Mi confesión con una amiga

Enviado por Carla

Quiero contarles de cómo me travestí por primera vez con mis amigas. tengo 22 años y mi nombre de nacimeineto es juan pero en la intimidad soy Carla.
Bueno, la cosa empezó así. estando un dñia con maria mi compañera de la facu, me preguntó ella porqué no jugábamos a las cartas ya que habiamos terminado de estudiar y debíamos esperar casi dos horas para que su novio la viniera a buscar. Maria es un chica linda con un cuerpo maravilloso. recuerdo que me chas veces me quedaba mirando su trasero e imaginando pentrándola. les cuento que soy heterosexual y no puedo explicar cómo es que me gusta ser una mujercita pero al mismo tiempo me gustan las mujeres (que bicho rao no?, de todas formas me encantaría comer un buen miembro pero solo como algo pasajero. Fantaseo que algun dia encontraré una mujer, lesbiana me imagino, con la que pueda ser toda una mujer y er su "nena") lo cierto es que esa tarde estabamos aburridas y nos propusimos jugar naipes. para hacerlo mas expectante pensamos que quien perdiera deberia pagra una prenda. un poco en broma le dije que nos podriamos scar uana prenda de vestir pero me dijo que no me hiciera el vivo. le dije que no habia nada de "eso" que incluso si me conociera bien no pensaria eso, que yo era "diferente". ella me preguntó qué era lo que queria decir y yo le dije que nada. quiero contarles que no saben como me empecé a excitar. estaba a punto de contar mi secrero a una mujer y eso me fascinaba muchisimo Maria se acercó y me pidio que le contara, entonces yo le dije que lo haria si la prenda que hariamos esra sacarnos la ropa cada vez que alguien perdiera un partido. asi maria ace`ptó y comenzamos. empecé a hacer atrampas yella comenzó por los pies, despues por la blusa y asi hasta que se quedó en bombacha y copiño. yo haciéndom el "duro" hacia como que eso no me importaba y determinado insatnte ella me dice:¿como es que yo no he podido ganar un partido?. entonces yo lo dije porque no sabia jugar bien y que en cualquier momento ganaria ella. es asi como pierod tres partido seguidos a lo cual ya debía de scarme la remera Maria me dijo entonces que lohiciera pero yo dudaba. en ese mosmento le cuento que si yo me sacaba la remera no se iba a sorprender, que ahora iba a entender eso de porqué yi era diferente. en ese insatnte maria se impacienta y me dice que no, pero que lo haga rapido. asi q ene ese momento lo hago: para sorpresa de ella al sacrame la remera me djo ver con un hermoso coprpiño blanco de encajes. en ese instante maria, luego de la sorpres se ecaha a reir y me dice: sos maricon!!...bueno, no importa...por te portaste así, tan misteriso. luego del abarazo y de alguna sbromas lloramos para finalmente proponerme vestirme de mujer.
La cosa terminará alli, ya qu esu novio no vendrá ese día a buscarla...además mi mejor amiga llamaría por telefono. algunas de mis fantasías se terminarian haciendo realidad aquel dia.

Otros Relatos Eróticos de Chicas Trans

Me salí con la mía
Relato enviado por Nati
Me despertó el ringtone de la llamada. Medio entre sueños traté de alcanzarlo pero dejó de sonar antes. Todavía medio dormida miré la pantalla. Era él. El corazón me golpeó fuerte al ver el nombre y todo el sueño se me fue de inmediato.
Desbloqueé el teléfono, la hora decía 7:14. Me metí a Whatsapp, donde tenía notificaciones. Me había mandado un par de mensajes media hora más temprano:
Estas despierta?
Che
Estaba en línea. Me temblaban los dedos de lo emocionada que estaba.
Estas?
Me escribió.

Perdoname que te llame pero no te conectabas hacía mucho
Todo bien jaja
Estás en tu casa?
Si
Tardó un poco en atreverse a escribir. Un par de veces me apareció la notificación de que estaba escribiendo pero se iba de a ratitos y volvía a aparecer. Al final se animó:
Puedo ir?
