ella, su [email protected] y yo

enviado por anonimo

Dejare mi nombre en secreto por seguridad, tengo 19 años, estudio en la universidad y tengo una compañera no muy atractiva, pero tiene un gran cuerpo, debíamos hacer un trabajo junto y nos juntamos en su casa, estaba su [email protected] menor de 17 años, se nos hacia tarde por diferencias en nuestras formas de plantear el tema.
eran como la 9 de la noche y su [email protected] salio dijo que iría donde unos amigos, estabamos conversando con mi compañera y de nos comenzamos a besar muy apasionados, comenzamos a tocarnos y nos fuimos a su cuarto, nos comenzamos a desnudar, comenzamos la previa sexual y al rato teniendo un rico sexo, estaba ella en posición a lo perrito, cuando siento que alguien toca mi espalda, era su [email protected] menor vestido con un porta ligas, una tanguita, sujetador, maquillado, era una verdadera nena, me hizo callar y comenzó a besarme, me excitarme aun mas de lo que estaba, la chica mira de reojo y se voltea, "que haces aquí le dijo", nada respondió, debes compartir o le dije a mis padres.
el chico me hecho asía atrás y comenzó a mamar mi polla, fue mejor que la de su hermana, mientras tome a la chica de la mano y la puso con su vagina en mi boca, ella de apoco fue aceptando y dejándose llevar; la chica dejo que penetrara a su [email protected], mientras yo lamia su vagina, así fuimos compartiendo sexo entre los tres, yo era el activo y ellas dos las pasivas, estaba tan caliente que la chica se acomodo de espaldas en la cama, puse sus piernas en mis hombros y la penetre, esta en esa posición y siento que el [email protected] comienza a penetrarme, la sensación fue increíble, goce mas que nunca, el chico me hizo acabar en un gran placer, y así como llego se fue.
nunca mas hablamos con mi compañera y de hecho solo nos saludábamos en los pasillos cuando nos veíamos, nunca se volvió a tocar el tema, pero no olvido el gran placer que sentir al estar entre la chica y su [email protected], lo volvería a repetir solo para sentir esa sensación nuevamente.

Ver más relatos eróticos