Mi niñez travesti

Enviado por Erika

Bueno mi nombre es omar pero me gusta que me digan erika, cuando era niño yo pasaba mucho tiempo con mi mama , yo creo que asi inicio a gustarme sentirme como mujer, ya que siempre me habia gustado la ropa de mujer , sentirme como niña.Un dia al bajar del camion de ida a mi casa senti la maravillosa nesesidad de poterme una falda y una blusa de mujer, cuando vaje del camion corri asia mi casa y me fui directo al cuarto de mi mama saque su ropa interior, una falda y una vlusa y asi estube un gran ratohasta que llego mi mama y me cambie de inmediato, yo queria desirle a mi mama que me gustava ser una niña , cuando ivamos a comprar ropa a las tiendas siempre se me antojava probarme la ropa de niña , siempre me havia gustado moverme como una niña sin que me viera nadie de mi fmilia, un dia me estava vistiendonde niña ya tenia todo puesto nada mas me faltava el maquillaje, cuando me etava pintando los lavios entro mi mama buscando sus pinturas y en eso me encuentr sentada vestida de mujer se sorprendio al verme y solo me dijo que si me gustava ser una niña y yo le contete que si que siempre me habia gustado en eso mi mama solo me dijo que la esperara que terminara de maquillarme que iva a salir yo le ise caso y me termine de arreglar, cuando regreso traia una peluca y un vetido rosa super lindo y me dijo que me lo probara, yo lo hise y me dijo que me veia presiosa.
Al otro dia le dije que no le dijera a mi papa ni a mi hermano ella me dijo que si que no havia problema despes de ese dia como casi siempre estavamos solas en la casa me dejava star de niña hasta que llegara mi papa y mi nombre que me puso mi mama fue erika yole dije que si que me encantava ese nombre . Un dia me fui quedr a la casa de mi primo ese dia me meti bañar con el pero se me habia olvidado que traia las uñas pintadas de los pies , cundo se dio cuenta me dijo que si era gay yo le dije que me gustava ser una niña entonses el me dijo que haria sentir como una niña en eso se le empeso a parar la verga y le dije que l tenia muy rande y bonita el me dijo que era un puto de primera pero que no le importava ya cuando se fueron todos a dormir el me dijo que si megusta va mamar verga y le dije que nunca lo habia hecho y el me dijo que si queria aprender y yo le dije que si entonses me puso mi mano en su verga , ya estava demasiado duro y parado quesolo e vaje asia su pene y se la empece a mamar despues me dijo que me queria cojer yo le dije que siiii que me encantaria entonses se monto ensima de mi y me la empeso a meter por el culo me dolio tanto que le dije que parara yel me dijo que si ya no queria y le dije que me dolia que mejor otro dia y me dijo que si que no habia problema pero le dije que si queria se podia venir sobre mi boca y el asepto despues de unos minutos se vino en mi boca a mi me encanto que le dije que lo queria volver a repetir el me dijo que mañana me volviera a quedar en su casa y le dije que si , en todo el di no pude deja de pnsar en el me lo imajinava parchandome , me gustava mi primo ya ue tenia un buen cuerpo estva marcado del abdomen que me exitava , unas nalguitas que se me antojavan cuando llego la tarde me fui a vañar me depile las piernas y el miembro despues me puse ropa interior y en una bolsa me lleve un vestido que me havia comprado mi mama, estava tan feliz que cuandio llgue mi primo me dio un gran avraso yo me sentia tan vien en sus brasos que me exite alinstante en eso me dijo que ya casi se dormian todos le dije que me esperara fui al baño y me cambie parecia una mujer esrmosa cuando sli mi primo casi estava desnudo solo le faltav el calson me dijo asercate erika ledije quue lo que quisiera me dijo que me veia presiosa en eso me exite y le di un beso yo estava en las nubes se sintio tan bien que no lo he poido olvidar me dij que se la mamara y le dije que si despues me dijo que si podia cojerme y yo le dije que si que estava ansiosa por sentiro dentro de mi , despues de un rato terminamos y nos quedamos acurrucados en su cama.
Eso es una parte despues contare mas, adios. Besos, se cuidan.

