No soy pero...

Enviado por Onanito

Desde muy chico que me atrajeron las ropas y elementos femeninos, y ademas desde muy chico tuve la oportunidad de conocer y aprender a gozar con lo masculino, a los 10 años un compañero de la escuela de 13 me convencio de chuparle la verga, el ya la tenia bien desarrollada y me acabo en la boca, lo cual me dio mucho placer, a partir de eso lo repetiamos muy seguido y yo queria mas, pero no se dio.
Siempre que estaba solo en casa me vestia con bombachas y corpiños de mi madre y me masturbaba, hasta que a los 16 y de casualidad un hombre en la calle desde su auto, me convencio a subir y me hizo debutar como se debe, yo estaba muerto de miedo pero al mismo tiempo, curioso y excitado, me beso en la boca, me manoseo todo y me dio su hermosa pija para chuparla, lo que me gusto y me desinhibio para lo que vino despues, me desvistio y me cojio por primera vez en mi vida...que dolor al principio y que placer inmediatamente!!!...me enamore pero no duro mucho, porque nos veiamos de vez en cuando pero no muy seguido y yo estab muy caliente, asi fue que comenze a buscar a otros hombres caminando por la calle, a la noche por Av Santa Fe habia muchos que querian sexo con muchachitos jovenes, y asi fue que casi todas las noches terminaba con algun macho que me hacia feliz con su leche tibia en mi culo o en mi boca.
Paso el tiempo y yo me sentia muy femenina pero no sabia como transformarme, un dia conoci por panamericana a una chica que resulto ser travesti...fue la primera que conoci!!!, me parecia un milagro, yo nunca habia imaginado que hubieran travestis (era otra epoca)y me aficione a ir con ella y nos devorabamos las dos y compartiamos ropas etc.
el tema es que nunca tuve cuerpo como para parecer femenina, asi que decidi no transformarme por miedo al ridiculo, pero me encanta ser pasiva y recibir a hombre y travestis dentro de mi cuerpo.
Ahora estoy de novio con una travesti hermosa con la que nos amamos profundamente y ademas llevamos a cabo todas las fantasias que se nos ocurren (y se nos ocurren muchas!!) y compartimos cama con otros hombres y otras travestis ella ademas tiene una pija divina y muy activa, me da hasta decir basta, pero yo no digo basta nunca!! jaja! espero les haya gustado el relato que es totoalmente real.

Otros Relatos Eróticos de Chicas Trans

Mi comienzo
Relato enviado por anónimo
Bueno primero que nada mi nombre es Patricia, soy travestí tengo 22 años y vivo en Puebla. Mi historia empieza a los 12 años cuando entre a la secundaria. Creo que todas las historias de las personas como yo empiezan igual. A los 12 años me empezó a atraer la ropa de mujer, como yo tengo dos hermanas más grandes, la más grande se llama Lorena y es 3 años mayor que yo, y también esta Viviana que es 2 años mayor. Además también esta mi madre que no es por presumir pero tiene un buen cuerpo y vivíamos solos ya que mis padres se habían separado y los tres nos quedamos a vivir con mi madre ya que mi padre dijo que era lo mejor.

Retomando mi historia como ya les mencione a los 12 años me empezó a atraer la ropa femenina, sobretodo los tops y la ropa interior, a y las minifaldas y vestidos provocativos, ya que mi madre era muy joven todavía, ya que me había tenido a los18, y como estaba sola suponía que buscaba a alguien con quien estar y se vestía muy provocativa y mis hermanas estaban siguiendo sus pasos.

Yo tenia 12 años y entre a la secundaria pero ya tenia sensaciones de que yo quería ser mujer siempre estaba con niñas y les preguntaba cosas de mujeres y ellas me respondían ya que no sospechaban. En mi casa tampoco sospechaban y que mi mama trabajaba en la mañana y llegaba hasta la tarde y mis hermanas iban a la escuela en la tarde y yo en la mañana. Entonces yo tenia toada la tarde para hacer lo que yo quisiera y así lo hacia llegaba de la escuela e iba a la recamara de mi madre y sacaba ropa interior como brasiers y pantaletas así claro también algunas tangas con tela muy delicada que se sentía muy suave, después iba a la recamara de mis hermanas donde sacaba tops muy sexy y algunas tanguitas que para su edad era raro ver eso pero no me molestaba ya que a mi me servían también después de escoger las prendas me iba a mi cuarto a ponérmelas y las que mas me gustaban me las dejaba puesta y después iba al cuarto de mis hermanas a ponerme el uniforme de secundaria de una de mis hermanas ya que una de ellas ya había salido e iba en prepa, recuerdo que el uniforme era una blusa blanca y una minifalda tableada, así le gustaba a mi hermana ya vestida totalmente me paseaba por toda la casa sintiéndome toda una niña y muy sexy ya que mi cara tenia una apariencia mas femenina que masculina y eso me agradaba ya que sin tener que maquillarme tenia el aspecto de una niña.

