De internet

enviado por AleDF

Este relato, es la primer experiencia que tuve de mi sexualidad pasiva. Tenia 20 años, me encontraba estudiando la universidad en la cuidad de México. Con frecuencia visitaba el chat para buscar activos varoniles, morbosos y de preferencia maduros, que les gustara interactuar con con [email protected] (nenes que les gustara sentirse mujer). Un buen dia hable con un hombre de Nick: RogelioDF, que buscaba un encuentro real con pasivo sumiso. Cuando hable con el, la platica fue muy caliente, el tenia 37 años, divoricado, muy varonil y lo mejor de todo es que mas que una pasiva sumisa busca a una tv. Yo le explique que aunque me gustaba vestirme a escondidas, jamas habia salido a la calle vestida de mujer y que por desgracia aun nadie me habia tomado como suya, a pesar de que habia tenido algunas experiencias previas como pasivo, que definieron mi roll y convicción por trasvestirme. El simplemente me invito a dar el siguiente paso y me propuso salir a zona rosa a elegir algo muy sexy para mi. Ese día comimos y compramos lo necesario para que me pudiera ver vestida como toda una mujer, en principio el tenia que haber regresado a su trabajo, ya que solo aprovecho la hora de la comida para tener nuestra primera cita, sin embargo, al imaginarme con todo lo que habiamos comprado no tuvo otra opción que consumar lo que mas habia deseado durante muchos años: \"sentirme mujer\". Le propuse ir a mi departamento, ya que desde hace un años rento y por si fuera poco, vivo sola. Desde luego al acepto y fuimos de la manera mas apresurada a mi casa en su coche. Durante el trayecto no podia dejar de tocarle su paquete y verlo con deseo, el solo me decia: -eres muy caliente amor, esta noche seras mia y te nombrare como la mujer que eres. Eso me enloquecia mucho, aunque sabia que consumar el acto seria un poco doloroso, estaba dispuesta a entregarme y sentirme mujer. Al llegar a casa, inmediatamente empezamos con el faje y manoseo, le ofreci algo de beber y le dije:-enseguida regreso amor, no tardo. Corri a mi habitación a cambiarme, me maquille como en ocasiones lo habia hecho, utilize unas zapatillas que habia conseguido anteriormente y una vez lista sali transformada caminando por el pasillo de forma lenta para que me admirara, el se encontraba sentado en el sillon de la sala y por su cara, no podia creer lo que estaba mirando. Al llegar a el, me tomo por la cintura y me comenzo a besar de la forma mas apasionada, me tocaba por todo el cuerpo y si quitarme la ropa ya que estaba desnundando con la mirada. -En este mismo momento te hare mi mujer, seras Alejandra, mi amor. Lo lleve a mi mi habitación y al sentarlo sobre la cama, comenze a responderle el cariño tana apasionado, como el, mi mano por su puesto se mantenia en el bulto hinchado que ya tenia sobre el pantalon y sin mas perdida de tiempo lo saque y al bajar comenze a mamarle la verga de forma apasionada, lo miraba a la cara y con mi expresión le decia que me hiciera suya. -que rico amor, lo haces maravilloso Ale. mientras le masturbaba sus aproximadamente 20 cm, le miraba y le dije: -hazme tuya Rogelio, hazme sentir tu puta, cojeme ya¡ Sin demora y con caricias el empezo a quitar toda mi ropa dejandonos desnudos uno contra el otro, me tomo por la cintura y emepzo a rozar mi culo con su verga, fue una sensación riquisima, ya que se econtraba toda humeda y mi culo palpitaba. En un movimiento tan preciso, la introdujo y aunque fue doloroso, fue cuestión de unos segundos para que se convirtiera en placer absoluto. Mi instinto de mujer y mis ganas acumuladas por fin se veian recompensadas al senitr a un hombre dentro de mi, ese enorme pedazo de verga dandome placer inimaginable. Yo solo girtaba y gemia de placer, mientras el me decia:-que delicia amor, me encanta tu culo y como gritas, como te mueves me vuelves loco. Después de algunas posiciones, yo estaba al maximo, sin tocarme me hizo eyacular y pege un grito de placer muy fuerte, el se exito demasiado y me pregunto, que en donde queria mi leche. Me sentia tan exitada que le dije:-preñame, indundame con tu leche todo el culo¡ Y asi fue, se vino dentro de mi con tal potencia que sentia toda esa leche caliente como recorria mi ano. Al terminar quedamos acostados y me dijo que era una delicia de mujer¡ Ojala les haya gustado!

Ver más relatos eróticos