Otros Relatos Eróticos de Chicas Trans

Me peleé con mi novia
Relato enviado por Peeter
Bueno el amor con la novia tuvo una ruptura q me dejo herido y desorientado.volviendo a casa herido y aturdido pase por la zona roja q estaba de paso y vi una morocha infartante,pare y pregunte la tarifa , lpm no llegaba a esa cifra y me fui para casa .Mientras cenaba no dejaba de pensar y pensar que se mate ahora me voy y me como a esa morocha.
Termine el ultimo mordisco agarre dinero y arranque al encuentro.Estaba en la esquina y le dije subí, fuimos hasta la casa y arrancamos con unos besos.de a poco la cosa se puso jugosa y comenso a petearme me la arrancaba con la boca y mas mas , derepente su lengua bajo mas y me la paso por el culo una y otar vez.
Yo estaba en llamas me olvide de mi novia ,de coger y de todo,es mas ni repondi cuando me dijo la queres adentro.
en un minuto pase del dolor al placer y a disfrutar del momento.para un poco le grite y la puse en cuatro par a vengarme pero me dijo no mejor patitas al hombro y así fue como gritaba mas mas mas acabamos ala par y asi fue nuestra primera cita , que se repitieron hasta ir a vivir juntos por un tiempo , pero eso ya es otra historia...
Como una hembra hambrienta.
Relato enviado por Megan soy yo
Para Ser hembra... Desde niño siempre había soñado con ser hembra y un día casarme vestida de blanco. Me imaginada vestida como una novia, que después es llevada por su macho a su noche nupcial. Y todas las veces que podía me metía al cuarto de mi hermana y me ponía su vestido de primera comunión con calzón, sostén, enaguas, velo, guantes y así vestido me masturbaba hasta reventarme la pinga, imaginando que era la novia al ser violada por primera vez. Un día domingo que me quede solo en casa me puse toda esa ropa y así vestido salí del cuarto de mi hermana y me pasee por toda la casa y me dieron unas ganas de meterme incluso a la ducha de agua fría para masturbarme con furor. No lo hice porque después no podría explicar porque estaba toda esa ropa mojada. Estaba así paseándome por la casa cuando entró una tía mía que tenía llave de la puerta de la calle y me atrapó vestido así. Lo que me sorprendió fue que no se molestó ni se escandalizó, se limitó sólo a abrazarme, acariciarme y besarme, para luego masturbarme con violencia, diciéndome que le gustaban las hembras y que yo me veía como una de ellas y que eso la excitaba muchísimo. Le respondí que a mí también me excitaba y que quería más. Recién allí supe que mi tía era lesbiana y no me importó. Me invitó a visitarla en su casa para hacerme gozar mucho más de los placeres del sexo prohibido. Y acepté. Fui un sábado al mediodía y salí de su casa como a las cuatro de la tarde. Al entrar me llevó a una habitación al fondo de la casa donde había una gran cama matrimonial delante de una pared toda de espejo. Al costado de la cama había un ropero todo lleno de ropas de niña y de mujer (había calzones, sostenes, enaguas, fustanes, faldas, polos, blusas, vestidos, ropas de baño, partís, de muchos modelos y colores), además collares, cosméticos, labiales, etc... además de todo tipo de artefactos sexuales como falos, palos, guantes grotescos, cadenas, etc... todo lo necesario para hacer realmente gozar del placer sexual a las más frígida hembra imaginable. Y esa tarde iba a ser yo. Por ser la primera vez, me dejó amplia libertad de vestirme con la ropa que quisiera, pero me dijo que la próxima vez jugaríamos según las escenas de películas pornográficas que veríamos en el gran televisor que había a un lado de la cama. Esta vez me vestí de niña recatada con sostén, enaguas y un ajustado vestidito de muñequita de color verde. Y ella me ayudó a vestirme y a maquillarme y eso a mí me excitó mucho que lo haga. Luego empezó a besarme y a acariciarme, luego agarrándome la pinga me la masturbó violentamente hasta reventarla y hacerme votar todo el semen. Y me hizo mirar todo en el amplio espejo de la pared. Me excite mucho y ella me dijo que no me reprimiera, que si quería gritar, gritara como hembra. Jadee, gemí y cuando me reventó la pinga, de mi