Así era todos los días que llegaba de la escuela yo estaba sola y podría ponerme lo que yo quisiera, el estar vestida de mujer y sentirme así en mi casa me excitaba mucho, lo que no sabia es que mis hermanas estaban sospechando algo, ya que yo no acomodaba igual la ropa y ellas se daban cuenta y entonces le preguntaban a mi madre y ella decía que no era la culpable.

Al mes de haber empezado a vestirme con la ropa de mis hermanas, un día que yo creí que iba a ser como todos, llegue a mi casa me quite la ropa y fui al cuarto de mis hermanas, empecé a sacar la ropa en eso oigo ruidos y resulta que eran mis hermanas que no habían tenido clases y habían regresado temprano yo no pude salir de su cuarto ni quitarme la ropa así que ellas entraron al cuarto y me encontraron con el uniforme mi hermana puesto además de la ropa interior.

Ellas se quedaron muy impresionadas con lo que habían visto y Lorena dijo "con que tu eres el que utiliza nuestra ropa no niñita" yo no supe que decir y solo baje la cabeza y entonces ellas comenzaron las preguntas, parecía que estaba siendo interrogado por dos verdaderas expertas en como enjuiciar lo que habían vistopero eso se los contare en el próximo relato espero que les haya gustado esta primera parte de mi vida y si no pues tratare de hacerlo mas interesante espero sus comentarios.
Comienzo
Relato enviado por Mint
Hola soy Mint, por mi adicción a las pastillas de mentol, resumiré mi historia lo que mas pueda, ya que es muy larga.
vivía con mi mama, mi abuela, una tía y sus dos hijas menores que yo, solo mujeres, me gustaba la ropa de nena y vestía aveces con ella.
vivo cerca de la carretera en una zona rural, mi madre trabaja en la cuidad pero la empresa quebró y tuvimos problemas económicos, así que busque un trabajo después del colegio, mi mama comenzó a trabajar en el campo, así llegue al invernadero de don rene vendía flores y arbustos mi misión era cuidar de ellos por la tarde, el siempre me miraba ya que soy un poco femenino para comportarme, a don rene su mujer lo abandono un día y dejo todas sus cosas y las de su hija en casa.
Un día se acerco con un ramo muy lindo de rosas y me dijo, toma nena son para ti, gracias respondí pero soy un nene, el solo rio y me dio el ramo.
Otro día se acerco y me toco el trasero y me dijo, te verías muy hermosa de nena, yo solo me aleje, pero su amabilidad y sus regalos movían algo en mi.
paso el tiempo y volvió a insistir, te gusto mi propuesta solo dímelo, bueno respondí acepto su propuesta, solo para ver que asía, me dijo que el sábado por la mañana fuera a su casa que iríamos al pueblo grande, me llevo donde una "chica" como yo y me dejo hay para que me enseñaran, la chica me enseño el aseo intimo, maquillarme, vestirme y me arreglo un poco para parecer mas nena, el llego a buscarme y pago sus servicios, pero algo me quedo dando vuelta, la "chica" pregunto si me encontraron en el descanso, yo dije que no que trabajaba en el invernadero.
llegamos a su casa, me llevo a una habitación que era de su hija y me dijo elige lo que quieras y pontelo, así lo hice, me veía muy sexy, atendí el negocio de esa forma y el me miraba, cuando estábamos solos me tocaba el trasero aveces y eso me excitaba, cuando me cambie ropa para irme a casa, me dio una bolcita de papel y me dijo practica cuando estés lista me avisas, en la bolsa estaba un consolador de silicona y lubricante, practique las mamadas y me penetraba, pero siempre me quedo lo del descanso dando vueltas, pasaron unas semanas y le dije, bueno ya estoy lista, mañana seras mi nena, seria un sábado, llegue temprano como siempre para trabajar pero el cerro y me hizo vestir de nena, me atendió como una reina y luego tuvimos sexo unas 2 veces por lo menos,me sentí una verdadera puta, y lo mejor de todo lo disfrute.
Con un amigo averigüe lo del descanso, un lugar donde los camioneros llegaban a comer y a descansar de los viajes por carretera, ya que esta conecta la ciudad con el puerto y el viaje es largo, aveces llegaban extranjeros en vehículos también. pensé que hay se prostituirían muchas chicas y quisas seria bueno ir para averiguar.
un viernes muy de noche mi familia dormida, tome un bolso con ropa de chica y salí, rene me regalaba ropa de su hija así que tenia una gran variedad, rene esa tarde me hizo suya así que estaba muy dilatada, me vestí detrás de unos arbusto y maquillaje. camine con mi mochila los 20 minutos por el campo que me separaban del descanso de camiones y primero observe, dos chicas caminaban entre los camiones para ser vistas, un cambio de luces y subían al camión, no me atreví a ir esa noche pero observe bien el método.
