Por fin me atreví

enviado por Maribel

Hola aqui les quiero contar como fue la primera ves que me atrevi a salir vestida de nena aqui en new york bueno fue unos de esos dias que estaba sola en la noche eran como las 8 30 pm y estaba sola mi familia abian salido a atlantic city a jugar a los casinos y bueno dije es ahora o nunca que tengo que desidirme a salir vestida de nena asi que me bane saque todas mis cosas que tenia escondida y me empese a arreglar pasaron como tres horas en estarme arreglando pero cunado termine ni yo misma me reconosia lo linda que avia quedado trai puesto una mini falda muy arriba de la rodilla una blusita muy bonita y unas botas asta las rodillas y la verdad solo dava bueltas en la casa no me atrevia a salir me fume como tres cigarrillo para calmar mis nervios siempre que estaba a punto de salir oia pasos en el edificio donde vivia pero algo dentro de mi me desia que tenia que aserlo asi que sin que me inportara nada abri la puerta y senti como el aire me entraba por mis piernas de lo corta que era mi mini y casi estube a punto de regresarme pero no lo ise asi que baje el primer piso y justo en la entrada estaban dos hombres que al verme dijo uno de ellos y esto de donde salio el otro solo dijo adios linda y yo camine un poco mas rapido para alejarme del lugar mas adelante comense a caminar mas calmada sentia que ya todo avia pasdo ya lo dificil lo avia logrado ahora ya estaba en la calle no camine ni media cuadra cunado un auto me silbo y el hombre me grito te llevo linda y yo solo dije con mi cabeza que no pero el incistio que me acercara al auto y asi lo ise me pregunto como te llamas y le dije marybel o que lindo nombre me dijo el sube te llebo donde vallas no gracias solo sali a caminar anda no tengas miedo y bueno desidi subirme cunado entre al auto tenia el pantalon asta abajo de las rodillas y el pene bien erecto y me dijo mira lo que te vas a comer y sin darmme tiempo de nada arranco el auto y se paro en un lugar un poco oscuro pero pasaba algunas personas y en seguida saco un condon de la guantera y se lo puso y me dijo anda mama un poquito y asi lo ise se la comense a mamar y a chupar suavemente recorriendo cada sentimetro de su largo pene estube como por veite minutos mamando aquel rico pene me dijo pasemos al asineto de atras ahi mas espacio ya ahi me recosto de lado me puso un poco de saliba y me la empeso a meter muy despacio ese hombre sabia como aserlo porque con sus siete pulgadas de su grueso pene no me causo ningun dolor solo puro placer y me estubo dando como por treita minutos mas yo no queria que aquello terminara era lo que yo siempre abia sonado despues me la saco de mi colita se quito el condon y se vino dentro de mi voca y yo le saque asta la ultima gotita de su semen solo me pedio que le dejara mi tanguita y asi lo ise luego me paso a dejar donde me abia lebantado y asi camine asta la casa sin pantis cundo llegue a la casa estaba uno de los hombres que me abia visto salir y me dijo te estaba esperando a mi le conteste? si a ti me dijo si para que? te imbito a mi apartamento vivo serca bamos y lo segui cundo llegamos a su apartamento alli estaba el htro amigo desnudo me dijo pasa estamos solos en seguida se quito la toalla que llebaba en la cintura y me mostro su grueso pene mietras el htro me lebantaba mi mini y dijo mira no tine pantis ven mami acercate me pedio el de la toalla camine asi el me arrodille y empese a mamarcela con unas ganas locas el otro se metio a banar cunado salio empeso a jugarse su pene enfrete mio mientras yo se la mamaba a su amigo bueno ahora me toca a mi dijo y me la acerco a mi voca y asi los dos penes los estaba mamando a la ves luego uno de ellos me levanto mi mini y empeso a tocarme mi colita ya para entoses queria que me la metieran y me la puso en la entrada y empeso a metermela suavemente asi que mientras a uno se la mamaba otro me estaba damdo por atras despues se cambiaron de posision y asi me tubieron por mas de 40 minutos asta que uno de ellos dijo ya me voy a venir pero quiero dentro de tu boca y se quito el condon que traia puesto y se vino dentro de mi cansada voca para luego el hotro tambien iso lo mismo y esta es mi estoria de cuando por fin me atrevi.

Ver más relatos eróticos