garganta salió un grito agudo: ¡No... no... no... mamá!... ¡Mamá!... Y yo sentí que quería más, mucho más. De allí en adelante fui todos los fines de semana y cada día salía más tarde y más satisfecha de lo hembra que era para mi angurrienta tía. El ritual era que al llegar entre de frente al cuarto, me desnude y que ella me ayude a ponerme cada pieza de ropa: sostén, calzón, medias, enaguas, fustán, vestido o falda y blusa... y eso me excitaba mucho (de hecho se me paraba) y la excitaba también a ella. Luego me maquillaba peinándome, poniéndome rubor, pintándome los labios, etc... y todo eso delante del gran espejo de la pared. Y luego me hacía todo lo pervertido que quería. La segunda vez que fui era también Sábado, entre de frente al cuarto del fondo y encontré sobre la cama todo un conjunto de prendas femeninas como para vestirme como una niña recatada y virgen, otra vez. Sostén, calzón, enaguas, medias, fustán y un ceñido vestidito color celeste. Ella ya estaba esperándome para ayudarme a desnudarme y a ponerme una por una esas piezas de ropa. Eso me excitaba bastante y a ella también, y en el proceso de vestirme, empezó a acariciarme la pinga que al instante se me paró, el pompis y los pechos. A cada caricia e insinuación me excitaba más y yo dejaba volar la imaginación pensando en lo que vendría después. Cuando hubo terminado de vestirme me abrazo y me beso diciéndome que estaba guapísima. Entonces empezó por manosearme el pompis bajándome el calzón hasta la entrepierna. Hizo que me agachara como para recoger algo del suelo levantando el pompis y estirando las piernas y me lo acarició más, diciéndome: Relájate cariño... relájate!. Y de arranque me metió un dedo al culo haciéndome gemir del placer y para que no lo sienta mucho me metió también un dedo a la boca. Así estuvo metiendo y sacando el dedo por un buen rato, para luego meter otro dedo abriéndome el culo, haciéndome gritar del dolor y tapándome la boca colorada del labial para que no grite. No pude dejar de gritar: No... mamá... no... no... mamá... mamá! cuando metía y sacaba los dos dedos a la vez. Y al rato eran tres los dedos que entraban y salían de mi adolorido culito. Y ella repetía: Relájate cariño... relájate! Y seguía metiendo los dedos cada vez con más violencia y que al rato eran ya cuatro, haciéndome gritar más fuerte: No mamá...no... mamá...mamá... mamá! Ya estaba jadeando, gimiendo, sudando y gritando, cuando sentí que con una mano me abrió el culo y con la otra me metió hasta el fondo un grueso palo, haciéndome desgañotarme del dolor: mamá... mamá... mamáahahahahah!. Y a ella no le importó que gritara, ni que me doliera, pues siguió metiendo y sacando con ruda violencia ese grueso palo hasta que casi me desmayo. Ella solo repetía: ¡tienes que aprender a ser una perra!... ¡tienes que aprender a ser una perra!... Y aun con el palo adentro con una mano me agarró bruscamente la pinga que la tenía parada y me la masturbó hasta reventármela, lo que me excitó aún mucho más. Cuando terminó de violarme me dejó tirada en la cama con el culo adolorido y con la pinga reventada. Demore en recuperarme después de tan brutal violación y demore en cambiarme de ropa para irme a mi casa. Al principio no podía casi caminar de lo mucho que me dolía el culo y la pinga. Pero llegue a casa y estaba tan excitado que me masturbe otra vez recordándolo todo y pensando en lo que me haría mi tía la próxima semana, pues quería mucho más de lo que les hace a las hembras hambrientas como yo. Y recordé lo que me había dicho al salir: que iba a invitar a varias de sus rudas amigas para que jueguen toda la tarde conmigo, como si yo fuera su hembra. Llegó así ese esperado fin de semana y fui a la casa de mi tía dispuesto a gozar al máximo de esos momentos de placer que me harían pasar ella y sus tres más grandes amigas, que en realidad eran grandotas y toscotas, lesbianotas como ella. Y yo sería la hembra que por toda la tarde ellas harían gozar. Al llegar ya me estaban esperando las cuatro y todo un ajuar de prendas de vestir que me ayudarían a ponerme e incluso cambiarme. Había