No dudé ni un segundo:
Venite
Voy
Me puse a prepararme muy rápido. Fui hasta el espejo desatándome el pelo. Lo tenía bastante limpio y sedoso. Tenía puesta una remera que me quedaba un poco grande sin nada abajo, solo una bombachita, y no de las más nuevitas.
Me saqué la remera y pasé al vestidor. Me puse mi tanguita negra de la suerte y me miré la cola, todavía me quedaba genial. Me puse un corpiño de encaje. Arriba me puse un shorcito deportivo y una remerita de algodón bien ajustada. Pensé en ponerme tacos. Los hombres aman como se ve la cola y las piernas, y su fantasía es cogerse a una mina con tacos. Pero preferí descalza, más natural, como para estar linda y sexy pero sin que pareciera que me había esforzado demasiado.
Fui hasta el espejo y me puse un poco de máscara y me pinté los labios. Me alboroté un poco el pelo y ensayé un par de caritas sensuales. Me acomodé las tetas para que se vieran bien sugerentes y di una vueltita parada en frente del espejo.
Siempre había estado orgullosa de mis largas piernas y lo redondeado de mis caderas y mi cola. Mi cinturita era mínima. Mi abdomen estaba plano y marcado con los abdominales que ejercitaba todos los días. Mis tetas eran quizás un poco más chicas de lo que hubiera querido. Mi cara estaba bien aquillada y era bonita. Tenía ojos azules y pelo castaño muy claro, con reflejos de rubio. Suspiré, satisfecha. Estaba riquísima.
Fui hasta la cocina y preparé una botella de vino y unas copas, aunque lo más probable fuera que estuviera borracho. Me acordé de cómo había llegado a mi vida. Un día me había llegado la solicitud de amistad en Facebook. Cuando vi su perfil me gustó mucho. Era lindo, alto, musculoso.
Lo acepté. Apenas me di cuenta de que sabía qué clase de chica era yo. Era como la mayoría de los pibes. Valientes por Facebook pero medio cagoncitos para arreglar un encuentro. Siempre es lo mismo. Tienen una curiosidad que no se aguantan pero arrugan cuando se les da la chance de pasar a los bifes.
Pero este me gustaba más que la mayoría, así que no lo apuré. Fui llevándolo de a poco. Me esforcé en mandarle fotitos y videítos míos. Jugando con cositas en mi agujerito, en la ducha acariciándome el cuerpo, e incluso le pedí a un tipo que me filmara con mi celular mientras se la chupaba con un antifaz y un vestidito de fiesta para mandárselo.
Y él me mandaba fotos de su cuerpo, de su verga. Me mandaba audios, me llamaba para escuchar mi voz. Se le notaba que estaba a punto pero siempre dudaba para no perder la oportunidad.
Al final se animó a venir él. Lo hice venir una tarde. Me arreglé para él, me puse lencería sexy y un vestidito muy porno, tal y cómo me había pedido. Incluso ya tenía planeada hasta la rutina de sexo que le gustaba y que lo volvía loco que le dijeran ?papi?.
Apenas pasó se lo notó cohibido. No se soltaba cuando lo hice pasar y le convidé una copa de vino. Me respondía a todo con monosílabos. Y cuando traté de hacer pasar lo incómodo comiéndole la boca me dijo que había sido una mala idea, que mejor que iba.
Me hizo mierda. Por primera vez en mucho tiempo un tipo me gustaba en serio. Y saber que yo no le gustaba como era me hizo deprimirme por varios días. Apenas se fue llamé uno por uno a todos mis amantes para que vinieran por turnos. Los atendí a todos. A algunos en grupo. Tuve una maratón de sexo para olvidarlo y al final lo hice, a medias.
Y después de muchos meses aparecía un sábado a esa hora de la madrugada. Era obvio que estaba en pedo saliendo del boliche y había juntado el valor para llamarme. Rogué que no estuviera tan borracho como para que no se le parara y se convirtiera en un ente baboso sin capacidad de hablar. Pero en realidad estaba nerviosa.
Me estaba mirando al espejo otra vez cuando sonó el timbre. Atendí el portero.
_ Nati, soy yo.
_ Subí.
