Una pareja especial

enviado por Ana Maria y Roberto

Hola buscábamos un sitio y este nos pareció muy bueno, somos Ana Maria y Roberto, una pareja especial y les contaremos nuestra historia, primero por separado y luego lo que nos Junto.

ANA MARIA:
Hola soy Ana Maria, 25 años, chica full, dueña de una boutique y una estética.
Entre los 8 y 9 años, comencé a vestirme de nena con ropa de mi madre en un principio, me gustaba como se sentían al rosar con mi piel, después de unos años como a los 13 compraba mi ropa de chica, ya que mis padres me daban dinero como mesada, y las juntaba para poder comprar mis cosas maquillaje y cremas a parte de ropa.
A los 13 años mi padre un hombre chapado a la antigua, me sorprendió vestido de nena en mi habitación, me dio una bofetada y me tiro sobre la cama y dijo quieres ser una nena y quito mi ropa inferior y me violo, nunca mas hablamos de eso, pero fuera de todo me gusto sentir un pene dentro de mi y seguí con mi vida de nena a escondidas, a los 14 años les conté a mis padres, pero los dos ya sabían todo, así que e aceptaron como era, el resto de mi familia no lo sabia.
A los 16 comencé a tomar clases de estética y peluquería para poner un negocio, conoci a muchos chicos peo solo querian sexo, en realidad yo buscaba otras cosas en un hombre, aun que nunca me nege a un buen polvo.
Junte dinero y al cumplir los 18, mi padre me regalo una buena cantidad de dinero, junto con lo que tenia pude poner una boutique, y me fue muy bien, junte dinero y podía tener ropa y accesorios para mi, opere mis tetitas (me puse lo necesario), logre por fin poner mi estética, a mis 22 años ganaba muy bien con mis negocios, pero aun buscaba algo, creo que era que me quisieran tal cual era, como una mujer y no solo tener sexo, a los 24 años conocí a Roberto en un chat.

ROBERTO:
Hola soy Roberto 30 años, trabajo en una corredora de propiedades, cuando los ultimos dos años de preparatoria tuve una novia llamada Laura, fuimos a distintas universidades pero seguimos nuestra relación, a los 20 se embarazo y nació Josefina nuestra hija, yo deje los estudios y me dedique a trabajar para darle una buena vida a las dos, Laura termino sus estudios y yo retome los míos, a los 25 años un conductor ebrio mato a Laura y me quede solo con Josefina, debido a la gran depresión que me dio acorde con mis suegros el cuidado de Josefina, lo bueno es que la podía ver todos los días que quisiera y llevarla a casa los fines de semana, así que ella tenia su propia Habitación.
hace un año mas menos, y por la insistencia del único amigo que me quedo después de mi depresión, entre a un chat para conocer personas y chicas, hay conocí a Ana Maria.

EN COMÚN:
Ana: cuando conocí a Roberto me pareció un chico muy tímido y luego de hablar un par de veces en la sala común, decidí invitarlo a charlar en privado.
Las Charlas eran de nuestra familia y de muchas cosas, el nunca toco el tema del sexo y eso me gustaba mucho.
Roberto: Cuando conocí a Ana Maria, me gusto su personalidad y siempre me apoyaba a continuar, y fue como una gran terapia hablar con ella, después de contarle toda mi historia, ella me contaba de sus logros y negocios y de su familia.

Me cree una pagina en facebook, para compartir mas cosas, luego nos veíamos por vídeo chat y Ana Maria es muy hermosa, Josefina noto un cambio en mi, le conté y ella me apoyaba a invitar a salir a Ana Maria.

Nos Juntamos después de unos meses de chatear en un bar, para hablar en persona, Ana Maria era mucho mas linda en persona, (seguiré escribiendo yo, Ana lo pidio), después de charlar en el bar y conocernos mejor, comenzamos a salir, al cine, algunos eventos y aveces Josefina nos acompañaba, Con Ana Maria llevábamos una buena amistad, Josefina y Ana Maria se hacían cada vez mas amigas y eso me gustaba mucho.

Josefina me dijo que le pidiera noviazgo a Ana Maria, nunca me atreví, Hasta que un fin de semana, Josefina se quedaría con sus abuelos, se pusieron de acuerdo as chicas en eso y Ana Maria llego el viernes para preparar una cena entre los dos y hablar algo muy importante dijo.

Llego a eso de las 8 de la noche y comenzamos a cocinar y entre los roces de la cocina y el gusto por mirarnos muy seguido, la tome de la cintura y la bese, ella respondió el beso y seguimos cocinando, llego la cena, una velas, vino y un ambiente muy romántico, luego de cenar una botella de vino en el salón.

Mientras bebíamos, dijo que tenia que contarme algo.
ANA: primero, esto lo planeamos con tu hija, para estar a solas.
Segundo, tengo un gran secreto que contarte, y comenzó a contar la historia que les relato antes,
quede en shock, no sabia que decir ni que hacer, ella me gustaba mucho.
Tercero, dijo muy seria, buscaba un hombre que me quisiera como mujer y no solo por sexo, que me amara por lo que soy, y eso lo encontré en ti dijo.
ROBERTO: pero me lo cuentas ahora, desde que te vi me gustaste, y ahora creo que te amo le dije, te agradezco que me sacaras de mi vida de rutina, gracias hacerme vivir de nuevo, pero esto me deja fuera de mi.
ANA: no pienses en mi como un chico vestido de nena, sino como una mujer.

Nos miramos y nos besamos, aun no se porque, comenzamos con las caricias y me dijo, mírame como a una mujer, así lo hice, tuvimos una noche de buen sexo, comenzamos nuestro noviazgo y al cabo de 3 meses vivíamos juntos, nos costo mucho contarle la verdad a Josefina, pero debía saberlo, Josefina acepto a Ana Maria como es y desde entonces somos una buena familia los tres, Josefina se vino a vivir con nosotros.

Para todo el resto de mi familia, ex suegros y familiares es un secreto lo de Ana Maria, pero todos la conocen y la miran como mi mujer, creo que un día tendremos que contárselo, por eso buscamos un sitio para nuestra historia y desahogarnos un poco.

Gracias por aceptar nuestra historia, aun que no tiene sexo, saludos a todos.

Ver más relatos eróticos