Mi deseada primera vez

enviado por Florjavi

Como les comente en el anterior relato aun no había perdido mi virginidad pero me gustaba sentirme como mujer al lado de un hombre que me cuide. Estuve un tiempo más con Jorge, mi papi, en la intimidad y conocí mucho mas de mi cuerpo y del cuerpo de un hombre y de cómo darle placer a los hombres.
El problema era que el tenia problemas para la erección y no quería tomar viagra un nada que se le pareciera y yo aunque lo quería y me hacia sentir, muy bien quería que me hagan mujer.

Pase una etapa de mi vida que pensé que jamás iba a encontrar alguien que pueda ser mi hombre alguien que me valore.

Seguí con los chat y un día por E-mail me contacte con Ángel, un ecuatoriano sentimental y enamoradizo.

Como tenia muchas dudas en verlo primero arreglamos para encontrarnos cerca de la oficina en donde trabajo para ir a comer y conocernos mejor.

Cuando lo vi era un morenazo un poco mas bajo que yo, de alrededor 30 años, si bien no era bonito había algo en el que me gustaba.

Fuimos a comer nos conocimos y fue excelente el me contó sus romances, yo le conté el mío y el me aclaro que no le gustaba que sea solo una noche y que el estaba dispuesto a cuidarme y tratarme bien, no solo en mi primera vez sino en todas las veces que tengamos sexo. Me cayo muy bien y me sentí una nena, muy ilusionada.

Quedamos en vernos en uno días.

Cuando llego el tan ansiado día me sentía con mariposas en el estomago, tenia mucho miedo y a la vez estaba muy ilusionada no sabia que hacer.

Le mandaba muchos mails diciéndome que no me defraude y lo llame numerosas veces a lo largo del día. Habíamos quedado que me iba a dormir a su casa, luego de cursar la facultad.

Al medio día fui a comprar ropa para sentirme mas mujer a la noche.

Elegí un baby doll negro con una tanguita súper chica. Me encantan los boby doll.

Llegue a la noche a su casa y estaba nerviosa, toque el portero y bajo de inmediato, traspaso la puerta y me da un beso en la boca bien profundo, me sentí suya.

Entramos a la casa me la mostró y me dijo que me prepare para cenar, yo le pedí para irme a bañar y arreglarme. Haci lo hice.

Cuando me cambie quede conformísimo, el babydoll me resaltaba mi cola y me quedaba hermoso.

Salí del baño y me vio me hizo dar una vuelta y me toco la cola, me encanto, luego me beso los labios y me dijo que me siente para comer.

Yo me sentía una dama al lado de mi hombre.

Terminamos de comer y fuimos a su cuarto, comenzó a pasar canciones y comenzamos a bailar temas lentos y el a tocarme mi cola mis pechos y besarme por todos lados. Luego nos acostamos y nos besábamos y nos seguíamos acariciando.

Me da vuelta y me saca la tanguita y me besa la cola me da movimientos circulares que me vuelven loca, cuando me mete los dedos y me dice si quiero que siga me da miedo y le digo que no. Paramos. Y comenzamos los besos y caricias nuevamente, le digo que lo voy a besar yo. Comienzo a mamarlo y me detiene para que le de un beso en la boca, quedamos en posición cucharita si sexo pegado a mi cola. Me apoya le digo que solo la puntita, el lo hace, cuando lo siento entrar yo hago un movimiento de caderas y lo introduzco comienza el mete y saca, me encanta pero me duele mucho, me arde pero me gusta, sigue y acabo yo primero esta en lo mas alto del mundo, seguimos y el va acabar, acaba fuera mio.

No dimos un beso y dormimos en cucharita toda la noche.
Esta fue mi primer noche con un hombre.

Ver más relatos eróticos