Inimaginable primera vez

Enviado por Juanjo

Esta es una historia ocurrida hace dos meses y todavia hoy me sorprende y excita.
Tengo 41 años y por negocios fuera de la ciudad viajo bastante.
Esa noche volvía a mi casa bastante tarde, tipo 23 hs. y en la ruta, en un refugio de omnibus entre dos ciudades pequeñas, veo una figura femenina que hace señas para que la lleve.
Al acercarme descubro un "minón" infernal con pelo largo castaño, minifalda, remera ajustada y tacos. Detengo el auto, ella se acerca y me dice que había perdido el último omnibus y si no la podía llevar hasta la proxima ciudad que queda a unos 20 kms.
Le contesto que sí, entonces sube y se sienta a mi lado. Ahí "descubro" que era una "nenita especial" de unos 22 años con un cuerpo espectacular y muy femenina de cara.
En el viaje me cuenta que hacía unos pocos meses que había terminado su "transformación" y casi no tenía experiencia con hombres. Venía de visitar a otra TV amiga y se habían quedado charlando y tomando unas cervezas por lo cual se le había hecho muy tarde sin darse cuenta.
Ahí fue cuando me preguntó si yo tenía alguna experiencia con transexuales, a lo que respondí que no, ya que de verdad nunca había probado.
Soy casado y hasta ese momento totalmente hetero.
Seguimos hablando y me cuenta, con una vocecita muy suave, que vivía en una zona de quintas muy exclusiva, antes de llegar a la proxima ciudad, y que trabajaba de secretaria con el padre en su empresa.
La cosa es que yo no podía sacarle los ojos de encima a ese cuerpazo y ella obvio que se dio cuenta. Al llegar a la zona de su casa, me dice que si no me molestaba salir de la ruta por un camino lateral de tierra asi la dejaría mas cerca de su casa.
Le dije ok, intrigado por lo que suponía que podía venir y tomamos un camino de tierra solitario. Al alejarnos unos 600 metros de la ruta, entre las quintas, llegamos a un sector con grandes arboles tipo bosquecito y ella dice que estábamos a unas tres cuadras de su casa, si no quería parar un ratito para conocernos un poco.
Dudé un instante pero al volver a mirarla decidí apartar mi camioneta del camino y estacionarla entre los arboles.
Ahí ella me cuenta que ahora se llamaba Alejandra y que durante mucho tiempo había sido de closet, hasta que sus padres entendieron la situación y la ayudaron a "convertirse", con algunas cirugías (lolas, cara y depilación) en lo que yo estaba viendo.
Con algo de timidez me pregunta si le gusto como "mina" y apoya una mano en mi muslo derecho muy mimosa. Le contesto que sí que me parecía muy atractiva y que yo al principio la había confundido con una chica.
A todo esto había cruzado las piernas y su minifalda dejaba ver unos muslos preciosos, contorneados y bronceados, lo cual empezaba a excitarme.
Entonces se acerca y me susurra al oído: "si querés nos pasamos al asiento de atrás asi me ves mejor prque quiero agradecerte que me hayas traído"...
Mi curiosidad se convertía cada vez más en calentura y ya sentía una erección importante, asi que le dije ok y nos pasamos al asiento de atrás que en mi utilitario es entero y muy espacioso.
Ahi se acerca a mi como una gatita y empieza a cariciar mi pierna, mientras yo meto mi mano derecha abajo de su remera y me encuentro con la piel suave y delicada de su espalda y su cintura a la vez que descubro que no lleva sostén.
Ella descubre el bulto entre mis piernas y lanza una exclamación..."ay papi que bien dotado estás"...mientras me lo acaricia arriba de la bermuda.
A esta altura mi pija crecía de tamaño y se ponía cada vez más dura, adivinando lo que venía.
Aclaro que tengo un miembro grande, que muchas veces me trajo problemas al intentar el sexo anal con mujeres, de hecho mi mujer nunca quiso por ahí. Creo que en erección mide como 22 cms. pero lo más notable es que es muy grueso, y la cabeza debe tener como 6 cms de diámetro.
