Doble venida

Enviado por Mundobtvs

Me había pasado media tarde en el Internet viendo porno SHEMALE.

Al salir del ciber me cruce la calle y vi a Gina una trava que se encontraba en su estética entre y luego luego nos pasamos al baño y nos empezamos a cachondear sobre la ropa después me saque la verga y me la empezó a jalar y mamar, ella saco sus tetas y yo se las chupaba con fuerza pues así lo pedía ella, también le mas ajeaba las nalgas y sin poder detenerme dirigí mis manos a su verga la cual esta bien dura entonces ella me tomo de la nuca y me bajo para que yo se la mamara lo cual hice con gran euforia ya que nunca me puedo negar a una buena herramienta de buen tamaño.

Cuando ella no aguanto mas me empino y me coloco un poco de lubricante y sin avisar me la dejo ir tan duro que las piernas se me doblaron y la vista se me nublo el dolor fue tan grande que me sentí desmayar, ella sin darle importancia a mi dolor me la siguió metiendo hasta que chocaron nuestros testículos y sus tetas desnudas frotaban mi espalda, entonces comenzó a masturbarme y a sacármela y meterme ella simplemente tomo su ritmo disfrutando de mi culo apretadito me tomo por la cadera y me decía lo rico que sentia entonces fue cuando le DIJE ME VOY A VENIR, ella siguió con su ritmo detrás de mi y con su mano masturbándome, hasta que me vine pero ella seguía como un verdadero semental detrás de mi moviendoce después de eso simplemente me dijo.

GINA: TE QUIERES VENIR DE NUEVO BEBE.

YO: RESPONDÍ NO PUEDO

GINA : A NO, QUIERES O NO ?

YO: BUENO !!!!!!!!

En todo este cruce de palabras ella seguía bien ERECTA y sin dejar de bombaerme, entonces ella me la saco casi todo y empezó a bombear me desde que tenia su glande en mi esfinter hasta que topaban nuestros cuerpos y siguió masturbándome y así hasta que me puso de nuevo bien erecto y frotándome sus senos en mi espalda desnuda no tardo mucho en lo que me hizo venir de nuevo y nuevamente sin importarle ella siguio satisfaciendo su hambre de culito cuando estuvo por venirse me la saco y se dejo venir en mi cara mientras yo le lamia los testículos.

AL VESTIRNOS ME DIJO CUNADO QUIERAS MAS AQUI ME TIENES.

