Mi primera vez con Joaco

Enviado por anónimo

Conoci a joaco en un mall yo andaba vestida de falda de cuero y saco beige eran dias de invierno y traia ouestas unas medias me llegaban hasta la media pierna y elportaliguero a la cintura y panty de hilo y bra rojos con una blusita blanca de tirantes arriba de la cintura de largo con zapatillas de plataforma beiges de tirantes a mi pierna peluca larga de rizos negros cuando andaba yo en lenceria abobada iendo los modelos me di cuenta que me seguia con la mirada un hombre y me veia el trasero yo no dije nada y segui escojiendo los que me gustaron rojos, violetas, azules, cafes y blancos todos con panty del mismo color y me fui contenta a las cajas cuando senti ya estaba atras de mi con dos barras de chocolates y me dijo si gustas yo te regalo todo lo que compraste y le dije ¿como crees eso? ¡no gracias! no seas asi me gustaria verte con todos ellos puestos solo para mi ¿como crees? no, no seas mal pensada te lo dije en un plan le dije sabes te vas a desilusionar de mi porque talvez no sea quien tu piensas ¿como sabes lo que me gusta a mi? acabemos soy una travesti dejame en paz ¡ya! ¿que esperas que no te has ido? asi me gustas mas enojada mamacita ¡yo no soy tu mamacita! pero lo seras si tu quieres ¡me gustas tal como eres, asi como estas! no me importa lo demas, dejame demostrartelo y bueno me suavice un poco y termino la cajera de marcar y zas que le pasa la tarjeta de credito para pagar y yo dije ¡no! ¡no! cobrame a mi pero el insistio y le dijo cobratelo todo es regalo para mi novia ¡no vas demasiado rapido? ¡ni te conozco para esto! pero en fin camine hacia la salida con mis compras regaladas y me alcanzo ¡ven yo te llevo subete a mi carro! le dije no,no, apenas te conozco insisto te invito a mi depa esta cerca no te vas a arrepentir de eso te voy a respetar y no hare algo que tu no quieras hacerlo solo un refresco, bueno vasmos llegamos y me dijo ponte comoda voy a traer hielos y si regreso con ellos sirvio un brandy con resfresco de manzana y puso musica suave y me invito a bailar!
me llevaba con buen ritmo y me acerco a él y despues de tres melodias me dio una vuelta y quede adelante su pene duro y yo lo sentia no se porque empece a mover las nalgas cuando lo senti enmedio y me hacia para atras y se lo puse mas duro estaba extasiada haciendo eso me puse calientisima me pulsaban mis sienes y todo mi cuerpo al ritmo de la musica que ya era mas movida asi me bailo dos melodias más y ya no pude más me di la vuelta y me empezo a besar en la boca, él ya me ya besaba el cuello cuando estaba bailando y bien me agache y le baje el pantalon y trusa y quede asustada que vergota tenia boien gruesa no muy larga pero se veia antojable, la agarre con mi mano izquierda y me la acerque a la boca besandole la cabeza y abri mi boca y me la trague toda casi no podia respirar y el me empezo a bombearla en mi boca hasta que se vino en mi boca y me lleno de semen ,e jalo al sofa y me desnudo dejandome en bra y panty con mis zapatillas puestas y me puso de a perrita y senti cuando me puso la cabeza del pene en el ano y yo lo aprete bien duro y empece a jalarlo para adentro y me decia si! ¡si! asi, asi me gusta sigue asiiii, hasta que senti toda la verga adentro de mi y me empece a mover las caderas a los lados y las nalgas alretandolas y apretando mi culo me decia si dora, sigue asi dora ¡te amo! yo le dije estas caliente y por eso me dices esom no dora es cierto no habia culeado tan rico como ahora te tengo y si me duro como 15 minutos senti que se exploto dentro de mi culo y yo tambien me explote al mismo tiempo y se dejo caer sobre de mi y yo recostada en el sofa senti cuando me jalo y subio mis piernas a sus hombros y vuelta a empezo a bombearme y se agachaba y me besaba en laq boca que noche asi amanecimos cojiendome rico.

