Una experiencia al limite

enviado por Carla

Mi nombre es Carla, 1,65 de estatura, 25 años, chica casi full, aun que me gusta salir a la calle vestida de nena y que los chicos me miren, tengo un lindo fisco y pechitos pequeños hechos con hormonas.
Tenia una relación con un hombre mayor, pero se volvió fastidioso, así que que después de 1 año y unos meses termine con el, llevaba 3 meses sin estar con nadie y quería tener una aventura con algún chico, le conté a charly mi amigo y estilista, mientras me hacia un nuevo peinado, charly es gay y me dio un teléfono móvil, me dijo que llamara al chico que tendría el mejor polvo de mi vida, que por lo menos lo fue para el, el chico se llamaba Michell, dijo charly que era venezolano.
Me fui a mi departamento, en el camino muchos chicos me miraban al pasar, pero me quede pensando en lo que dijo charly.
Llegando al depto tome mi movil y llame a michell, una voz muy dulce con un acento muy especial me responde.
.- hola como estas.
.- hola michell, soy carla, te llamo de parte de charly.
.- o charly, si dígame mi amor.
.- charly dijo que eras muy especial y quiero tener un chico para mi.
.- bueno y que quieres.
.- solo ser pasiva soy chica travestí.
.- hooo mejor aun, son 40 euros
.- bueno, no hay problema a que hora nos vemos.
.- dime tu y voy a tu departamento.
.- como en una hora esta bien.
.- bueno dime la dirección.
le di mi dirección y me prepare, aseo anal, cremas, maquillaje, un dilatador anal, y me vestí muy puta para el.
Michell llamo a mi móvil para avisar que estaba en la entrada, le pedí que subiera y en unos momentos suena la puerta, abrí y hooo sorpresa, un chico muy blanco, de 1,75 aproximado, de unos 17 años, con un corte moicano, pasa le dije, eres carla me dijo y tu michell pregunte, que edad tienes le dije, me miro a los ojo y dijo solo tengo 17, eres un bebe le dije, si pero charly fue el que me recomendó, esta bien le dije, eres muy hermosa dijo.
Fuimos al salón, en fin mi calentura era mas grande, nos sentamos en el sofá y nos besamos, debo admitir que tenia mucha experiencia en eso, solo esperaba que en lo demás también, aun quieres ser solo pasiva, si respondí, me saco el sujetador y el quito su polera, me lamió los pechitos como todo un experto, ni mi ex lo asía tan bien, me puso de espaldas en el sofá y lamia mi culo y mi verga, debo admitir que es pequeña, me metió un par de dedos y lubrico bien mi anito, me toca a mi le dije, baje su pantalón y su bóxer, me encontré con una linda verga depilada en su totalidad, no muy dura pero de unos 25 centímetros y muy ancha, nunca desde mi primera vez tuve algo tan bueno para mi.
Se lo mame como pude, no entraba todo en mi boca, el tocaba mi culo y mis pechitos, se puso un condón y nos tiramos de lado en el sofá, intento meterlo de esa forma mientras me besaba, no entraba, luego en 4 apoyada en el respaldo, aun así no entraba, quería esa enorme verga en mi culo, lo senté, lubrique muy bien su pene y le di la espalda, abrí mis nalgas y me senté mientas el apuntaba, entro un poquito su cabeza y tome sus manos las puse en mis caderas, abrí mas mis nalgas y me di un sentadon, con eso llegue a la mitad, y solté un gemido de dolor, comencé a moverme en círculos y de apoco fue entrando, hasta llegar al fondo, comencé a moverme recorriendo todo su enorme pene, me tiraba asía atrás para besarlo y el respondía.
Me puse en 4 sobre la alfombra, dejando mi culito a su disposición, el semiparado la enterraba toda, luego se sentó en el sofá y lo monte de frente, el lamia mis pechitos, después de eso me entraba mas fácil, así que hicimos muchas poses mas, terminamos en la cama yo de espaldas y el arrodillado mirándome, acaba dentro de mi pero en su condón, el sentir su contracción dentro de mi me causo un gran orgasmo anal, aparte de todos los que tuve antes, jijijijiji, mire mi móvil y calcule desde su llamada, unos 50 minutos mas menos de el mejor sexo, como dijo charly, el descansaba al lado mio.
Te ducharas para irte le dije, quieres que lo haga me respondió, le dije en realidad si tuviera mas dinero te pagaría otra hora, el me sonrió y fue al baño, se puso desnudo sobre mi y me beso, mientras yo aprovechaba y tomaba su pene con mi mano, no aguante y comencé a mamársela nuevamente, pensé que me diría que debía irse, pero no me dejo y tuvimos sexo nuevamente, otros 40 minutos mas de buen sexo.
Debo admitir que aun que la aventura estuvo fue al limite de lo prohibido, fue excelente, luego con charly comentamos sobre michell, el era con charly moderno al igual que mi amigo, ahora llamo a michell cuando quiero tener un buen polvo, que a pesar de su corta edad el todo un potro en la cama.
los nombre los e cambiado por cosas obvias, saludos a todos.

Ver más relatos eróticos