Otros Relatos Eróticos de Chicas Trans

Buen servicio
Relato enviado por Amaya
Hola a todos, soy Fernando y Amaya, me gradué de técnico en enfermería y me quedan algunos semestres para ser [email protected], trabajo en un servicio publico en las mañanas y en las tardes estudio para conseguir mi titulo, como la mayoría desde pequeño me visto de nena, se lo escondí a mis padres hasta que me fui a vivir solo, hay doy rienda suelta a mi sexualidad.
Por necesidad y placer, por las noches prestaba mis servicios de scort en mi piso, me iba bien con mis clientes frecuente, un día Felix compañero de trabajo me dijo si quería ganar dinero extra cuidando a un señor, no me vendría mal le dije y me dio una dirección, fui a la entrevista, un señor de unos 50 años muy bien conservado, vivía en un departamento interior en la casa de su hija, tenían dinero y querían un enfermero, el tipo sufría de perdida de memoria y algunos trastornos, de día lo cuidaba su hija pero de noche trabajaba en un casino de apuestas y le era difícil encontrar quien lo cuidara, la paga era buena así que acepte, a parte la comida de la noche era gratis.
Comencé a trabajar por las noches, la señora de la casa me dijo que su papa hacia cosas extrañas aveces, pero que solo me preocupara de cuidarlo y no decir nada, así que comencé con sus cuidados, un tipo tranquilo y obediente, no ponía mayor problema a sus remedios.
Un día en la noche me dice muy serio, Fernando por favor te puedes quedar unas hora en tu habitación en la cocina viendo televisión, solo te pido que no salgas, bueno le respondí solo tómese su remedio, lo hizo tranquilo y me fui a ver vídeos pornos en mi labtop, sentí que habrían la puerta pero no mire ni nada, después de unas dos horas el se despedía de alguien y lo fui a ver y me dijo que todo estaba bien, que se dormiría, así pasaron dos meses y de vez en cuando venia alguien por las noches.
Una vez me entro la curiosidad, y mire cuidadosamente por la puerta de cocina quien era, una chica alta muy guapa, viejo caliente pensé se folla a una putas cuando quiere, sentí ruidos en el salón y mire nuevamente a pesar de su orden de no salir de la cocina, la chica era una trans hermosa, con lindos pechos y un pene muy pequeño, el viejo se la follaba a placer, la escena me calentó mucho, y me gusto ver la verga del señor erguida y muy gruesa, el tipo era un semental.
Un día aun no se que me motivo, lleve al trabajo mi ropa de scort, y debajo de mis pantalones ajustados una tanguita la cual asomaba el hilito de los lados, cuando le fui a dar su remedio me prepare para que notara lo que era, solo espera que me aceptara, sino me iría y renunciaría a mi trabajo, ya que quedaría expuesta, le doy su remedio y todo un experto me dice, Fernando que llevas hay, ropa interior le digo por que le digo, por que es de chica, acoso eres putita y no lo note antes, sonreí y le dije que el otro día mire cuando tenia a la chica en el salón, por que no lo dijiste, podría pagarte a parte de lo que te da mi hija si eres mi enfermera, le dije que lo único que pedía era no ser expuesta, como te llamas me dijo, Amaya le respondí, bien Amaya desde mañana seras mi enfermera, bueno le dije no hay problema, tome sus remedios y hoy seré su puta le dije, me miro y dio una carcajada.
Fui a la habitación que me designaron al lado de la suya, me vestí de nena y me presente ante el, me miro y me dijo te vez hermosa, le dije mi tarifa, pago y comenzamos a tener sexo, el tipo era un semental como dije y su polla era enorme, a pesar de su edad, me dijo que durmiera con el, que le pediría a su hija cambiar la cama por que estaba muy mal últimamente, así no habría problemas para estar juntos, pidió mi talla de ropa y por catalogo compro ropa de chica para mi, y un traje de enfermera sexy.
El hombre pagaba muy bien mis servicios y cogíamos en cualquier lugar de la casa, era su sirvienta sexual, sin olvidar mis deberes como enfermera, todo es excelente.
Aun trabajo hay, el hombre se porta muy bien conmigo, soy su chica pervertida y me encanta.
Mi inicio segunda parte
Relato enviado por Lyana
Hola soy Lyana, 21 años eso les conté en mi relato pasado, les conté como al ser violada descubrí mi verdadero gusto por ser nena, como comencé a usar la ropa interior de mama, ya que su ropa exterior me quedaba muy grande, y como fui por la revancha con mis violadores.
Después de los acontecimientos pasados, decidí ser una chica, me vestía solo con la ropa interior de mi madre y guardaba mi secreto, pero cada vez mas quería ser una chica de las que salían en los vídeos que veía en la net, me volví adicto a ellos, busque la forma de tener un chico.
Tenia un primo 2 años mayor, le llamare Juan, el era de mente muy abierta, así que decidí contarle mi verdad, Un día que fue de visita a casa le pedí que llevara su vídeo juego, para que se quedar, mi madre no se opuso, era fin de semana así que podíamos estar hasta tarde, confirme que mis padres durmieran, fui a mi habitación, tenia puesta debajo una tanguita de mama,