Otros Relatos Eróticos de Chicas Trans

El asado de los viernes
Relato enviado por Chelo
Teniamos por costumbre juntarnos con la barra cada 15 días a disfrutar de un asadito, charlar un rato, un buen partido de truco y contar las clasicas vivencias de los hombres con las mujeres. Pero ese viernes vino a visitarnos un viejo amigo. Despues de comer y de sobre mesa, empezo a contarnos de su relación con una mujer, que no lo era tal, y daba vueltas y no nos decia de que se trataba el alcohol fue haciendo de las suyas, el grupo se fué reduciendo y tipo 2 de la mañana nos dijo, la llamo por telefono y le digo que se venga ya. Despues de un rato, sono el timbre, voy a abrir y me encontre con una bestia despampanante, con una mini infartante, que pregunto por mi amigo y si mas le dije, pasa por favor. Todos sentados en el living, descorchamos un par de botellas de champagne y empezamos a charlar el tema fue subiendo de tono y con el clasico jueguito de que QUE VA A SER UN TRAVESTI SEMEJANTE MUJERON!!!! empezamos a sacarnos las ropas hasta quedar con la interior unicamente. Si develar el misterio, Juliana tomo a mi amigo y le partio la boca de un beso siguieron y siguieron hasta empezar a a desvertirse y quedar completamente en bolas y ..... que sorpesaaa!!! de entre sus piernas dejo caer un pedazo medio erecto que a mas de uno le dio envidia ese tronco. En un silencio mortal su voz fue mas que una orden, DESNUDENSE TODOS!!!! sin decir ni mu, todos quedamos en pelotas. Se arrodillo frente a mi amigo y tomo su pija con una suavidad entre sus manos y con su boca bien abierta, se metio la cabeza hasta la garganta, sin dejar nada afuera. El resto estabamos al palo, mal, re dura, queriamos participar en ese festin de dulzura. Ella con sus manos, tomo a un par de amigos mios, se las tocaba y les decia que se las hiba a comer toda. El tiempo paso y entre el alcohol y la calentura, no sabiamos como terminariamos. Se escucho la clasica, ORGANICEMONOS!!! PERO YA ERA TARDE, Juliana ya tenia la pija de amigo adentro y 2 pijas en su boca, como verdadera hembra en celos sasiaba a todos nosotros. Uno de mis amigo en un sesenton, pero gozaba de una pija descomunal se me arrimo y acercandose a mi oido me susurro, quiero estar con vos. Nunca me habia encarado un hombre, si bien en mis fantasia de adolecente las tuve. Sin decir nada me dijo seguime. Haciendonos como que hibamos a buscar algo, nos separamos del grupo y nos fuimos a un living en el piso de arriba. Nos sentamos, brindamos y sin decir una palabra, me partio la boca de un beso, siguio con su lengua me tomo del cuello y me fue bajando por su pecho, subsione sus tetillas hasta llegar a su pija que chorreaba flujo en gotas bien espesas, lo tome con mis labios y me lo trague todo. El placer era descomunal, era una mezcla rara de calentura y de sentirme mujer. Mientras le practicaba una mamada, él me metia sus dedos en mi culo, bien suave, me dilato re bien y me dijo bien suave, acostate en el sillon de costado, obedeci tal su orden, él paso por atras, se acosto con su espalda al respaldar, paso su brazo por entre mi cuello y quedamos en la clasica cucharita. Me lamia mi oido, mi cuello, y su pija se fue acomodando entre mis nalgas. El flujo se encargo de lubricar toda la zona. Tal mi calentura que meti la mano por entre mis pernas, tome su pija y la apoye en mi hueco, pare un poquito la cola y senti su movimiento hacia adelante, bien suave, sin prisa, y senti que su cabeza se metia bien suave, bien tibia. Atine a decirle que me dolia y me respondió con un chupon de aquellos, que sin darme cuenta, le hice una fuerza para atras con mi culo y senti que se terninaba de meter toda, hasta sentir su pubis con mis nalgas y sus huevos golpeandome. Se movia bien tranqui, yo sentia el pedazo bien erecto, sus venas hinchadas y lo unico que queria es que me coja todo. Me cojio durante 20 minutos mas o menos, hasta que escuche que sus quegidos aumentaron, me doble hacia atras, abri mis nalgas y senti como me daba su leche bien caliente su arremetida final fue colosal. Me la dejo un ratito y al oido me pidio que se la limpie, me di vueltas, me arrodille y se la limpie toda, hasta las ultimas gotitas que salian de su punta. Me tomo de la mano y nos fuimos hasta abajo con el resto. El cuadro era espectacular, 2 ya habian acabado, otro bombeaba a Juliana y mi amigo me pidio que la masturbe. me puse por abajo, tome su pija y comence a masajearla. Ella en consecuencia conmigo, me apunto con su pija a mi cara y me largo toda su leche!!! Nos incorporamos y me pidio que