vestida para ser cogida

enviado por dannae

hola soy dannae, me encanta leer relatos y les contare el mio, soy chica de closet, me escondo en mi habitación para ser toda una nena, al principio con ropa de mi hermana, por ahora a mis 16 me compro mi ropa, y visto como yo quiero.
tengo 16 años, mido 1,45 aprox. 65 de cintura y 90 de cola un poco mas creo, ojos azules y pelo largo castaño claro, desde los 10 me gusta vestir de nena.
mi mejor amigo, roberto sabe mi secreto y nunca me a negado su amistad, el mide 1,70 y muy delgado.
un día roberto me invito a su casa a para jugar play station, cuando estaba con el no dejaba aflorar mi lado de chica, de hecho el no me gustaba mi nada acepte, me dijo que sus padres no estarían que viajarían fuera de la ciudad.
llego el día viernes y mis padres se fueron de fiesta, mi hermana se encerró en su pieza y yo me preparaba para ir donde roberto, me duche y depile me hice aseo intimo, y me masturbe, con el fin de estar satisfecho para no mostrarme femenino con roberto, pero algo me impulso a vestir de nena, me puse una tanguita diminuta, unas pantys negras lizas
y le hice un hoyito en la parte de atrás, unas pantiy caladas con una especie de porta ligas completo, una pantaleta liza sobre todo eso, un jeans muy ajustado, zapatos de taco, un sujetador negro con relleno, una camiseta ajustada, una camisa cuadrille roja con negro, alise mi pelo y me maquille, me mire al espejo y me vi muy hermosa, sin parecer demasiado sugerente.
estuve a punto de arrepentirme de ir así donde roberto, pero mi culito quería una verga después de masturbarme, puse ropa de chico en mi bolso, confirme que mi hermana seguía en su cuarto y grite:"me voy donde roberto", ella no contesto, y salí a la calle y me fui, mientras caminaba a la parada del bus muchos chicos me miraban y otros me decían cosas lindas y otras muy subidas de tono, subí al bus y un hombre muy guapo de unos 35 años no me quitaba la vista de encima, me sentía muy sexy, era la segunda vez que salia así a la calle.
llegue donde roberto y llame, el salio y me miro.
R: tu quien eres.
D: yo, vengo a jugar play.
R: eres .....
D: si, no te importa verdad.
R: te ves muy bien. pasa.
entre y roberto como siempre tenia gaseosas y algo para comer, jugamos un rato un juego, pero seguía mi necesidad de sexo. roberto me miraba de pies a cabeza de vez en cuando, no aguante mas solté mi control.
D: no vine por esto quiero otra cosa.
me subí sobre el en el sofá y lo bese, el respondió sin pensar, comenzó a tocar mi culo y a besarme el cuello, yo loca por un buen sexo, baje sin quitarle nada de su ropa y solo saque su pene de su pantalón y comencé a mamar.
R: eso es lo que quieres.
D: si, te gusta.
R: mucho, solo sigue.
lo mame por un rato y baje mis jeans hasta las rodillas, junto a mi pataleta, corrí mi tanguita y me senté sobre su polla, así con ropa comencé a disfrutar de su pene, entro muy rápido ya que estaba dilato por la masturbación, comencé a moverme y el se quito su polera y quito toda mi ropa de arriba, me dejo solo el sujetador, me puso en 4 sobre el sofa y aproveche de quitar los zapatos y quedar solo en patys, roberto se movía lento pero muy rico, me puso de espaldas, y me besaba mientras me penetraba, después de un rato así me sentó de las manos metió su polla en mi boca y acabo, dejando su rico sabor en mi, lamí su pene hasta que se puso flácido.
R: te gusto, verdad.
D: si mucho. me quitare un poco de esto.
me deje la tanguita y las pantys tipo porta ligas, y el sujetador, roberto mientras saco una cervezas del congelador y las bebimos, una nueva sección de sexo en el sofa, esta vez me lleno el culito de leche, otra cerveza.
R: traes mas ropa.
D: traje ropa de chico para irme mañana, nada mas.
R: uuuuuffffff, espera.
fue a la pieza de su mama y volvió con un sujetador rojo, una tanguita de encaje roja, pantys hasta los muslos del mismo color, zapatos de tacón negros y babydoll negro.
R: ponte esto.
me metí al baño y me duche para cambiarme, sin tocar mi maquillaje y peinado, volví y roberto no estaba, fui a su habitación y estaba desnudo sobre la cama.
R: ven dormiremos juntos, pero antes.
D: que gran idea, seré tu putita.
roberto bebió una bebida energizante mientras me duchaba, estaba a full, tuvimos sexo durante unos 40 minutos en todas las posiciones imaginable, el se puso de espaldas y yo me apoye en su pecho de apoco se durmió, y quede pensando en el rico sexo que tuvimos, aun que mi culito quedo muy adolorido, quedo muy satisfecho, me compre un conjunto como el que use de su mama, para usarlo solo con el, desde entonces nos vemos a jugar video juegos, ustedes entienden.

Ver más relatos eróticos