En ese momento Alejandra desabrocha la bermuda, baja el cierre y al encontrarse con semejante bulto me baja el slip y la ve. Dice..."papi que pijón mas hermoso tenés, nunca tuve algo así en las manos..." Casi no la abarcaba con la mano...y seguía creciendo. Entonces la agarró suave y descubrió la cabezota empezando despacito una paja que la ponía cada vez más dura... "uuuy mi macho qué pija hermosa, quiero chuparla..."
Ahí veo cómo acerca su boquita y empieza a lamer la cabeza. Me estoy poniendo a mil y le digo..."dale chupala putita"... Ella abre grande la boca y se la mete adentro empezando a subir y bajar despacio. Yo a todo esto le subo la mini empiezo a acarciar un culito espectacular, paradito, chiquito y suave como pocos. Hasta que llego a la tanguita, la corro a un costado y mojándome el dedo medio con saliva, empiezo a jugar con su agujerito, que es muy chiquito y cerradito.
Ella se empieza acalentar cada vez más y chupa mi pija metiendola cada vez más adentro de su boquita, con esfuerzo.
La cosa es que recorria la pija desde la base hasta la cabeza y luego se la metía en la boca tratando de ir lo más profundo posible (toda no entraba) y sacando despacio la boca hasta lamer toda la cabezota de nuevo. Esto me volvía loco asi que la agarré del cuello y la empujé hacia abajo hasta que se ahogaba con mi pijón..."asi..asi...dale tragátela toda..dale...
Siguió un ratito más así y yo ya le metía despacito el dedo medio en su culito, haciéndola gemir..."asi...papi dale..asi... depacito con el dedo que me duele... asi..asi..."
Entonces veo que me baja la bermuda y el slip y me los quita del todo, entonces yo le saco la remera y me encuentro con un par de tetas hermosas, no muy grandes, pero perfectas y muy suaves, que empiezo a lamer y mordisquear despacio una tras otra, arrancándole cada vez más gemidos... " que bueno papi..,.dale chupalas..se ve que te gustan...dale asi..asi...asi.."
Despues de un momento ella se inclina de nuevo y ahora empieza a lamerme los huevos, despacito, uno por uno, mientras con la mano sigue acariciando mi pija que ya estaba totalmente dura y en su máxima expresión.
En un momento mete su cabeza entra mis piernas y despues de chuparme los huevos, baja con la lengua haciéndome levantar un poco las piernas, hasta llegar a mi ano. Ahí casi me vuelco loco y por poco no me acabo, porque era la primera vez que sentía una lengüita tan suave y caliente explorar mi culo...y me gustaba mucho.
Tanto que no daba más asi que le dije..."Ale te quiero cojer...dale que no doy más..."
Ella se desabrocha la mini por un costado y se la saca, luego se gira y dandome la espalda se saca despacio la tanguita negra que traía....yo acaricio su culito y al pasar la mano por abajo descubro una pija interesante, más chica que la mía, pero también totalmente parada.
Al pricipio la evito, pero ella me dice..."dale papi...acariciala un poquito asi me calentas un poco más...y te doy la colita..."
Yo nunca había tocado una pija que no fuera la mía, pero ahí me dieron ganas, así que la tomé con una mano y empecé despacio a pajearla, era muy suve y caliente y no me desagradó, mientras ella gemía cada vez más fuerte, y yo cada vez me empalmaba más, soltando gotitas de líquido de mi verga.
Sin soltarle la pija le pido que se de vuelta y se arrodille en el asiento mirando hacia atrás de la camioneta.
Ella tiene su mano en mi pija y me dice..." por favor papi...la quiero probar...pero es muy grande para mi culito..."
Tenía razón, la cabeza de mi pija ya era como una gran ciruela madura y palpitante, y su culito seguia chiquito y cerrado.
Le digo..."tenés algo para lubricarte?"... me contesta que en su cartera hay una crema para manos, que lo único que lleva.