los acostumbrados calzones, sostenes, medias, enaguas, fustanes, vestidos, faldas, blusas, además de collares, pulseras, cintas, cadenas, palos, falos, etc... De inmediato me ayudaron a vestirme primero de niña cachonda, y de paso me iban acariciando y manoseando los labios, los pechos, el pompis y la pinga, y eso me excitaba mucho y ellas lo sabían. No querían de arranque reventarme porque eso apuraría mi rendición y el final de ese encuentro. Así que empezaron por cacharme metiéndome los dedos a la boca y al culo, e iban turnándose una a la otra, besándome y apretándome con fuerza entre sus manazas, sus brazazos y sus rechonchos cuerpos sudados. Y yo me excitaba cada vez más, jadeaba, gemia y chillaba del placer sexual que me exacerbaba. Al rato empezaron a violarme con los palos y los falos, hundiéndomelos en el culo con suma violencia y brusquedad, y haciéndome gritar: ¡No... no... mamá... mamá... mamáahahahahah! Y en medio de todo ese dolor excitante yo quería cada vez más y tenía la pinga parada esperando. Luego me ayudaron a cambiarme de ropa para así vestido de hembra caliente meterme a la ducha de agua fría para seguir manoseándome y violándome hasta la exacerbación máxima. Y yo no dejaba de chillar y ellas no dejaban de violarme. Toda mojadita me llevaron a una cama y dejándome allí, se sortearon entre ellas quien era la que me iba a reventar la pinga con su gruesa y ruda manaza. Entonces me pararon, me rodearon, me violaron y finalmente la que ganó el sorteo me cogió rudamente de la pinga y me la masturbó hasta reventármela y sacarme todo el semen, que recogieron en un vaso y me obligaron a tomar, para que aprenda a saborear el dulce excitante del semen caliente y fresquito, diciéndome que en las próximas reuniones invitarían también a algunos machos cachondos para que como hembra hambrienta les mame la verga al palo hasta reventarlos y tragarme todo su semen. Y que algún día sería por el culo. Una semana después tenía miedo de ir a la cita de los sábados, pues sabía o intuía lo que me iban a hacer mi tía, sus obesas y grotescas amigas y los machos que hayan invitado para que les mame la verga. Pero fui y al entrar encontré a todas ellas ya listas para ayudarme a vestirme con ropas de hembra y prendieron la televisión y pusieron una película porno para ir excitándome al máximo. No había machos por ahora. Y empezaron a acariciarme y a cacharme como las veces anteriores, primero con los dedos y después con los palos y los falos hasta violarme con rudeza. Cuando estaba con el culo bien abierto y con la lengua afuera jadeando y gimiendo entraron en la habitación cinco machos igual de grotescos y toscos, que también me manosearon y me cacharon metiéndome los dedos y los palos a la boca y al culo. Luego me arrodillaron en el suelo y dejaron que jugueteara con sus vergas que al instante se pusieron al palo y empezaron por exigirme que se las mame. Primero me mame a uno que tenía la verga gruesa. Le pase le lengua como si fuera un delicioso helado y se la cogí con la boca chupándosela con gula desmedida. Sentí en mi boca como se hinchaba y se ponía más gruesa, más larga, más grande, más caliente y así coloradota e hinchadota se la mame hasta que se la revente y sentí como todo su semen pegajoso, salado y caliente inundaba toda mi boca hasta la garganta y me lo trague todo, hasta la última gota chupando y exprimiendo esa vergaza hasta dejarla exánime. El macho chilló y se retiró totalmente debilitado. De inmediato seguí con otro al que le hice lo mismo y más. Y así con los cinco machos a los que les mame la verga como una hembra golosa que se alimenta solo de semen. Luego las grotescas amigas de mi tía y ella me llevaron a la ducha de agua fría y me violaron con violencia y me masturbaron la pinga hasta reventármela, haciéndome gritar como una loca: ¡No... no... no... mamá... mamáahah... mamáahahahahah!. Haciéndome gozar de un exacerbado placer sexual para luego dejarme toda mojadita en la cama, jadeando y gimiendo. Y me dijeron que ya estaba lista para casarme y ser victima de mi primera violación. Que me preparara