El comienzo

Enviado por Rik

Hola, les cuento mi primer experiencia en una relación sexual.
Tendría unos 17 años y en una época donde no existía la enfermedad de hoy.
Estaba esperando en la puerta de una galería, en pleno centro de mi ciudad, a un amigo y compañero de estudios. Al costado del ingreso a la galería, existía un boliche con mesas en la vereda en una de esas mesas tomando un café, estaba El, un muchacho de 30 años. Note a los pocos minutos de estar allí, que no dejaba de mirarme. En un momento en donde ambos mantuvimos la mirada, me invito a tomar un café por supuesto que acepte. La charla fue muy amena y fluida, a tal punto que olvide que vendría mi amigo. Luego de un largo rato de conversación variada, yo ya presentía donde derivaría todo esto. Y como siempre rondo en mí, la fantasía de tener una relación con mi mismo sexo, estaba más que dispuesto a brindarme. Sabía que a partir de esa casualidad, comenzaría una amistad íntima. Esa tarde, cálida por cierto, quedo solo en un par de café y un encuentro al otro día. Carlos en ningún momento -y yo mucho menos- insinuamos nada. Éramos los dos muy receptivos. Sobraba decir que nos gustábamos mucho. Esa noche en casa, me masturbe pensando como seria su pene.
Llego el segundo encuentro al día siguiente. Fuimos a tomar un café y continuo la charla, esta vez fue sobre sexo. Hasta que llego el momento, y me invito a su casa. Nos fuimos, vivía a un par de cuadras de donde estábamos. Llegamos y nos sentamos en el living, me sirvió un trago. Brindamos por esa nueva amistad que estaba naciendo. En un momento me acaricio la pierna y le correspondí. Yo estaba sumamente excitado. Terminamos el trago nos fuimos al dormitorio y nos recostamos desvestirnos muy lentamente uno al otro. Nos quedamos desnudos a media luz, los dos bocas arriba, sin hablar, sin mirarnos. Hasta que me dijo: no tengas vergüenza y hace lo que desees hacer. Yo quería besarlo, agarrarle fuerte la pija y llevármela a la boca, chupársela hasta que me colmara de leche. Pero la vergüenza podía más que mi deseo de sentirme mujer. El comenzó acariciándome los pechos, el vientre y las piernas. De a poco me fue dando vuelta y me puso boca abajo. Empezó a acariciarme la cola con una mano y me llevo a la boca el dedo de su otra mano. Se lo chupe y chupe mientras me lleno la cola de saliva y comenzó a ponerme el dedo – no daba más- sentí que explotaba. De repente se arrodillo en la cama, me tomo de los hombros y me llevo a su pija, el placer de sentirla toda en mi boca fue inmenso. Se la chupe hasta que acabo, me lleno la boca de leche, hizo que se la pusiera en su mano y luego empezó el a masturbarme, un segundo antes de acabar comenzó a chupármela. Nos quedamos satisfechos descansando.
Luego fuimos los dos desnudos al living y nos tomamos un café, recuperamos fuerzas. De rodillas frente a El, comencé a chupársela nuevamente, seguía desesperado. En ese momento no entendía que necesitaba la pija dentro de mí. Jamás me habían hecho la cola, y la pija de Carlos era muy grande. Carlos sabia de mi deseo!!! Me dio vuelta me puso en cuatro con las piernas bien cerradas y me la puso entre las piernas, que placer!!! Por dios!!! Sentir su pija rosándome los huevos, llenarme la cola de crema y apoyarme la cabeza de su pija en mi culo. Así fue durante varios encuentros, donde cuidadosamente me fue haciendo la cola, hasta que me la comí toda. Seguimos saliendo durante un par de años, hasta que se fue por trabajo a Europa. Nunca más tuve un amigo íntimo. Y luego de todos estos largos años, comencé la búsqueda de otro amigo íntimo.