Agarro la cartera y saco un pomo con crema blanca y densa. Pongo un poco en mi mano derecha y empiezo a pasársela por el agujerito, a la vez que le meto el dedo medio cada vez un poquito mas adentro... "ayyy...despacio.... abrimelo despacito papi... Yo sigo jugando con el dedo cada vez más untado de crema pero consigo apenas una pequeña dilatación. Se nota que no había tenido mucha "actividad" anal porque seguía bastante estrecho.
Yo seguía calentándome y creí que la cabezota me iba a explotar de enorme que estaba, así que le dije..."preparate que vamos a probar...querés..." Ella que gemía de calentura me dice:..."dale pero por favor despacito, muy despacito...no me hagas daño..."
Ahí le pongo mucha crema a la cabeza de mi pija, le digo que se abra los cachetes con las manos y se la apunto al culito...
Al hacer un poco de fuerza era como que la cabeza resbalaba hacia arriba y no entraba...cuando empezaba a abrirse camino en su hoyito Ale empezaba a gritar...ayyyy...ayyyy...me duele ...me duele mucho... despacio...ayyy....despacio....
Entonces retiré un poco la pija y le metí ahora dos dedos en la cola...despacio, un par de veces tratando de abrirla un poco más.
No daba más de calentura, así que volvía apuntar mi pija y haciendo un poco más de fuerza logré que su agujerito "mordiera" media cabeza, a la vez que ella pegaba un grito..."aaaaayyyy... duele...aaayyyy...despacito....seguí despacito....aaayyy que enorme que es !!!....agh agh agh, papi...agh...
Yo ya no tenía retorno, le digo que respire profundo y empujo mucho más firme...ayyyyyyyy...por favor....ayyyy como duele....que grande que es... dale papi dale que entraaaaaaaa....
Ahi siento que la cabezota le había perforado totalmente el culito y entonces me detuve un instante para que se acostumbrara a semajente invasión.
-"Ayyy papi...ay..la tengo adentro...quedate un poquito quieto...asi...asi...asi... es muy grande...duele mucho papi..pero...qué placer...
-" dale...dale... me ahogo... me lo rompés todo con ese pijón... dale empujá...dale la quiero toda...."
Esa fue la señal, ahi empujé mas y Ale se fue tragando despacio los 22 cms. uno a uno.
Su culito ya estaba abierto como una flor, cuando empecé a sacarla un poco y volver a meterla un poco más adentro.
La verdad es que estaba a mil y creo que nunca mi pija había estado tan grandota y cabezona.
Ahi le hice poner las pìernas en el piso y yo la monté de atrás como un perro bien caliente. La pija le entraba toda, hasta los huevos y le salía casi entera, para volver a entrarle con todo hasta el fondo.
En ese momento Ale exclamaba: "...dame...damela todaaaaa...asi...asi papi...hasta el fondo... rompeme bien la colaaaaa...dale...dale...no pares...qué placer...mi macho...nunca me habían cogido asi...dale ..dame maaaaas...mi cola es tuyaaaa!!!
Yo seguía bombeando como un loco y estaba todo transpirado, cuando se me ocurre sacarle la pija que hizo un ruido de ventosa como si descorchara una botella.
Ahí le miré el culito y lo tenía totalmente abierto, aunque al salir la pija se volvía a cerrar despacio.
Entonces le dije que se diera vuelta, la senté en el asiento de frente a mí y subí sus piernas a mis hombros.
Quería ver sus magníficas tetas y chuparlas un poco mientras la cogía a fondo.
Ahora levanté bien su cola,puse sus piernas en mis hombros, apunté la pija y se la mandé a fondo sin contemplación, por lo que pegó un grito: "....ayyyy... ayyy...despacio papi... me matás....ayyy asi...asi...asi...hasta los huevos...daaaaale...
Yo me inclinaba sobte ella le daba con todo, afuera y adentro...afuera y adentro... se la sacaba toda y la volvía a empalar...mientras le chupaba los pezones de ambas tetas...los mordía y los apretaba con mis manos.
