El sótano del secreto

enviado por Sofi

Toda mi vida me he puesto ropa interior femenina en la intimidad, pero cuando tenía 17 años me aburria estar en mi casa asique debajo de mi ropa llevaba puesta una tanguita blanca con un encaje blanco volado y bajaba al lugar que me generaba morbo, el sótano del edificio.
Cuando estaba ahí me sacaba toda la ropa y me paseaba por el sotano solo con mi tanga, el morbo que me generaba ser encontrado me aceleraba el corazón y me excitaba mucho.
El día que les voy a contar fue cuando perdí mi virginidad, yo estaba en el sótano como de costumbre y paseandome por los sectores oscuros hasta que de repente escucho un ruido, el ascensor habia llegado a donde estaba, mi corazón se aceleró como nunca y en los nervios traté de esconderme pero con el ruido que hice alerte al encargado del edificio que había bajado.
Al principio cuando me encontró no sabía que hacer, yo estaba muy nervioso y avergonzado de la situación hasta que vi su cara de calentura, agarrandome del brazo me dice "por fin te encuentro acá bebita, hace mucho que te vengo esperando" y me señala un rincón del techo y me hace notar una pequeña camara de seguridad por donde él me miraba según me dijo.
En ese instante supe que no iba a poder salir sin satisfacerlo. Me levanta con sus brazos fuertes y peludos y me dice "si no queres que le cuente a tus papis vas a tener que ser mi putita"
Ya me tenía atrapado, no podia negarme porque sino todos se iban a enterar asique le dije que si. No podia dejar de pensar que mi primera vez iba a ser con un hombre de unos 35 años más que yo, bien macho y peludo, en eso me lleva a una habitación del fondo y me ata por las muñecas a la caldera me venda los ojos y me dice "vas a quedarte acá hasta que vuelva así te cojo toda, me llevo tu ropa así no te escapas". Al rato vuelve con otras 2 personas que escuchaba por sus voces, cuando me destapa los ojos veo que son los encargados de los edificios vecinos y me dice que los invitó a la fiesta. Me empezaron a tocar entre los 3 y yo comencé a llorar ya que no quería eso pero no podia salir, me dijeron que mi nombre era sofi y que tenia que hacerles caso en todo, uno de ellos me levantó la cola y corriendome la tanga me metió dos dedos juntos fuerte hasta el fondo, eso me dolió tanto que grité como una nena y empezaron a burlarse, me decian ahora bancatela trolita, me obligaron a chuparles la pija y pedirles más, luego uno de ellos me agarra de las caderas y me apoya su pito en la cola, en ese momento yo ya estaba sumisa y la quería toda adentro asique le dije que se ponga protección y me coja, a lo que él me dice vos no sos una nena y no podes embarazarte. Así estuvieron un largo rato cogiendome salvajemente hasta que querian acabar asique me agarra n del pelo y me dicen chupalas hasta que te acabemos, empecé a chupar como una gatita hasta que siento como el que se la estoy mamando me agarra de la nuca y me presiona sin dejarme respirara, siento su leche golpear mi garganta y tragarla toda calentita, me decian mira como le gusta a la bebita tomar la leche, así seguí hasta satisfacer a los tres.

Ver más relatos eróticos