El corazón me latía a mil por hora. Esperé con la puerta abierta, entreviendo el ascensor en sus movimientos. No podía creer que estuviera ahí. El aire se me cortaba en el pecho. Bajó del ascensor. Tenía ropa de salir y el penetrante olor a pucho de después del boliche. Pero estaba tan sexy.
_ Hola_ susurró.
_ Hola.
Nos dimos un beso en la mejilla y lo hice pasar. Me miró mientras ponía llave.
_ Estas preciosa.
_ Gracias. Vení.
Lo agarré de la mano y lo guié hasta el sofá. Lo senté y me senté encogiendo las piernas abajo del cuerpo.
_ ¿Querés tomar algo?
_ No, gracias.
_ ¿A dónde fuiste?
_ Al Santo.
_ ¿Y qué tal?
_ Normal.
Los ojos le brillaban y se le notaba a mil kilómetros que la lujuria le ganaba. No me calentaba ese preludio innecesario. Me subí encima suyo comiéndole la boca. Me rodeó la cintura y empezó a acariciarme la cola, metiendo las manos abajo del short. Estuvimos así un rato y sentí como su pija crecía entre los dos. Al parecer no estaba tan borracho. Menos mal.
Dejando de besarlo me levanté despacito y me arrodille en el suelo. Mientras le desabrochaba el pantalón casi me ahogo con el olor a humo pero no me importó. Quería su pija, más que nada en el mundo. Quería tener su pija para mí, que fuera mía y de nadie más.
Era enorme. Hasta ese momento solo la había conocido por fotos. La agarré, y lo dura que estaba me hizo gemir, gozando por adelantado lo que me iba a hacer sentir. Se la chupé con hambre, como si mi vida dependiera de eso. Empecé pasándole la lengua por arriba, recorriéndola suave. El soltó un suspiro. Cuando llegué arriba me la metí entera en la boca, mientras le acariciaba los huevos y ese espacio sensible que hay entre ellos y la cola.
Le saqué los pantalones y la camisa. Quería tenerlo desnudo para mí. Su cuerpo me volvía loca. Empezó a gemir fuerte, poniéndome las manos en la cabeza. Se la chupe un rato hasta que el ritmo hizo que la acabada estuviera cerca. Entonces me paré despacio, sonriendo pícara a su cara de súplica.
Me saqué la remera de un tirón y me di vuelta para mostrarle la cola mientras me sacaba el short, agachándome teatralmente. Lo escuché ahogar un suspiro y cuando me volví a enderezar lo tenía a mi espalda, resoplando y aferrándose a mí. Con una mano me acariciaba las tetas y con la otra me rodeaba la cintura con fuerza. Me sentí pequeña y frágil en sus brazos. Su pija estaba a la altura de mi espalda.
Con urgencia me hizo girar y arrodillarme en el sillón, apoyando los antebrazos en el respaldo. Se arrodilló atrás mío, corriéndome la tanguita. No podía respirar de la emoción. Mi hombre me estaba por coger.
_ ¿Me la vas a meter, papi?_ le pregunté, con mi mejor voz de nena malcriada.
_ Sí, putita. Te voy a coger como nadie.
_ Dame fuerte, papi. Dame.
Como sabía que no había estado con una chica trans antes quise decirle que al principio despacio pero no hizo falta romper el clima. Me la fue metiendo despacito. Mi culito la recibió, centímetro a centímetro, explotando de placer. Nunca había sentido algo tan fuerte. Mi pijita estaba dura debajo de la tanga.
_ Ay, por dios, que apretadita esta tu colita.
_ Te gusta, papi? Es tuya.
Empezó a bombear despacio, apoyando su pecho contra mi espalda, respirándome al oído.
_ Te gusta, putita? Sos mi putita?
_ Sí, papi, soy tuya.
Lo decía en serio.
_ Te gusta cómo te cojo? Te gusta ser mi novia por esta noche? Te gusta ser el gato con el que engaño a mi novia?
Le gustaba hablar sucio así que le contesté todas las cosas que decía en medio de los gemidos que ya no podía controlar. Estaba muy excitada. Su pija me estaba llegando muy adentro y era una delicia.
_ Dame duro, papi. Quiero tu leche.