Entonces veo que ella se agarra su pija y empieza a acariciarla despacio...
Ahí me acordé que eso la calentaba más, así que se la agarré con mi mano derecha y mientras le bombeaba la cola...la empecé a pajear cada vez más rapido y profundo.
Ella empezó a gemir, jadear, agitarse...y decía...dale papi asi..dale...pajeame...dale...calentame mas...daleeee...
rompeme el culo y pajeame daleeee...daleeee....asi...asi...seguí...no pares....seguí...seguí...seguí....ayyyy...papi....ayyyy...me muerooooo...
En ese momento unos chorros violentos de semen salieron de su pija y aterrizaron en su pecho mientras yo la mseguía pajeando despacio hasta que terminara del todo.
La escena me resultaba tan extraña como fascinante, porque el placer era muy distinto a todo lo que en mi vida había experimentado. Pero no podía...y no quería parar.
Empecé a darle cada vez más rápido y sentía que en cualquier momento me acabaría.
Ella se dió cuenta y me dijo:..."no acabes papi...no acabes todavía... quiero darte otra sorpresa...esperá...despacio...sacala despacito...
"uyyyyy que dura y grande que está... y yo me tragué todo esto papi?....
Yo había sacado la pija toda mojada de su cola y ahora ella la tenía enfrente de su cara.
Así que se le mató toda en la boca y empezó la mamada final que nunca antes me había hecho ninguna mujer.
Se la metía casi entera en la boca y la sacaba despacio acariciando todo el largo.
LLegaba a la cabezota y la lamía entera de arriba, de abajo... hasta volver a introducirla toda en la boca y de nuevo lo mismo.
Yo estaba en la gloria y la miraba todo el tiempo como gozaba chupándomela y escuchando mis jadeos.
Hasta que siento cerca mi orgasmo por lo que le tomo la nuca y le empiezo a marcar el ritmo de la mamada. O sea la empiezo a "coger" por la boca...
" asi. ale...asi...chupala entera....asi...dale comete esta vergota con la boca...dale que ya te rompió el culito...dale...dale...putita... quiero acabar...dale...dale..no pares...
En eso ella se agarra con ambas manos de mi culo y sorpresivamente me empieza a meter un dedo...un poco...un poco más...otro poco...y me sigue chupando la pija toda entera ...me pasa la lengua por la cabezota...hasta que siento que me había mandado todo el dedo hasta el fondo en mi culo...
Ahí no aguanté más y empecé a acabar como un potro...
Ahhhhh...asiiiii...tomá la lecheeeee putitaaa...tomala todaaaa. asi...asi...asi...asiii. no puedo paraaaaar.... asiiii....todaaaaa.
No sé cuántos chorros de semen salieron de mi pija, aterrizaron en su boca, salieron por la comisura de sus labios y caían en su pecho, pero me parecía que nunca iba a terminar de acabar.
Fue magnífico, especialmente porque Alejandra luego se dedicó a limpiarme prolijamente la pija con su lengua, hasta que no quedaron rastros de la eyaculación sobre ella.
Nos vestimos despacio, la dejé a una cuadra de la casa y por supuesto que prometí volver a verla.
Para eso me dio su teléfono, porque me dijo: "nunca nadie me hizo gritar y gozar como vos...y esto no quiero que termine porque ambos tenemos mucho más por hacer juntos en una cama"...
No sé que habrá querido decir pero seguro que voy a volver a verla, porque esta experiencia también fue única para mí.
Desde ese momento cuando oigo hablar de transexuales pienso...nada es como parece.

Otros Relatos Eróticos de Chicas Trans

Me cojen en el cine
Relato enviado por Isabela
Bueno me evito decirles todo lo que ya sabemos de como nos empezamos a vestir.
