Vestida para ser su novia IV

enviado por Silvia Nenna

Me acosté despues del baño . Me puse el baby dol. Me quede sin bombachas. pero él se durmió. A la mañana cuando me despeté , estaba sola en la cama. ël no estaba . Me levanté y lo busqué en la casa , pero no estaba. Me vestí con una mini de jean, una blusa blanca y las baombachas blanas. Estaba nerviosa porque me había quedadado con ganas a la nochhe. Al rato entró. Me senté en una banco alto de la cocina para que se me vieran las bombachas. El Traía comida para ell amuerzo. Hola querida, me dijo, te has vestido de nuevo , y estas muy linda. Yo abrí un poquito las piernas para mostrarle más y le dije: Sos un malo. Me dejaste sola. Bueno bueno, dijo y se acercó . Me dió un beso y ne abrazó. Me bajó del banco de la cocina , y tocándome la cola , me levantó la faldita. Me tocó la cola. me dijo al oído en voz bien bajita: ¡ Que puta que sos" . Me calienta verte con mini faldas tan cortitas. Soy toda tuya, le contesté mientras le desabrochaba el cierre del pantalón y le empezaba a tocar la pija. se le paró . Se sacó los pantalones rápidamente. Me empezó a tocar por todo el cuerpo, me besaba las tetitas, y despues me hizo arrodillar para que le chupe la pija. se la chupé frenéticamente. estaba muy caliente. Me hizo poner el torso sobre la mesa , me bajó las bombachas, me levantó la faldita y me empezó a coger. Estuvo bombeando un buen rato y yo gemía de placer. Cuando estaba por acabar, me la sacó y me me hizo arrodillar de nuevo. Se pajeó un ratito y acabó en mi boca.me trague su semen, y le limpié la pija con mi boca. Estaba totalamnete poseída. me dijo: Sos una puta muy especial, porque sor una verdadera esclava: Ahora hacete la paja. Me empecé a tocar la piel de mi pija, con el dedo imitando la forma de masturbarse de las mujeres y pronto acabé también. Nos fuimos a bañar y me ordenó que lo bañara. Mientras lo jabonaba, me cogió de nuevo. Yoi estaba en las nubes. Era la mujer de mi macho. Y estaba muy bien cogida. ¿Qué más podía pedir? Nada Y sin embargo un mail , de un lector, me alegró la vida y me hizo pensar en vivir nuevas aventuras....ËL se llama edipo... Y no cuento más. Pronto podré contar cómo es coger con él...hasta pronto, Silvia.

Ver más relatos eróticos