Empecé a gritar de placer. Ya no me importaban los vecinos ni la hora. Sentía tanto placer que apenas me di cuenta de que había acabado, manchando el sillón. Mis piernas se aflojaron un poco pero él me agarró fuerte de la cintura mientras seguía duro, sin piedad.
Dio un último bufido y lo sentí acabar muy adentro mío, tan abundante y caliente que parecía que no lo hubieran ordeñado nunca. Se apoyó en mi espalda otra vez, mientras luchaba por recuperar el aliento.
Me sentía como si todavía estuviera acabando. Estaba tan rico que no lo podía creer. Era feliz. Mi hombre me había dado uno de los mejores polvos de mi vida. Se salió y se dejó caer en el sillón. Yo me arodillé, en la posición que estaba y le acaricié el pecho. Me sentía una diosa del sexo, una puta, el mejor polvo de su vida. Me encantaba haberme salido con la mía.
_ Queres quedarte?
Todavía le costaba respirar. Me miró.
_ Sí. Mi novia está de viaje todo el fin de semana.
Sonreí.

El resto del finde se los cuento la próxima. Besis.
Trío especial
Relato enviado por Ju y Be
Todo comenzo con un whatsapp que le mandé a mi esposa , comentandole que a la salida del trabajo me habia cruzado en la calle con una chica trans ...inmediatamente me contestó diciendome que había algunas muuuuy [email protected] y que le gustaban completitas Se imaginan mi asombro pregunté como completitas ??? - Con tetas grandes y una buena pija me contestó Allí comenzo una escalada de charlas hasta que nos confesamos mutuamente nuestras fantasías Yo quería cogerme [email protected] y ella soñaba con una DP una doble penetración pero no se animaba con otro tipo ... quería algo mas bien femenino Ella buscó en sexo3 y me mostro y propuso una visita a Ala No podría haber sido mejor la elección , acordamos el encuentro y bajo a recibirnos muy sexys las dos Alaniz y mi esposa empezaron a besarse ni bien traspusimos la puerta de su Dpto y luego se abalanzaron a chuparme la pija ...se complementaron de maravillas, luego a Bea le encantó tener dos pijas a su disposición y alternaba en su mamada En un rato Ala se ofreció y bea la cabalgó como poseída y yo le lubrique su cola y cumplí su fantasía cogiendola por el culo. Debo confesar que ni bien acabé salí y todavía no se como pasó pero no pude contenerme mientras miraba bien cerca como Ala bombeaba a mi esposa ...tomé delicadamente ese trozo tibio y se lo arrebaté a mi esposa y lo chupé con dedicación ...muy curioso era mi primera experiencia de chuparme una pija ...pero aún tenía el gustito al sexo femenino de mi esposa ....Volveremos por más
Su Mujer
Relato enviado por Lorenita
Tenia 21 años y una noche me vesti como una perra y sali a bailar , cabe señalar que no era transexual y nunca habia salido vestida de mujer, Entre al boliche y ya me di cuenta que estaba llamativa las miradas babosas de muchos chabones me hacian gracia pero me encantaba , Camine hasta la barra me pare con mis piernas juntitas y mis tacones altos hacian que mi cola se parara y sea el centro de miradas por esas horas,, arriba me habia puesto una remera basica y abajo un brasier con relleno lo que me daba una figura muy sexy
En eso note que ya no era el centro de atencion,, y todos se habia dirigido a mirar a un hombre de unos 35 años muy bien vestido muy grande lleno de cadenas y pulseras y rodeado de dos HERMOSAS bombas sexys,, cuando sin mediar palabras aparecio de atras de el un tio mas grandote aun que con habilidad animal le acerto un puñal en la espalda matandolo ahi mismo,,, el revuelo fue tan grande que cuando llego la policia,, nadia habia podido salir del lugar por el estupor de lo que habia sucedido,, por lo cual en unos minibus nos trasladaron a todos a la comisaria,,,,
Y yo vestida como una estudiante en celo,,, pintada , con las uñas arregladas con aros ,,, fui tambien llevada,,,
Cuando nos hicieron bajar en la comisaria me preguntan el nombre,, Y LES DIGO lorenita,, con voz temblorosa,, me piden el dni y leen LORENZO,,, ohhh Pero que tenemos aca RODRIGO veni mira que hacemos con este bombon,, ? tiene dni de HOMBRE y vos sabes que no podemos meter un hombre con las mujeres,, asi que lo lamento,,,,