Hacia mucho que no me vestis per un dia decidi ie a la ciudad de mexico y encontre un lugar donde vendian ropa americana a bajo precio,. Entonces me nacio la calentura nuevamente y compre varia prendas. Una minifalda negra una blusita roja unos cacheteros y un corsset con ligueros. Y decidi probarmelos en el cine nacional. Bueno entre y me dirigi a los sanitarios. Hay me cambie yo estaba toda depilada y me vesti muy rapido me maquille y me coloque unas botas largas que tambien me habia comprado. Entonces me puse el pans que llevava y crei que salia sin que nadie se diera cuenta de mi transformacion, per ya en la sala me quite el pans y de imediato se me acercaron barios machos con su herramienta de fuera eran como 10 y barios querian que se las tocara, pero como soy muy golosa aparte las mas grandes una como de 24 cm por 5 y otra como de 19 pero muy gruesa. Me llevaron a los sanitarios y uno de ellos el que la tenia mas grade me hiso que se la mamara ups era eliciosa, el otro me estaba comiendo el culo y ya estaba amil entonces el que la tenia mas grues me la intento meter pero no me entraba, asi que le dio permiso al otro y el me chupo mi oyito e hizo de todo para lubricarme y de un empujon me la metio casi grito y lloro del dolor pero despuse de placer, me dio como dos minutos pero cuando estaba a punto de terminar cambieron de pocicion, el se bino en mi boca de reppppente el que la tenia mas grues me la metio apenas estaba entrando su cabezota y era delicioso centir ese dolorcito de ser partida en dos, cuando un maldito encasrgado de cinema entro y me corrio diciendo que si no llamaria a la policia. Entonces tube que salir asi vestida, claro llevava ropa en una maleta. Pero el de la verga gruesa me siguio y me llevo a un motel que esta cerca y ahi me dio una cojida inolvidable pero esa ya sera otra historia
Primera vez inicio
Relato enviado por Precz
Bueno como comenzar actualmente casado pero en mi infancia tube bastantes experiaensi que me encaminaron a relizar diferentes acciones de pequeño si no mal recuerdo mi madre se gunto con otro hombre ya que pir problemas economicos se separo de mi padre al cual no conozco muy bien solo lo he visto un par de ocaziones ya viviendo mi madre con este señor al que llamare Fran, en aquellos entonces yo estaba en primaria y jugando como cualquier niño a esa edad se me ocurrio expiar a este señor repito entre juegos y (sin ninguna mala intencion) para mi mala fortuna el me descubrio en ese momento nomme dijo nada yo no di importancia por que para mi solo era un juego sin embargo el lo tomo de diferente manera cosa que me haria saber despues mi madre era comerciante por lo que todos los dias salia a cumpkir su rol que eran las ventas oor lo cual nos dejaba bastantes tieempos a solas a mis hermanos y a mi padrastro de los vuales yo soy el de en medio, un dia de esto mis hermanos salieron primero a jugar yo me quede por que no encontraba uno de mis zapatos deportivos y lo estaba buscando entonces me agache para buscarlo debajo de la cama fue ahi que cuando me levante el estaba detras de mi yo como si nada segui buscando asta el momento en el que el me pregunto te gusto lo que viste el otro dia en el baño? Yo solo le dije que estaba jugando con mis hermanos y el rio, estas seguro, yo me quede callado sin saber que responder entonces el se bajo el cierre del pantalon y la trusa y saco su pene flacido en ese estado la verdad nose cuanto media, pero me asombre al ver lo grande que en ese momento se me hacia, supongo quea esa edad todo es enorme, jejeje yo solo lo miraba y el comenzo a acercarse hacia mi y me dijo qieres tocarlo..... yo no sabia que hacer el me pedia que se lo agarrara entonces temeroso extendi mi mano mas por miedo a que me regañara o a que me acusara con mi mama de que lo habia estado eslpiando en el baño,en tonces lo agarre la textura era suave no habia sentido esa textura ni cuando habia agarrado la mia la sensacion era completamente distinta entonces me dijo que empezara a mover mi mano de enfrente hacia atras poco a poco para despues ir acelerando o sorpresa la textura comenzo a cambiar de suaave a algo duro cosa que ya no alcanzaba a rodear con mi pequeña mano