la ayudara a limpiarnos. Nos fuimos al baño y nos duchamos. Cuando salimos me dijo, Vos no acabaste todavia, veni conmigo. Nos fuimos hasta el dormitorio, cerramos la puerta, se acosto boca arriba con sus piernas levantadas y me dijo: soy tuya, damela a toda me puse frente a sus nalgas y le meti toda mi pija hasta el fondo, la penetre con toda mi cabeza al descubierto, me recoste sobre ella y con unas cuantas sacudidas, le llene su hueco con todo mi semen. Descansamos un ratito, la puerta se abrio y todos venian con sus pijas erectas de nuevo. Nos miramos, nos reimos y volvimos a comenzar con todos. Una experinecia inolvidable. Desde ese dia, Juliana nos visita en los asados y yo la ayudo, como si fueramos grandes amigas, con todos esos machos sedientos de sexo y llenos de semen, a saciar sus instintos carnales y terrenales, hasta bien entrado el amanecer.
El encanto de la ciudad
Relato enviado por Renata
hola soy Renata, me llamo Renato en verdad, solo le puse el femenino, vivía en el campo con mis padres, hijo único, mi padre el menor de 5 hermanos administra el fundo que era de mi abuelo, desde los 11 mas menos cuando llegaban visitas, sobre todos mis primas les robaba una prenda de su ropa para vestir de nena, lo asía en secreto.
tenia un primo de 19 años, en ese entonces, quien perdió a sus padres, ese año, mi padre quería que estudiara en la ciudad, mi primo no puso reparo en alojarme en su casa, tenia 15 años y mi padre ayudaría con algunos gastos, fue así como me vine a la ciudad, visitaba a mis padres de vez en cuando, y los fines de semana que me quedaba acá, aprovechando que mi primo salia, me vestía de nena, con la mesada de mi padre me compraba ropa, acá nadie lo miraba a mal, y eso me gustaba podía elegir lo que me gustaba.
un día viernes cristian mi primo, iría a una fiesta, cuando salio, me duche y me vestí de nena, el llego pronto y solo entro, me atrapo bailando en el salón vestido de nena.
.- no te preocupes dijo, ya lo sospechaba.
.- que paso.
.- la fiesta no se hizo, por eso me vine.
.- perdón pero...
.- no te preocupes por tu atuendo, ya lo sabia.
.- como?
destapo dos cervezas y me dijo ven hablemos.
.- había visto ropa interior de nena en tu ropa, y como no traes chicas, fue lo mas lógico de pensar.
.- pero no le cuentes a nadie.
.- no te preocupes.
hablamos un buen rato de muchas cosas, chicas, chicos, y temas en general.
.- solo cambiaría un poco tu cara, pareces un nene aun.
paso toda la semana y seguimos como siempre, llego el viernes y me dijo viene una sorpresa a las 8, prepárate, el salio a las 7 mas menos y a las 8:15, llego un chico muy afeminado, con un maletín, eres antonia dijo, si respondí, vengo a cambiar tu look, esta todo pagado.
el chico entro me hizo vestir de nena, me arreglo las cejas me enseño a maquillarme, me corto el pelo para poder peinarlo de chico o de chica según la ocasión, me dejo hermosa,en eso llego mi cristian y me vio.
.- ahora pareces una nena de verdad.
le dio las gracias al chico, y me entrego una bolsa donde venia maquillaje y perfumes.
.- no quiero que te vistas para mi, solo quiero que seas feliz.
en ese entonces ya tenia 16 años.
un viernes me dijo viste en la universidad hay una fiesta para que vamos, te presentare como mi prima, para acortar el relato, fuimos y como a las 2 de la madrugada la fiesta se apago y ya no tenia buen ambiente, cristian propuso volver a casa con algunos amigos y seguir la fiesta hay, yo baile con muchos de sus amigos, creo que algunos sospechaban o sabían pero no les importaba, llegamos a casa con 5 amigos y 4 amigas, raul un chico no muy guapo, se acercaba y hablamos mucho rato, le conté la verdad y no me creyó, le dije que era cierto, que era un nene, lo mas gracioso fue que seguimos hablando como si nada.
pasaron los días y raul me envía un mensaje a mi móvil: "Salgamos un día, espero que tu primo no se enoje, besos raul".
no sabia que hacer, después de unos días acepte, me llevo al cine y comer algo, se porto como un caballero, le conté a cristian y dijo que no tenia problemas, así que con raul salimos mas de una vez.
por eso para mi tiene un encanto especial la ciudad, me gusta mucho, después contare de como fui la chica de raul, besos a todos.
La Primera vez que la Chupé
Relato enviado por Juan
Esto pasò hace muchos años. Estaba solo en Buenos Aires y me encontraba muy caliente. Siempre fui heterosexual pero un día, por error, tuve mi primera experiencia con una travesti. Aquel día fui a un prostíbulo. Toque el timbre y me atendió una rubia con una cola increíble y grandes tetas.

