Atrapada

enviado por ANAIS

Hola a todos mi nombre es Alonso, pero me gusta mas cuando soy Anais, 20 años esperando terminar mi carrera en la universidad de economía y poder ser una chica full, ese fue el trato con mis padres y lo cumpliré.
Todo comenzó a los 13 años, mi tia por parte de mi padre viva con nosotros en casa, ella tenia 25 años en ese entonces, estaba soltera y trabajaba, un día dijo estar enamorada, y después de unos meses se caso y se fue de casa, mi tía dejo muchas de sus cosas en su habitación, siempre fuimos amigos y nos divertíamos haciendo tonterías y cuando le extrañe fui a su habitación y recordar un poco de esas cosas.
un día sin mis padres en casa comencé a revisar sus cosas, dejo ropa interior muy sexy y muchas cosas mas, en un cajón de su closet en una caja de plástico había un dildo muy grande de unos 20 centímetros, sentí a mi madre llegar y lo deje en su lugar, me pregunto que hacia hay y le dije que recordando los tiempo que pasaba con mi tía jugando o conversando de cosas con ella.
Me quede pensando en lo que a mi tía le gustaba, pensé en lo sexual y sensual que podía ser, un día con tiempo comencé a revisar sus cosas y aparte del dildo encontré un dilatador anal, no sabia lo que era así que busque un Internet juguetes sexuales y apareció y para que servia, después de eso de apoco me fui convirtiendo en lo que soy.
Un día tome el dilatador y un poco de crema lo lleve al baño y lo metí en mi anito, me metí a la ducha y me dieron ganas de defecar, lo retire lleno de mi feca, lo lave y busque una forma de lavar mi culo antes de usarlo, después de eso me lo metía en el ano y no me daban ganas de defecar y lo disfrutaba dentro, lo usaba por largo tiempo incluso cuando mis padres estaban sin levantar sospecha.
de apoco me atrevía a mas, me comencé a poner la ropa sexy de mi tía, cuando mis padres no estaban disfrutaba el ser una chica en la casa, siempre con mi dilatador en el anito, era hora de probar el dildo que encontré, un día probé en el baño, me dilate el anito y con crema lo comencé a meter, al principio me dolió un poco, pero al estar dentro comencé a disfrutar del placer, descubrí por que le gustaba tanto a mi tía.
Así pasaban los días de mi vida como chica, busque un nombre y elegí Anais, comencé a maquillarme y a dejarme el pelo un poco mas largo, tenia ya 14 años, llevaba un año mas o menos en ser una chica, necesita sentir a un chico detrás, pero me daba mucha vergüenza lo que dijeran de mi, fue así como me decidí a contarle a un chico, solo para que me cogiera, y ese fue un error.
Fue así como Pablo un chico no muy popular llego a mi vida, el era muy callado de pocos amigos, pero muy amable y simpático, lo convencí de ayudarme con algunas materia en casa, hay hablábamos del colegio de chicas de sexo y veíamos vídeos pornos con el fin de excitarlo un poco, después de un tiempo le pregunte si se follaría a una chica especial, pregunto a que me refería y le dije la verdad, el acepto y prometió no contarlo.
Decidimos hacerlo un día con tiempo, fue así como llego el día que me follaría por primera vez un chico me prepare el vino a casa, besos caricias mamadas y el tiempo pasaba y me perdí en el, nunca pensé que Pablo duraría tanto, después de haber probado varias poses y de sentir mucho placer se me olvido el tiempo y Pablo aun no acababa y mis padre me sorprendieron cabalgando sobre el en el sofá de la casa, perdí la noción del tiempo de puro placer, mis padres dejaron a Pablo vestirse y comenzó el interrogatorio, les conté todo como a ustedes.
Mi padre de quien menos esperaba una respuesta así me miro enojado y dijo, solo hay una regla terminas tus estudios en la universidad su es posible y luego puedes ser lo que quieras y así a sido hasta hoy e tenidos algunos encuentros sexuales con chicos, Pablo fue quien mas me follo en el colegio, ya que le guste mucho como chica, en la universidad tengo un novio a escondidas y es lo mejor que e vivido desde hace tiempo, me encanta mi vida de Anais, pero quiero tener mis pechos operados y ser chica todos los días del año, no solo para follar con mi novio.
Solo agradezco a mi tía, que sin estar presente me guió por el camino del placer, saludos a todos.

Ver más relatos eróticos