para ser violada por un semental macho, energúmeno y salvaje, una bestia y que vaya preparando mi culito para eso y para mi primera prostitución masiva, en mi noche de bodas. Y el día llegó, me llamó unos días antes para que el sábado fuera temprano que me tenía una sorpresota. Y así lo hice, llegue al mediodía y de frente entre al cuarto del fondo con su gran cama y su pared de espejo y su ropero todo lleno de ropas de niña y de mujer. Sobre la cama había un calzón, un sostén, unas medias de nylon, unas enaguas, un fustán y un vestido ambos ceñidos de la cintura para arriba y amplios para abajo, todas esas prendas eran de seda y de color blanco, había también guantes y un velo transparente. Además había lápiz labial rojo encendido, maquillaje y un falo enorme del tamaño de una trompa de elefante. Me desnude y entraron en la habitación mi tía y sus amigotas, las que me ayudaron a vestirme y maquillarme con toda esa ropa de novia, pues según ellas esa tarde me iba a casar con un bruto animal, con un semental salvaje, eso me decían para excitarme cada vez más. Vestida ya como una novia arrecha en el día de su boda, espere y de pronto entraron a la habitación los cinco machos de la vez anterior acompañados de muchos más, seguidos de dos enormes cerdos grandotes completamente calatos, que a una señal me cogieron entre sus toscas y sudosas manos y me manosearon y me cacharon metiéndome sus dedazos al culo y a la boca. Eso me gustó mucho y empecé a jadear y gemir de las ganas de más. Al rato estaba más arrecho y cuando estaban aun manoseándome, cachándome y hasta masturbándome entro a la habitación un gorila energúmeno, de más de dos metros de alto, con una manazas, unos brazazos, un pechazo y una vergaza descomunal. Sentí que mi culito se hacia agua de las ganas. El semental se unió a los dos cerdos en el manoseo y el cacheo, y cogiéndome fuertemente entre sus brazazos con una manaza me agarró con brutalidad animal la pinga. Se acercó un fulano que me preguntó: ¿Tu como hembra aceptas a este semental como tu macho para que te manosee, te cache, te masturbe, te viole, te ultraje y te prostituya como a una perra por el resto de tu vida?? No pude reprimir un rotundo SI!! ... SI!! Y fue entonces cuando el semental dio rienda suelta a sus instintos más animales delante del espejo para que lo vea todo y me masturbó la pinga hasta reventármela mientras yo me desgañotaba del dolor y del placer gritando: Mamá... no... mamá... mamáahahah... mamáahahahahahahah!, salpicando todo mi semen por todos lados. Acto seguido también delante del espejo me tumbo sobre la cama y levantándome el vestido de novia me abrió el culo con sus manazas y me metió de un solo golpe brutal su enorme vergaza que ya la tenía al palo para violarme con sumo sadismo. Yo sentí como me penetraba y me rompía el culo sin detenerse, como una bestia violadora, como un bruto animal salvaje. Me violó y siguió violándome y yo sentí como su vergaza entraba y salía y se ponía más gruesa, más larga, más grande, más dura, más caliente, hirviendo y como sus manazas me abrían el culo para que me lo rompa más. Y en el espejo veía como sus brazazos y su pechazo se ponían hinchadotes y coloradotes, y como sudaba el energúmeno. Habían prendido el televisor con alguna película porno de violaciones continuas porque lo único que se oía eran puros gritos desgarradores de hembras al ser violadas. Y eso me excito mucho más porque yo también gritaba hasta desgañotarme. Finalmente, después de más de media hora violándome, la vergaza del semental se puso rígida como un bate de béisbol y reventó inundándome todo el culo con todo su semen caliente, jadeando como un animal. Se retiró con la vergaza aplastada dejándome tirada en la cama votando semen y sangre por el culo pues me lo había roto brutalmente. Y allí no terminó la boda porque sus amigotes también me violaran uno después del otro como a una perra hasta rellenarme todo el culo con su semen. Así fui violada, prostituida y rellenada de semen, convertida en hembra y en puta, en una sola tarde calurosa y estaba aun vestida de novia.
