Una historia

enviado por Anita

Hola a todos, solo algunos me conocen como ANITA, me visto solo en algunas ocasiones, para chicos con privilegios, después de leer el relato de [email protected] me dieron ganas de contar mi historia.
Tengo actualmente 22 años, estudio en la universidad, becado por natación, solo soy chica para mis amantes de ocasion y esta es mi historia.
Tenia 15 años y estudiaba en un colegio privado, practicaba natación así que me depilaba desde un tiempo por el deporte, cada año se competía con otros colegios del mismo dueño, era una especie de celebración y se terminaba con una fiesta para todos al día siguiente, ese año seria de disfraces y a Luis un chico de mi grupo de natación se le ocurrió ir disfrazados de poristas ya que su hermana pertenecía a ese grupo y podía conseguir los disfraces, en total seriamos 7 chicos, del equipo de fútbol, de natación y dos amigos que no hacían deporte, nunca se me paso por la mente vestir de chica pero como era un juego accedí.
Llego el día de la competencia y estaba todo listo, no ganamos pero nos divertimos y al día siguiente fuimos donde Luis y con ayuda de su hermana y dos chicas mas nos vestimos de poristas, debo admitir que ne lo personal me gusto lo suave de la ropa y como me veía, llegamos a la fiesta bailamos con algunos amigos y los del equipo contrario nos sacaron a bailar y nos trataban de seducir creyendo que eramos las poristas del colegio y fue donde apareció Jose Miguel.
Un chico 2 años mayor y unos 10 centímetros mas alto, muy guapo y con mucha personalidad, me invito a bailar y fui con el, me dijo al oído no te preocupes se lo que eres y te ves hermosa, te diste cuenta de que soy un chico dije, si respondió pero no te preocupes no diré nada, me reí y le dije que fuimos así para molestar a los del otro colegio, que eras 7 amigos y que hasta ahora nos resulto ya que nos burlamos de algunos, el se rió y dijo muy buena broma, conversamos un poco me dijo lo hermosa que me veía y pidió mi móvil, no se el porque pero se lo di, acabo la fiesta y volvimos donde Luis a quitarnos los disfraces, la pasamos muy bien y vacilamos a varios chicos del colegio rival.
Pasaron 2 semanas y Jose Miguel me enviaba mensajes preguntando como estaba y como seguía el cole, formamos una pequeña amistad.
Un día me dijo si le asía un favor muy grande, le pregunte lo que quería y dijo si lo acompañaba de chica a una fiesta muy especial en casa de un amigo, estas seguro respondí y el dijo que si que no me arrepentiría, el chico era guapo y creo que al tener las hormonas revueltas ese día y su forma de ser, me gusto un poco, bueno le dije cuando, el viernes respondió, no tengo donde vestirme y el me ofreció su casa ya que estaría solo, se dije que sin propasarse el se burlo y me lo prometió; Fui donde mi prima a conseguirme ropa, diciendo que era para un disfraz en el colegio, ella me presto ropa de chica sexy.
Llego el viernes Fui a casa de Jose Miguel me duche y me vestí, botas hasta las rodillas con unos 10 centímetros de terraplén, pantys caladas tipo porta ligas, una tanguita negra, sobre las pantys una pantaletas de encaje, faldita negra corta, sujetador negro, polera negra calada, una chaquetita, mochila de nena, anteojos maquillaje y una peluca semi cresta tomada en dos cachitos, me veía muy sexy y hermosa, al salir de su habitación el dijo te ves hermosa estas lista, si le dije dime Anita, nos fuimos a la fiesta.
Al llegar a casa de su amigo me di cuenta que la fiesta era especial, no muchas personas y chicas travestidas como yo, algunos gay, y lesbianas, un buen ambiente,
hola saludo un chico, esta es la hermosura que conociste el otro día, si dijo Jose Miguel, me sentí muy alagada y muy sexy, ten cuidado le soy Armando y el primero en la lista para seducirte dijo y se sonrió, yo me sonroje y compartimos con los demás, Jose miguel compartía como si fuéramos amigos, nunca se sobre paso, nos fuimos a su casa para cambiarme.
Al llegar me ofreció algo de beber y le pedí un te, preparo dos y conversamos un poco, se acerco y me dijo, nunca te han besado, pensé en lo que vendría, pero con las hormonas a full después de la fiesta estaba dispuesto a probar, nos besamos y me gusto, fui al baño a quitarme lo que sostenía mi pene y lo puse en mi mochila, nos besamos nuevamente y el se quito la polera, me dejaría llevar por esta vez, me quito la falda y la pantaleta, aquí vamos pensé, pero en algo inesperado el saco mi pene de mi tanga y comenzó a darme una mamada, la polla se me puso muy dura y al parecer lo gozaba, me llevo hasta su habitación y en la cama nos pusimos en posición 69, prueba me dijo te gustara, comencé de apoco a mamar era un poco extraño pero me gusto, se puso en 4 patas u me dijo que lamiera su anito, lo hice y lo turnaba con su pene, fue increíble, se voltio me dio una mamada y me puso un condón, se tumbo de espaldas y llevo mi pene a su ano y me hizo penetrarlo, mientras estábamos en eso me besaba y acariciaba mis nalgas, luego me dijo te toca nenita, en la misma posición pero yo de espaldas me lamió el culo y me penetro, nos fuimos turnando en diferentes posiciones y nos penetrábamos mutuamente, fue increíble, hasta que acabamos y nos dimos una ducha, me vestí de chico y me fui a casa.
Después les cuento el resto de la historia y por que me gusta ocultar mi identidad de chica, besos y saludos.

Ver más relatos eróticos