a que tomemos un café en las afueras que vendían el mejor tinto de la ciudad y yo no le vi problema y nos fuimos en su carro, en el trayecto el comenzó a ser más abierto y me dijo que yo le gustaba por mi aspecto varonil, por lo grueso de mi voz ...en fin me hecho la jauría completa ese día yo me puse nervioso no sabía qué hacer y termine diciéndole que mejor cambiáramos de tema...días después me invito a almorzar también en un municipio vecino y ese día fue más agresivo en sus declaraciones y yo más abierto a escucharlo, Miguel es de cuerpo formado, test blanca, cabello claro canoso fuerte y atractivo porque no decirlo, y de repente con esos ojos encantadores se me acerco al asiento del copiloto donde yo viajaba y mirándome fijamente me dio un beso corto que me desencajo, jamás había besado a un hombre y allí fue cuando le dije que me diera tiempo de internalizar lo que pasaba...pasaron dos largos meses y el volvió a visitarme y me pidió que lo acompañara a realizar un cobro en un municipio vecino que él me pagaba la compañía...inmediatamente le dije que si cerré mi negocio y nos fuimos...en el camino el volvió a abordarme con su majestuosa delicadeza y me pregunto que que había pensado y yo le dije que le daría el beneficio de la duda que intentaría estar con él pero que nunca antes había estado con un hombre, que yo soy un hombre casado y mi esposa no la cambio para nada a lo que él me respondió que no tenía problemas con eso....seguidamente nos fuimos a un motel de carretera alquilo la pieza y me hizo bajar del auto con mucha discreción entramos a la pieza y pidió dos gaseosas recuerdo que una fue de uva y otra de naranja me abrazo y fuertemente me dio un beso que me dejo sin respiración poco a poco me fue llevando a la cama y continuo besando con frenesí que besos aquellos jamás había sentido un besos como esos me hacía suspirar era encantador una experiencia que no había vivido a pesar de mis 42 años...el muy delicado conmigo fue quitándome la camisa y los pantalones mientras besaba mi torso y mi pecho ...ay eso mordiscos suaves eran la locura...hasta que llego a mi pene y empezó a besarlo a chuparlo y estuvo largo rato en esa faena yo me sentía en la gloria nunca un hombre me habría mamado mi pene no sabía que hacer hasta que comencé a sobarle su espalda musculosa y como pude besaba sus tetillas, luego me giro y comenzó a regalarme un beso negro que me dejo sin vista creo que por eso lo llaman beso negro porque a uno se le van todas las visones pierde el sentido de la existencia y el placer es muy intenso, luego comenzó a introducirme un dedito después de lubricar con saliva mi orto, luego otro y me decía es para dilatar un poquito y note duela tanto a lo que yo me deje llevar, yo solo le dije disfrutemos que todo lo que pase aquí, aquí se queda soy tuyo esa palabras lo enloquecieron y empezó a embestirme con mucho cuidado con su pene no antes sin aplicarme lubricante....que rico sentí cuando su glande se paró en mi entrada realmente rico...poco a poco comenzó a entrar y allí si sentí un poco de dolor claro estaba desvirgando mi culito virgen fue muy delicado conmigo para que mentir y el dolor se convirtió en placer y cuando comenzó a meter y sacar su miembro sentí que se me iba el mundo era una locura total...finalmente después de tanto bombeo termino bañándome con su semen que calentó mis entrañas muy a pesar del condón se sintió lo caliente del líquido seminal de quien me estuvo desvirgando mi culito...ahh que rica tarde, después de eso nos duchamos y repetimos la dosis fue increíble....ya después nos convertimos en amantes y ocasionalmente salíamos a tener nuestros encuentros...con el tiempo como yo siempre he sido quien pone el culito he venido sintiendo la necesidad de sentirme mujer...de ser seducida por un hombre que me trate como una dama y finalmente me lleve a su alcoba para complacerme en mis ardientes deseos y yo a él, ser la dama y la puta que clame su sed en la cama, pero en la calle seguiré siendo un varón, con su familia y cuidando siempre la imagen...por eso siempre he dicho que quizás yo sea gay de caja fuerte porque un closet lo abre cualquiera pero una caja fuerte solo la abre quien tiene la combinación y está muy bien guardada.
Espero les haya gustado este breve relato real y puedan dejar sus comentarios...dispensen si no cumplí con las normas o cometí errores de redacción es la primera vez que escribo en un portal.

Ver más relatos eróticos