Otros Relatos Eróticos de Chicas Trans

Una travesti especial
Relato enviado por Luis
Hola muy buenas a todos mi nombre es Luis. Tengo 36 años, todo comenzó en el 2008 cuando recién me gradué en la universidad como docente viaje a al departamento de Antioquia soy docente de profesión, era marzo cuando fui contratado por una institución cuyo nombre me reservo a la vez su ubicación, bueno al iniciar mi trabajo todo era normal pero cuando llegaba a Medellín a descansar los fines de semana transitaba por una calle dónde uno encuentra a estas damas, ella me piropeaban al pasar pero yo no prestaba atención cuando transitaba por el lugar hasta que una noche estaba algo pasado de copas y observe a una muy especial que al ver su rostro ella semejaba mucho el de una mujer y su cuerpo ni hablar estaba muy completa hasta su voz, la llamé y le pregunté si estaba dispuesta a trabajar unas horitas conmigo y ella me respondió gustosamente que entraramos al lugar. Y a estando en la habitación del hotel ella empesó a besarme muy a fectuosamente y yo tasn nervioso que estaba no le tocaba en absoluto, hasta que poco a poco fui cediendo nos tumbamos en la cama y comenzamos a quitarnos la ropa ella quedo con su tanga puesta y vaya que cuerpazo! Muy cuidadosamente ella me dijo que no me asustara que ya ella tenía experiencia con personas primerizas con travestis a lo que yo me serené por completo, así mismo mientras ella me hacia un oral me fue metiendo un dedo en mi ano y fue masajeando con mucha calma y yo estaba que reventaba, luego ella se subió y empezó a darme besos nuevamente se acomodó y unto lubricante en su ano, me puso el preservativo y comenzó a cabalgar yo muy contento viendo esos senos perfectos y duros no paraba de tocar y besar, luego le cambié de posición cosa que no me agradó mucho y en perrito fui dándole hasta acabar, después de eso nos besamos muy apasionadamente, me dio su número y volvimos a vernos un par de veces más, pero les contaré en otra oportunidad.Espero que mi relato les halla gustado.
Mi novio el Taxista 2
Relato enviado por Claudia
Hace unos meses les conte como conoci a Fernando en un taxi y me converti en su putita. Dejamos de vernos cuando se entero que su amigo Juan, a quien el me habia entregado para que le haga un pete, se habia convertido en habitue de mi colita. Pasaron los meses, deje de ver a Juan y con Fernando no tuve mas contacto. Hace 2 semanas me lo cruce en el Supermercado, el estaba con su mujer... me saludo como viejos amigos, me presento a Claudia ( su mujer ) Charla va, charla viene fuimos a tomar unos mates a su casa. En un momento cuando Claudia bajo a comprar cigarrillos y nos quedamos solos con el gato y llevo mi mano a su entrepierna que estaba re dura... "te extraña" me dijo.....un pete veloz, solo franela antes de que vuelva su mujer fue el resultado, y quedamos que nos veriamos otro dia... a las 7 de la tarde, ese mismo dia, puntual como siempre con " nuestro" horario me llamo, nos encontramos en la esquina de siempre y salimos en su viejo taxi,me partio la boca de un beso a las pocas cuadras, y muy rapido tenia esa riquisima pija en mi boca, se la mame despacito, sentia como se ponia mas y mas dura hasta que me lleno la boquita de esa leche calentita...Nos quedamos charlando mientras seguiamos por la autopista y yo con la izquierda lo "masajeaba" y al rato estaba al palo de nuevo... y queria mas....Soy una viciosa de esa pija hermosa y venosa,dejamos de charlar porque tenia la boca oupada ( me desespera chuparle la pija)el auto siguio hasta que se detuvo a los pocos minutos, me quise incorporar y me bajo la cabeza hasta atragantarme... estaba entrando a un telo.... ahhhhh porfin podria mostrale que me habia puesto la tanguita que me habia regalado la ultima vez.... me desvistio despacio y me decia las chanchadas que sabe me recalientan... me cogio con la dulzura de siempre, me hizo acabar un litro de leche que quedo en la sabana como testigo de nuestro reencuentro... hace dos semanas que todas las tardes puntual a las 7 nos encontramos y deja a mi colita con una sonrisa... pero..... como es un troglodita, otra vez me pidio entregarme a Juan esta vez los tres juntos...por el momento me niego, aunque extraño horrores esa pija tambien... en un proximo relato les cuento si nos enfiestamos y como fue...
Un buen reencuentro
Relato enviado por Manuel
Hola a todos, soy Manuel 23 años, hace unos mese fui invitado por un amigo de secundaria a su cumple un día viernes, tendría una parrillada en su casa para celebrar e invitaría a unos amigos de la secundaria para compartir y acordarnos de algunas anecdotas buenas de ese entonces.
