Mi anhelada cita

enviado por virgita 2

Noches de imsomnio y exitacion con pensamientos de tener la compañia de un macho para acariciarlo y darle mi amor este fué el inicio para decidirme a concertar
en encuentro con un hombre.Busqué en internet y logré encontrar una persona interesada intercambiamos correos y fotos hasta que por fin se llegó el ansiado día.
Me levante temprano,arreglé mi apartamento con flores y tendí mi cama con un cubrelecho rosado.En la tarde me rasuré mis piernas y las axilas,me duche y me hice un lavado íntimo, me perfumé, me unté un desodorante muy femenino luego me puse un brasier de seda con encajes y unos calzoncitos de flores usando una toalla sanitaria para que en caso que me derramara no echara a perder un pantalón blanco transparente acompañado de una blusa rosada vaporosa y amplia.
Como a las 5 de la tarde sonó el timbre de mi puerta y mi exitación llegó al máximo cuando la abrí y ví un joven trigueño bien proporcionado de lindas facciones y mucho mejor de lo que aparecía en las fotos.Vestía unos bluyeans ajustados que dejaban ver un bulto voluminoso la camisa roja entreabierta mostraba un pecho peludo.
Mi primera reacción fué darle un abrazo y un beso en la mejilla a lo cual respondío con un beso en mi boca.
Estás muy linda me dijo gracias le contesté pero sigue por favor enseguida me dispuse a prepararle un trago, el se ofreció a ayudarme cuando se colocó detrás de mi sentí en mi cola su miembro parado y duro. Ay!! suspiré que pasa me dijo no nada le contesté.
Enseguida nos fuimos a un sofá de la sala y el me atrajó y empezo a besarme en la nica y luego en la boca, estaba exitadísima,le empecé a acariciar el pecho mientras el me daba pellizcos en mis teticas.Bajé mi mano y empecé a tocarle esa polla grandota y erecta con pasión fué allí cuando me derramé por primera vez.
Me desvistió lentamente dándome besos en todo el cuerpo,estaba a mil, mi penecito parado recibiendo las caricias de mi hombre.En seguida se quito la ropa y pude observar semejante cosa paradacaliente y dura, ma abalancé sin pensarlo y empecé a mamarcela con pasión mientras el jugaba con mis nalgas y metia sus dedos en mi culito.De pronto me puso en cuatro patas y despacito me la fué metiendo hasta que la tuve toda adentro y enpezó a bombear.métemela toda papito, soy toda tuya le decia en medio de mi emoción, sí mi putica quiero hecharte toda mi leche en tu culito.
Gritaba de placer hasta que al fin sentí ese chorro de semen en mis entrañas de nuevo tuve un fuerte orgasmo.Cuando lo sacó me provocó limparselo con mi lengua, sabia delicioso.
Nos vestimos seguimos acariciandonos y besandonos hasta que llegó la despedida no sin antes cuadrar una nueva cita.
Todavia tengo orgamos cuando lo recuerdo

besos

Ver más relatos eróticos