le dije a mi primo que tenia un secreto pero que no debía contarlo, esta bien me dijo y le dije que me gustaban los chicos y que solía vestir de nena con ropa de mi madre, aun que me quedaba muy grande, el me miro y me dijo, por que me lo cuentas, quiero ser como una chica y tu me ayudaras, silo debes estar de acuerdo, el acepto y sin besarlo fui donde el, abrí su pantalón y comencé a mamar su pene, luego baje mis pantalones lo deje ver la tanguita y me senté sobre su pene, me penetro fue muy rico, me puso en varias posiciones, lo hacia con mucho cuidado, acabo en mi culo, y después de un rato me volvió a penetrar, fue una noche de mucho sexo y muy bueno-
Después de esa noche el dijo que me daría ropa mas de mi estilo, así que me llevo ropa de mi prima, que me gustaba mucho y me quedaba muy bien, aprendí a maquillarme, así que después parecía cada vez mas una chica, deje crecer mi pelo y me volví una sexy Lyana, dejaba que mi primo me penetrara cada vez que el lo deseaba y el me daba ropa para ser su chica, me volví adicta al sexo, mas así que comencé a buscar mas amantes, compañeros de colegio, profesores, vecinos, a muchos les gustaba estar con Lyana, la putita sexy, me encanto mi juventud, ahora soy adulta, vivo sola, soy una chica de calle, me va muy bien entre los hombres, y me alcanza para vivir.
esa es mi historia, le agradezco a mi primo lo que hizo por mi y como me convirtió en una nena feliz, espero les guste mi relato, saludos a todos.
Disfruto mi trabajo
Relato enviado por Caralampio
DISFRUTO MI TRABAJO
Me incorporé a mi nuevo trabajo con mucho ánimo y afortunadamente mis compañeros eran excelentes personas, especialmente Jorge. Le dije que él me parecía un tipo muy agradable y que me gustaba platicar con él, por su parte él me comentó que disfrutaba mi conversación y que era un distractor de su reciente divorcio. Unas semanas después lo invite a tomar una copa y ya en el bar, platicamos de diferentes temas por cuatro horas Fuimos tomando confianza en la conversación hasta llegar a las confesiones sexuales y contarnos algunas anécdotas con parejas que tuvimos. Yo le conté que disfrutaba tener relaciones sexuales con mujeres y con hombres, pues ambos órganos sexuales eran increíbles. Él no comentaba mucho pero me di cuenta que se puso nervioso y quería saber más sobre mis experiencias; también me di cuenta que constantemente abría las piernas y se acomodaba el pene que tenía en franca erección. A los pocos días en el trabajo, llegó a mi oficina y me dijo que deseaba experimentar su sexualidad con mujeres y hombres como yo le había platicado y como debía hacerlo. Yo entonces aproveche el momento y ya excitado le dije que no me lo tomara a mal, pero que me gustaría mucho que me permitiera acariciar su pene pero que de no aceptar, por favor olvidara lo sucedido y todo como antes. Él me dijo que le daba un poco de pena pero que sentía algo especial por mí y que no dejaba de fantasear con las escenas narradas sintiéndose muy caliente. Me dijo con cierta pena que no quería parecer aprovechado pero que ya que yo se lo pedía quería vivir la experiencia. Lo tranquilicé y le dije que se relajara y me dejara hacer. Acto seguido cerré la puerta con seguro y desabrochándole los pantalones se los baje junto con los calzones, lo senté en el sillón y me puse de rodillas. Su pene estaba flácido y pequeño, pero a medida que se lo empecé a acariciar y a chupar fue creciendo para mi deleite. Note que le temblaban las piernas, así que le pedí que se relajara, cerrara los ojos y disfrutara mientras yo me daba a la tarea de hacerle una mamada de lujo para que deseara repetir la experiencia. Pasé mi lengua primero por la cabeza de su pene y luego por toda su extensión para colectar y saborear sus fluidos. Sus vellos púbicos y los de sus testículos también tenían líquidos, así que con todo detenimiento fui limpiándolos con mis labios y aprovechando el momento lamí y disfruté esos esplendidos testículos que posee. Yo disfrutaba mucho meter y sacar ese rico pene de mi boca, pero seguramente por la novedad del acontecimiento y el nerviosismo provocaron que eyaculara al poco rato. Apenado se disculpó, pero le dije que no se preocupara y me dedique a limpiarle con mi lengua todo su pene. A partir de entonces, Jorge pasaba una vez a la semana, al menos, a visitarme y a que yo le sacara su calentura con mi boca.

Ver todos los relatos eróticos

NO SOMOS UNA AGENCIA DE ACOMPAÑANTES. No tenemos participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los encuentros que de manera independiente tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
No tenemos ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco nos enteramos de los encuentros que las anunciantes realizan o pudieran realizar.
No sabemos, no podemos saber, ni nos interesa saber si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos.
NO ORGANIZAMOS, NO IMPULSAMOS, ni tampoco hacemos campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo lineas comerciales que pudieran ser más favorables o no.
NO ALENTAMOS, NI ENTUSIASMAMOS a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada anunciante debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de publicar en nuestro sitio.
No organizamos viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo pretende ser un sitio web de AVISOS PUBLICITARIOS que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad.
Nuestra actividad se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que nos suministra cada anunciante y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su anuncio publicitario, pueda hacerlo de manera inmediata.