Un buen recuerdo

enviado por Anto

Hola soy Antonella, ANTO, tengo actualmente 23 años y voy y vengo de chico y chica, ya que en mi trabajo no puedo lucir como quiero, mido 1,60 de estatura, delgada, soy muy sexy cuando me lo propongo.
Esto sucedió hace algún tiempo cuando tenia 15 años, espero acordarme de todo, pero fue mi primera vez y una buena aventura por eso quería relatárselas.
Vivía con mi madre, mama soltera, ella trabajaba mucho para poder tener buena vida, aun que mi padre al que nunca quise conocer nos ayudaba un poco en lo económico, me vestía de chica desde muy pequeña ya que mi madre era mi ejemplo a seguir y quería ser como ella a toda costa así que usaba su ropa y sus cosas de chica para ser como ella, mi madre siempre supo de mi doble vida y nunca dijo nada, cuando le conté a los 16 años lo que me gustaba ella solo esperaba que yo tuviera el valor de contárselo.
Bueno volvamos a la historia, tenia 15 años y un buen amigo llamado Yimmy, con el jugábamos y hacíamos los trabajos del colegio juntos, un día discutí con mi madre era fin de semana y para despejarme fui donde Yimmy a contarle para tranquilizarme un poco, hablamos pero yo estaba mas triste por la pelea que enojado, el me dice que podemos hacer para alegrarte un poco, sonó su celular y era su madre, diciendo que no llegaría que debía cubrir un turno especial ya que era para medico en el hospital de la zona, Yimmy me contó y me dijo que llamara a casa y que avisara que llegaría mas tarde, llame a mi madre y ella dijo que si era mejor que durmiera donde Yimmy, así que en eso quedamos.
Yimmy ne dijo ya que te puedes quedar hagamos algo divertido, bueno respondí, me dijo dúchate y luego ven a la pieza, no te preocupes por nada, pensé que seria para ponernos pijama y dormir, al llegar a su habitación un montón de ropa de chica sobre su cama me esperaba y el estaba casi desnudo, Yimmy dijo vamos vistámonos y tengamos una noche de chicas, se tu secreto desde hace tiempo, a mi me gusta lo mismo me dijo, estas loco dije, vamos una noche de chicas y tu secreto esta a salvo, nos vestimos sexys las dos y me dijo me llamo Lucia, yo soy Anto le dije, maquillaje y unas pelucas y estábamos listas, nos veíamos muy lindas, conversamos un poco de nuestras vidas de chicas y obvio de chicos, me dijo que la ropa se la regalaba su prima mayor, y que no era virgen, yo le conté que aun no estaba con un chico, la tristeza se me quito y nos reíamos mucho juntas.
me pregunto te atreves a salir a calle, estas loco le dije, y el dijo que el salia de vez en cuando cuando su mama no llegaba temprano, no me asombre pero quería probar, caminamos un poco y nos encontramos con dos amigos de Lucia, charlamos un rato y ella los invito a casa para hacernos compañía un momento, conversamos en casa y de pronto uno de los chico me dijo te puedo besar, Lucia me cerro un ojo y yo accedí, el chico era muy tierno y me gusto mucho, el otro chico
beso a lucia y luego cambiamos, el segundo besaba muy bien pero mi primer beso me dejo en las nubes.
volvi con el primer chico y me sentó en sus piernas y mientras me besaba me tocaba mis nalgas, ellos eran un poco mayores que nosotras, me toma mi mano y la lleva a su pene y me hace tocarlo por sobre el pantalón, quieres probar me dijo, respondí que si pero que era inexperta, el dijo aun mejor, saco su pene y comencé a mamársela, lucia asía lo propio con su chico, cambiamos dijo Lucia y después de un momento me dejo con las dos pollas para mamarlas, llego con una crema y dijo estamos listos, nos quitamos la ropa y nos dejamos los sujetadores y las tanguitas, uno de los chicos corrió mi tanguita puso crema en mi anito y comenzó a penetrarme de apoco fue muy cuidadoso, mientras Lucia era follada por el otro chico, debo decir que no sentí mucho dolor, solo buen placer, me follo en 4 patas, acostados dándole la espalda, con mis piernas en sus hombre y por ultimo lo monte, el acabo en mi anito y fue muy rico todo.
Ya no estas triste dijo Lucia, yo solo me sonroje y me reí, esperamos unos 10 minutos y cambiamos de chico, una mamada y luego me penetro, estuvimos un buen rato follando y Lucia me dijo quiero que aprendas, así que se puso a mi lado yo estaba en 4 patas, el chico se sentó en el sofá, comencé a mamársela mientras su amigo me penetraba, lucia me decía como hacerlo mejor y de vez en cuando la compartíamos, hasta que los chicos acabaron uno en mi anito y el otro en mi boca, te gusto dijo Lucia con cara de picara, ve y lávate en el baño, así lo hice y volví.
Una buena charla con los chicos mientras nos vestíamos los 4, los chicos se fueron y Lucia les dijo que volvieran cuando pudiéramos follar de nuevo, y quedamos en eso.
La primera vez me encanto y después de eso nunca escondí mis gustos y mi forma de ser, eramos buenas amigas con Lucia, a los 16 años después de tener muchos chicos decidí contarle a mi madre la verdad, ella me acepto y dijo que ya sabia la verdad, asi que fue solo un paso mas en mi vida, hay vivo feliz y con Lucia seguimos haciendo locuras.

Ver más relatos eróticos