Cuando subí se dio cuenta de mi confusión y me aclaró que ella no era una chica y que su amiga que aparecía por la puerta de una habitación, tampoco. Pero las vi y con la calentura que traía me daba lo mismo ya que sólo quería que me la chupen y cogerlas por el culo.

Entonces elegí a la que me había abierto la puerta y entramos a la pieza. Me empezó a chupar la pija despacio. Bajaba y subía, y yo estaba cada vez más caliente y duro. Me la chupó tan bien que casi acabo.

Le pedí que se ponga en cuatro y ella se untó el culo y, con la mano y de espaldas, me acercó la pija a la puerta de su ano. Después se fue echando para atrás, de a poco, hasta metérsela entera. Ahí comencé a bombear en ese estrecho ano que se iba dilatando de a poco. Acabé y caí encima de ella.

Salí del lugar pensando qué había hecho. Estaba confundido, pero con el
tiempo se me fue pasando.

Tras ese encuentro fui a buscar otros travestis, con los que solamente me hacía chupar la pija y me las cogía. Pero con el tiempo me fui animando a más. Primero les di besos y después los pajeaba. Pero lo que quiero contarles ocurrió una noche en que estaba solo y muy caliente, con algo de plata en el bolsillo.

Iba seguro de que quería acostarme con una traviesa, hasta ese momento sólo
me la chupaban, pajeaba y se las metía. Eran las tres de la mañana de un día cualquiera. Estaba muy caliente. Busqué en el diario un aviso que me gustara y elejí el que más me llamó la atención. Llamé desde un teléfono público, me quedaba a tres cuadras de donde estaba.

Fui hacia esa casa. Llegué y me encontré con una travesti rubia, alta con buenas tetas y muy linda de cara. Ella estaba vestida con una tanga y un corpiño. Acordamos el precio y me hizo pasar a una habitación -su departamento estaba muy bien puesto-. Me saqué la ropa, menos los boxer. Ella entró y me acostó en la cama. Me empezó a chupar los huevos por arriba del boxer y mi pija se puso a mil. Nunca la había visto de ese tamaño. Mientras tanto, yo le sacaba el corpiño y le masajeaba la poronga por arriba de la bombacha.

Ella, con los dientes, me fue bajando los calzoncillos y yo, con las manos, su bombacha. Empezó a chuparme la pija de manera bestial, bajaba y subía por mi falo de una forma que me hubiera hecho acabar enseguida. Le pedí que parara y que me acercara su pija a mi mano, que la quería pajear. Ella me empezó a chupar la pija más despacio y yo le hacía una paja con su pene cada vez más cerca de mi cara.

Llegó un momento en que estábamos en posición de 69, pero su pija no llegaba a tocar mis labios. Aparté mi cara un poco y la mire a los ojos. Ella me preguntó si quería chapársela. Yo le contesté que no. Siguió chupándomela un poco más y, en un momento, no se por qué metí su pija en mi boca y se la empecé a chupar despacio.

Subía y bajaba por su palo como si lo supiera hacer. Ella comenzó a gemir mientras me agarraba la cabeza. Me paré. La llevé al comedor, la senté en los sillones y me arrodillé ante tamaño mástil, que debía medir unos 23 centímetros. Chupaba como si estuviera dominado por ese falo.

Ella me llevó hasta la habitación de nuevo e hicimos un eterno 69. Después me preguntó si quería que me la meta y le dije que no, que yo quería disfrutar de su culo. Me puso un forro y se untó su cola con crema. Se puso en cuatro patas y se la metí despacio. Empecé a moverme con un ritmo que iba creciendo con cada meta y saca.

Después le pedí que se diera vuelta y que me apoyara su pija en mi ano. Lo hizo. Me puse boca abajo y ella empezó a pasarme su verga por la raya del culo, una y otra vez. Como ya no aguantaba más, le dije que se pusiera boca arriba y que sus piernas vayan a mis hombros. Volví a metérsela, empujé y empujé hasta que mis huevos tocaron su raya. Nos empezamos a mover al unísono y ella a pajearse también. Acabamos casi al mismo tiempo. Fue una experiencia increíble


Juan

Ver todos los relatos eróticos

NO SOMOS UNA AGENCIA DE ACOMPAÑANTES. No tenemos participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los encuentros que de manera independiente tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
No tenemos ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco nos enteramos de los encuentros que las anunciantes realizan o pudieran realizar.
No sabemos, no podemos saber, ni nos interesa saber si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos.
NO ORGANIZAMOS, NO IMPULSAMOS, ni tampoco hacemos campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo lineas comerciales que pudieran ser más favorables o no.
NO ALENTAMOS, NI ENTUSIASMAMOS a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada anunciante debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de publicar en nuestro sitio.
No organizamos viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo pretende ser un sitio web de AVISOS PUBLICITARIOS que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad.
Nuestra actividad se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que nos suministra cada anunciante y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su anuncio publicitario, pueda hacerlo de manera inmediata.