caundo ya la tenia dura el me dijo chupala yo no queria ademas me daba algo de asco pero otra vez mis temores me convencieron y asi me inque frente de el y no sabia como hacerlo el me dijo lambelo como si fuera paleta y pues asi lo hice en su cabeza adomaban hilos de liquido asi que cuando pase mi lengua por encima de este se estiro como hilo elmsolo cerro los ojos yo no sabia que le paso pero me sujeto la cabeza y me pidio seguir con esto y asi lo hice el sabor pues basteante raro a cualquier cosa que hubiera probado asta ese dia asi segui asta que me dijo que la introdujera en mi boca la verdad no cabia esyoy seguro que no era muy larga pero si bastante gruesa asi estube esta que senti algo caliente en mi boca mi y me dio asco por lo cual lo escupi entonces el subio su cierre y se retiro yo sali a jugar despues todo esto paso en un lapso como de cinco minutos asi yo que de con ese sabor de boca y muchas dudas hacerca de lo que habia pasado pero despues las cozas empesaron a ponerse mas y mas interesantes pero eso sera para otro relato
Mi larga noche con Paula
Relato enviado por Ale
Paula tenía muy clara como aprovechar mi fantasía. Ella sabía que cuando llega mi momento, mi cola se transforma en el centro del universo. Ella sabía que abriendo mi cola, llegaría hasta mi alma. Sabía también que para llegar a la poesía del sentimiento, debía comenzar por abrir la puerta con juegos explícitos, con recorridos por lo prohibido, por varias perversiones que luego se transformarían en sutiles pero poderosos placeres. Primero, la bienvenida. Cuando entré a su departamento me esperaba con una mini de lycra que dejaba asomar una tanguita negra. Arriba una remera sobria. Su cuerpo lucía más espectacular. No alcancé a pasar la puerta que me metió un beso en la boca que me tranquilizó. Me invitó a beber chapagne y comenzamos a hablar. Ella desvió la conversación a las colas y notó que me calentaba. Entoces se me arrimó, me tomó del brazo y me paró. Puso música tranquila y se acercó para bailar, pero de inmediato sus manos recorrieron mi espalda para agarrar mi cola: "te gusta bebé. Dejate", me dijo y me desnudó. Me pidió que desnudo me pusiera mirando a la pared con los brazos en ella. Y me ordenó abrir las piernas. Sus manos separaron mis nalgas y su lengua comenzó a dejar borbotones de su saliva. Me inundaba suave y tibia.
Ahora vas a ser mi putita, me dijo mientras se sacaba la tanga. Me la pasó por la cara para que la oliera caliente y luego me la colocó. Lo mejor fue cuando la tanga se metió suave en mi raya, desplazando la saliva, ceñida a mi deseo. Sentí como la tanga empujaba esa saliva que comenzaba a penetrarme. Luego pasó su índice recorriendo esatela suave empapada en sus jugos y me pidió que le muestre como gemía. Te gusta? Claro que te gusta, porque sos mi putita, me calentó mientras comenzaba a sentir su miembro duro y caliente a rosar mi agujerito que ella comenzaba a agrandar...

Ver todos los relatos eróticos

NO SOMOS UNA AGENCIA DE ACOMPAÑANTES. No tenemos participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los encuentros que de manera independiente tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
No tenemos ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco nos enteramos de los encuentros que las anunciantes realizan o pudieran realizar.
No sabemos, no podemos saber, ni nos interesa saber si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos.
NO ORGANIZAMOS, NO IMPULSAMOS, ni tampoco hacemos campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo lineas comerciales que pudieran ser más favorables o no.
NO ALENTAMOS, NI ENTUSIASMAMOS a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada anunciante debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de publicar en nuestro sitio.
No organizamos viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo pretende ser un sitio web de AVISOS PUBLICITARIOS que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad.
Nuestra actividad se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que nos suministra cada anunciante y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su anuncio publicitario, pueda hacerlo de manera inmediata.