Pero nooo intente protestar,, mira como estoy vestida me van a matar me van a violar,,,,
lo hubieras pensado antes,,,,, y sin mas me llevaron a una celdal donde habia 4 hombres de alrededor de entre 30 y 50 años,, uno de ellos muy alto todos estaban con el torso desnudo por el calor reinante,,,,
Entre temblando y con pasos chiquitos me fui hasta un rincon,,, cuando uno de ellos el mas petizo,, dice,, PERO miren muchachos la suerte que tenemos habiamos pedidos una mujer y nos mandaron a una mujer,, vamos a jugarnos en las cartas quien se queda con ella y asi tal cual se acomodaron los 4 en una mesita y se pusieron a jugar a las cartas,,,
cuando uno de ellos me pregunta como me llamo,, le digo LORENZO,,, noooo no no,, que lorenzo tu nombre de MUJER,,,
y timidamente le dije LORENITA,, a lo que los 4 se largaron a reir,,,
ellos jugaban y yo seguia parada al lado de la reja,, llamando al guardia pero sin respuestas cuando uno de ellos me dice, ,lorenita veni para aca,, yo no me movia,, y entonces su nivel de agresion subio,,, LORENITA no me hagas repetir,, o venis o la vas a pasar muy mal,,, entonces me acerque,, y me dice elejite una cama,, que esto ya esta por terminar,,
quede helada,,,, cuando estaba por preguntar ese animalq ue era el mas grande de todos se para y me toma del braz,o,, gane!!!! grita,,, de ahora en MAS sos mi MUJER,,, y sin mas caminamos hasta la cama del fondo,,, cerro una especie de cortina hechas con sabanas y frazadas , se paro se bajo los pantalones y dejo al descubierto una tremenda pija,,, veni,, chupala,,,
estaba aterrada ,, hacia calor,, me sentia en un lugar sucio,,, pero no tenia otra,,, me arrodille limpie un poco con mi mano y me la meti en la boca,, ,,,,,,,,,,,,,, gguau,, el olor y el sabor que tenia aquella tremenda pija era muy fuerte pero debo reconocer que al poco teimpo la estaba mamando como una puta disfrutandola,,
cuando me tomo la cabeza me hizo parar y me pidio que me saque el pantalon,, que era un elastizado y para sacarlo tenia que hacer un movimiento sexy ya que mi cola se grande,,, no alcance a quitarmelo del todo con el pantalon a las rodillas que me impedian moverme me puso en 4 patas y me la metio,, luego de haber lubricado con su saliva tu dedo haberme dilatado,,,
fue terrible el dolor el olor y el placer,, a tal punto entro en un ritmo tan frenetico que en un momento pude sentir como se corria adentro mio,, al mismo tiempo que mi cuerpo empezaba a tiritar de placer,,,,,,
la saco y me pidio que se la limpiara asi lo hice me subi los pantalosnes y me quede con todos su semen adentro,,, no me dejo limpiarme,, HOY TE QUEDAS asi ,,,, ahora traeme un vaso de agua acomoda la cama y barre ,,,,, despues te podes acostar en nuestra cama,, AHI ENTENDI QUE ME HABIA CONVERTIDO EN SU MUJER

Ver todos los relatos eróticos

NO SOMOS UNA AGENCIA DE ACOMPAÑANTES. No tenemos participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los encuentros que de manera independiente tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
No tenemos ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco nos enteramos de los encuentros que las anunciantes realizan o pudieran realizar.
No sabemos, no podemos saber, ni nos interesa saber si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos.
NO ORGANIZAMOS, NO IMPULSAMOS, ni tampoco hacemos campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo lineas comerciales que pudieran ser más favorables o no.
NO ALENTAMOS, NI ENTUSIASMAMOS a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada anunciante debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de publicar en nuestro sitio.
No organizamos viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo pretende ser un sitio web de AVISOS PUBLICITARIOS que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad.
Nuestra actividad se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que nos suministra cada anunciante y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su anuncio publicitario, pueda hacerlo de manera inmediata.