Llego el día de la celebración, lleve algo de beber de regalo, era de noche pero aun no había nadie en el lugar así que comencé a ayudar con la parrillada, comenzaron a llegar los invitados, personas que conocía muy bien, comenzamos a compartir y de pronto llego ella una chica morena delgada muy guapa, se unió a la conversación, sabia muchas cosas, pero no la podía reconocer, se me hizo tarde y me tuve que retirar, ya que trabajaba el día siguiente, me excuse y me fui.
Al día siguiente en la tarde me llega un mensaje, por lo visto no te acordaste de mi ayer, yo si me acuerdo muy bien de ti, nos juntamos a tomar un trago o un café, tu eliges. acepte para charlar, nos juntamos en un café en el centro en una galería comercial.
Después de hacer nuestro pedido me dijo: no recuerdas quien soy verdad, tienes mala memoria al parecer, en realidad no me acuerdo de ti, pero si me dices algo creo que recordare, te cuento sigue su relato, una fiesta en casa de tomas, te acuerdas de el si, le dije, bueno una chica morena a la que acompañaste a su casa, aun que estabas un poco borracho esa noche, y te portaste como todo un caballero, ya me acorde le dije, eres Ariel, esa noche estabas vestida de chica, si respondió, te deje en casa y follamos en el jardín delantero de tu casa a pesar de que me dijiste que eras una chica trans. ahora te acuerdas de mi me dijo, si me acuerdo, todo eso quedo en secreto y nunca dijimos nada.
Nos reímos juntos y me contó que tenia una tienda de ropa en esa galería, y que ademas tenia otro negocio, ya que vivía en el cuarto piso del edificio, te ves muy guapa le dije, gracias un poco de maquillaje y una operación de tetas hacen que uno cambie un poco, pero cuéntame de ti me dijo, le conté un poco de mi vida y me invito a tomar un trago a su piso, acepte y llegamos a un departamento muy lindo, pequeño pero confortante.
Suena su teléfono y dice, hoy no puedo mi amor, estoy ocupadita hoy, puede ser otro día, bueno besos.
Si molesto me voy le digo, puedo venir otro día, no te preocupes me dijo, no se molestara, mejor apagare esto para hablar, conversamos de nuestras vidas, de la secundaria y muchas cosas, luego le dije de veía irme, que me esperaban en casa, ella me dijo tienes una novia, no le dije mi madre enferma, tiene un problema grave y la enfermera solo esta hasta un rato mas, perdón por no quedare mas tiempo, te entiendo dijo, me fui a casa y me quede pensando en que un día ella fue mía, cuando eramos aun unos chicos.
Después de aquel día me enviaba mensajes y comenzamos a estar mas tiempo juntos, como amigos, me buscaba en el trabajo, visitaba mi casa, como una amiga, hasta que un día hablo con la enfermera que atendía a mi madre, si se podía quedar unas horas mas tarde, ella acepto por la paga, y me dijo que fuera a su departamento, que solo llegar.
Al llegar golpee la puerta y ella me esperaba en porta ligas, una bata transparente, una diminuta tanguita, pasa me dice, te atenderé como a todo un hombre me dijo, tuvimos sexo y fue increíble, la chica se manejaba muy bien, una buena mamada, y cada posición fue perfecta, te acordabas de esto verdad me dijo al terminar, no pero me vino a la mente el recuerdo de esa noche le dije, desde que te vi me dieron ganar de volver a tenerte me dijo, ya que fuiste el primer chico que me follo, nunca supe eso hasta esa noche, me mostró su pagina de escort en Internet, me dijo cuando quieras llama y te atiendo sin costo.
Desde entonces somo algo así como amantes y aun que se fu trabajo no lo cuestiono, solo disfruto de se buen sexo.

Ver todos los relatos eróticos

NO SOMOS UNA AGENCIA DE ACOMPAÑANTES. No tenemos participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los encuentros que de manera independiente tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
No tenemos ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco nos enteramos de los encuentros que las anunciantes realizan o pudieran realizar.
No sabemos, no podemos saber, ni nos interesa saber si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos.
NO ORGANIZAMOS, NO IMPULSAMOS, ni tampoco hacemos campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo lineas comerciales que pudieran ser más favorables o no.
NO ALENTAMOS, NI ENTUSIASMAMOS a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada anunciante debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de publicar en nuestro sitio.
No organizamos viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo pretende ser un sitio web de AVISOS PUBLICITARIOS que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad.
Nuestra actividad se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que nos suministra cada anunciante y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su anuncio publicitario, pueda hacerlo de manera inmediata.