llego el día siguiente y repetí el método, esta vez escondí mi mochila cerca de casa, llegue al descanso y había mas camiones que la noche anterior, me acerque y una chica me dice "que haces aquí, quieres trabajar", si respondí, bueno solo cobra la tarifa y que tengas suertes, soy cristal, si necesitas algo dime, puedo usar el baño le pregunte, dijo si solo que no te pillen, sino llaman a la policía.
Camine entre los camiones y un camionero me invito a subir, lo hice y tuvimos sexo, cobre la tarifa que me dijo cristal, me sentía una verdadera nena putita, y así durante la noche unos 4 camioneros me invitaron, gane mucho dinero, volví a mi casa muy cansada como a las 3 de la mañana, desde entonces trabajo con cristal en el descanso, gano bien y lo mejor me siento una verdadera mujer apetecida por los hombre.
Trio
Relato enviado por Onanito
Hola, soy de Buenos Aires y hace muchos años que me gustan y salgo con travestis, de a poco me fui haciendo adicto al sexo con travestis y paulatinamente me gustaron mas si son mas activas y con penes bien gruesos y largos, hace un tiempo comence a frecuentar a Paula, en ciudadela, una trav divina muy linda y muy bien armada, un si le conte mis aventutas con otros hombres que habia tenido de jovencito y eso la calento mucho, y mepropuso hacer un trio con un amigo de ella, acepte de inmediato y fijamos un sia y hora, yo llegue 15 minutos antes y omence calentando motores con Paula, mamandole la hermosa verga que tiene, mientras ella me metia el dedo en el culo para ir dilatandolo, en eso tocan a la puerta y aparece un chico divino de unos 35 años, morocho casi negro, me cuenta que es uruguayo, y cuando lo desnudo, me encuentro con una pija semidura larga y venosa, y basante ancha, enseguida me la llevo a la boca y se pone de piedra, mientras paula me pone en cuatro y me penetra de golpe haciendome ver las estrellas pero sin dejar de mamar la de mi macho.
Asi estuve largo rato y de repente el negro le pide a paula cojerme el, cambiamos y me penetro tambien de golpe pero ya era todo placer, paula me decia de todo y se calentaba viendo como me cojia ese tremendo macho, finalmente me sente sobre pa pija de paulita, y le pedi al nego trate de meterla tambien, nunca habia hecho semejante cosa!, una doble penetracion!!, lentamente y lubricandola, me la fue puerteando hasta que entro!!, que sensacion!, mitad desgarro, mitad placer, no queria que terminara nunuca, de a poco se fueron acomodando las dos pijas en mi culo y comenzaron a moverse, crei morir de placer y empece a acabar , entonces el negro al saco y me la puso en la boca, yo mame y mame hasta que solto una cantidad enorme de leche que me inundo la boca y como estaba boca arria, empece a tragar, primero sin querer luego al sentir el sabor de ese semen tibio y salado, lo trague del todo y le limpie la pija con la lengua hasta dejarla reluciente, enseguida paula que veia eso, quiso lo mismo y pajeandose, me acabo en al boca pero mucha menos cantidad, ya que me habia dejado algo en mi culito...yo seguia perdiendo leche en seco y me hice una ultima paja para terminar del todo.
Esto que fue la primera vez con los dos, lo venimos repitiendo de tanto en tanto, ahora les propuse agregar a otro macho y yo seguir siendo el objeto sexual para los tres, veremos si lo conseguimos y les cuento...

Ver todos los relatos eróticos

NO SOMOS UNA AGENCIA DE ACOMPAÑANTES. No tenemos participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los encuentros que de manera independiente tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
No tenemos ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco nos enteramos de los encuentros que las anunciantes realizan o pudieran realizar.
No sabemos, no podemos saber, ni nos interesa saber si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de algun modo en sus asuntos.
NO ORGANIZAMOS, NO IMPULSAMOS, ni tampoco hacemos campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo lineas comerciales que pudieran ser más favorables o no.
NO ALENTAMOS, NI ENTUSIASMAMOS a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada anunciante debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de publicar en nuestro sitio.
No organizamos viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo pretende ser un sitio web de AVISOS PUBLICITARIOS que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad.
Nuestra actividad se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que nos suministra cada anunciante y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su anuncio publicitario, pueda hacerlo de manera inmediata.