Descubierto por mi cuñada III
Relato enviado por Romina
Hola, sigo contandoles que es de mi vida como señorita. Desde aquel día que conoci a Alejandro y me ofrecio ser su novia todo empezo a cambiar mas todavia. Yo sentia, actuaba y me consedero una mujercita, mi madre, mi cuñada y mis hermanos ya era su hermanita, mi madre empezo a obligarme a estar siempre femenina y linda, mas cuando venia Alejandro a casa, hasta me hasia cocinarle algo para el y le decia que yo lo habia hecho con amor, cosa que era verdad, me habia enamorado, pero seguiamos a besos y yo practicandole sexo oral hasta que un día en casa de mi cuñada me dijo Romina ya tenes que tener relaciones con Ale y te voy a ayudar, de alli que me llevo a su habitacion y me dijo que me baje la bombachita, quede asombrada y con un poco de verguenza hasta que ella me dijo dale nena, somos dos chicas no tengas verguanza, veo que habre su plcard y saca un consolador y lubricante, me dijo Romi tenes que tener tu vaginita, asi empezo a llamar a mi ano, dilatada y te tenes que acostumbrar para que tu primera vez no te duela. Me acoste en la cama con la faldita arriba y sin bombacha y empezo a lubricar mi ano/vagina, me decia que me iba a gustar y le podia dar lo que Ale nesecitaba mas alla de mi boca, empezo introduciendo el consolador muy despacito y suave al tiempo que me hablaba y me decia te gusta princesa, si duele avisame y entre chicas sabemos ok, le respondi que si me gustaba y que siguiere que queria darle a Ale mi vaginita/ano, de repente empeze a sentir un dolor fuerte, ella paro y me acariciaba las tetitas y me decia que me relaje, asi fue que cuando empeze a sentir que el dolor se iba me lo introdujo todo, yo ni sabia que medida era, pero empeze a gozar como loca, me decia Romi te gusta, vas a ser la putita de Ale, a el le va a encantar y segui con movimientos y yo gemia de placer, jamas habia experimentado algo asi, mi cuñada me dijo Romi te lo voy a dejar puesto para que se dilate bien y despues te lo saco ok, le respondi que si asi era que si, ya no sentia dolor y me pidio uqe me ponga la bombacha rosadita de encaje, bien de nena, y me dijo porque no saliamos un ratito a caminar. Salimos yo con ese aparato en mi ano que me hacia mas femenina al caminar, fuimos a tomar un helado y no aguante mas y le dije a Dora, mi cuñada que me corria, ella me dijo Dale Rominita, mojate toda que en la cartera tenes otra bombachita y toallitas femeninas y tampones, de mas esta decir que me moje toda y me dio verguenza, me acompaño al baño de chicas y me saco el consolador, me limpie y me puso un tampon junto con una toallita femenina y la nueva bombachica tambien de encaje pero blanca, me pregunto si me gusto y le dije que me encanto, ella me dijo Romi lo tenes que tener mas tiempo puesto, esta noche vas a dormir con el puesto ok.aunque el tampon lo tenes que usar cada vez que te lo saques o cuando tu novio te penetre, entendes preciosa, yo le conteste que si y que no veia la hora que Ale me penetrace, ella me dijo, despacio linda, ahora vamos a ver alguna vidrieras que te quiero comprar un lindo BabyDoll ok.

Esa fue la primera sensacion fuente en mi nueva vaginita, asi debia llamarla, y despues continuo como i novio me penetro y un momnton de cosas mas.
Acuerdense, este relato es 100% real.

Ver todos los relatos eróticos

NO SOMOS UNA AGENCIA DE ACOMPAÑANTES. No tenemos participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los encuentros que de manera independiente tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
No tenemos ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco nos enteramos de los encuentros que las anunciantes realizan o pudieran realizar.
No sabemos, no podemos saber, ni nos interesa saber si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos.
NO ORGANIZAMOS, NO IMPULSAMOS, ni tampoco hacemos campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo lineas comerciales que pudieran ser más favorables o no.
NO ALENTAMOS, NI ENTUSIASMAMOS a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada anunciante debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de publicar en nuestro sitio.
No organizamos viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo pretende ser un sitio web de AVISOS PUBLICITARIOS que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad.
Nuestra actividad se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que nos suministra cada anunciante y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su anuncio publicitario, pueda hacerlo de manera inmediata.