Una nueva mujer

enviado por Florjavi

La verdad no se me ocurre como empezar a contar esta historia, y como alguna vez alguien me dijo tengo que empezar por el principio.

Como todos cuentan los primeros acercamientos son usando lencerías y ropas de las mujeres del entorno familiar, en mi caso no es la excepción.

Comencé usando ropa de mi mama la misma siempre me quedo muy bien y me encantaba sentir como se metía la tanguita en mi colita e imaginarme que me miraba y me tocaba un hombre.

Cuando llegue a los 18 años fue intensificándose cada vez más mi cambio de look, comencé a comprarme lencería y ropa. Comencé a llamar por teléfono a las líneas calientes y comenzar a tener sexo telefónico con todo hombre que podía me encantaba que me traten como una damisela.

Hasta que llego el momento que me decidí a sentirme como una verdadera mujer.

Para ello comencé a intentar armar citas en este chat telefónico. El problema era que lo único que querían era sexo free, yo no quería esto para mi primera vez, quería que me cuiden que me traten bien que me halaguen no solo que me penetren.

Me di cuenta que los hombres mas grandes eran los más compresivos.

Conocí a un hombre llamado jorge de unos 55 años, yo en estos momentos tenía 24 años. Comencé a chatear y a sentirme su novia. Cada vez más lo quería conocer y cada vez más me sentía suya.

Arme la cita en mi semana de vacaciones, para ello me compre una remerita buen ajustada de color blanco, una minifalda de jean y un trajecito de tanga y corpiño negros u unas medias en juego, conseguí unos zapatos negros de tacón.

Algo sencillo, la verdad que nunca me había visto nadie como chica y sentía mucho miedo de no gustarle. Además les cuento que no estoy afeitado ni mis piernas ni en mi pecho un en ningún lugar, por lo que me daba mucho miedo su aceptación.

Habíamos quedado en que nos encontrábamos en la calle, íbamos a su depto que quedaba cerca y ahí me cambiaba de ropa y luego pasábamos la tarde noche juntos.

Estaba muy nerviosa lo llame repetidas veces mientras viajaba sentía mucho miedo y además se sumaba que el nerviosismo por que me acepte.

Llegue al lugar pactado y tardo cerca de 20 minutos en llegar me dijo que tuvo un percance en su trabajo. En esos minutos sentía ganas de matarlo, la verdad quería irme y olvidarme de todo. No se que me impulso a esperar. Pero por suerte para mi lo hice.

Llego y al verlo me emocione le di un beso en la mejilla y decidimos caminar hacia su depto. La verdad era un hombre de 55, que estaba bien para su edad, yo buscaba un madurito y lo encontré. Buscaba alguien con experiencia que me cuide.

Cuando íbamos caminando hacia el depto le conté que estaba muy nervioso porque era virgen ya demás porque nunca había hecho algo parecido, le confesé que nunca me había dado un beso con ningún hombre. Me sentía como una niña de 12 años. Esto a el le gusto mucho y me dijo que íbamos a ir despacio que no me preocupara. Me sentí mas segura.

Llegando al depto no dejaba de mirarme mis piernas y mi colita. Me sentía una nena linda. Subimos las escaleras hacia el depto y me acaricio la cola me hice la que sorprendida pero me encanto, el como todo un caballero me pidió disculpas.
Llegamos y le pedí para ir a bañarme y cambiarme.
Tarde media hora y me sentía una nenita esta nerviosa, pero contenta.
Me quedaba sensacional.
Salí con un cigarrillo en la boca que me sentía más mujer. Era también para tranquilizarme. Me mostré ante el me di la vuelta y me piropeo me encantaba que me diga piropos.
Comimos y me contó sobre su vida me dijo que estaba solo, que tenia un hijo y una ex esposa que yo le gustaba y que se sentía alguien muy especial para que yo un pibe joven este con el. Yo le dije que no era así que a mi el me gustaba. El me confeso que tenia problemas para que se le pare y que como tenia problemas del corazón no podía tomar viagra. Yo le dije que no importaba y le di un beso en la boca.

Mi primer beso, me sentí en lo mas alto me beso me agarro de la mano y me llevo a su sofá. Comenzamos a besarnos ya tocarnos. Acaricio mi glúteo y mis pechitos.
Me sentía distinta y me gustaba me levanto la remera y el sostén y comenzó a besarme los pechos me encanta y a tocarme por debajo de la mini la colita. Yo le tocaba su bulto. Sentía que tenía un buen aparato. Me encantaba sentir sus manos en mi cola y mis pechos. Me saco la remera y luego la mini. Estaba tirada en el sofa me alza en brazos y pregunta ¿amor estaremos mas cómodo en la cama queres que vayamos? Yo le contesto como quieras soy tuya. Fuimos besándonos teniéndome el en brazos. Estaba en lo mas alto no pesaba.

Cuando llegamos a la habitación me deposita en la cama y comienza a besarme, me dice que me quede tranquila y me saca el sostén me besa mis pequeños pechos y yo exhalo.

Me da vuelta y comienza a sacarme con la boca la tanguita y a dame un beso negro, todas mis sensaciones cambian comienzo a gemir y a sentirme completamente exitada, me encanta lo que siento me encanta.

Le digo que quiero darle caricias en su pene le saco la remera, el pantalón y el boxer, tiene uno huevos enormes y un pene hermoso, comienzo a besarlo primero con timidez, esta bajo me pone en cuatro yo hacia su pene y el teniendo servida mi colita.
Me encantaba darle besitos en su pene me encanta sentir que le daba placer y me encantaba sus besos en mi colita.
Esta de 10.
Me da vueltas de frente y nos besamos.
Comienza a tocarme la cola e introducirme un dedo me dolia pero me gustaba sentia que estaba dentro mio algo raro un poco de dolor pero mucho gusto, luego me metio dos y comenzo un mete saca.
Luego cambiamos a posicion cucharita me apoyo y me toco mi me hizo acabar nos besamos y nos quedamos dormidos.
Esa fue mi primer noche con un hombre, aunque no perdi la virginidad me encanto sentirme una dama cuidada, sentirme si nena su mujer.

Ver más relatos eróticos