Relato erótico titulado:
"Enchastrados en leche con una trava "

Relato erótico acerca de travestis, fantasias de transexuales y chicas trans enviado por Alex

Eran innumerables las pajas que me había hecho mirando travestis en la computadora. Me excitaban más que una hembra con concha, precisamente por la combinación de tetas, curvas de mujer y pija. Los hombres no me atraían, pero si las pijas de las travas, siempre y cuando tuviesen cuerpo de mujeres, y vistan como putas de cabaret.
Fui hasta un boliche donde se juntan travestis, gays, lesbianas y putitas bisexuales.
A los 5 minutos de haber entrado, se me acercó una linda trava, rubia teñida, pendeja de no más de 20 años, con tetas grandes. Vestía una vestido cortísimo y ajustado que con cualquier movimiento dejaba ver el comienzo de los cachetes de su culito, paradito y redondo. Me preguntó, seductoramente, si le invitaba una cerveza. Se la entregué y se fue a bailar, susurrándome que iba a moverse para que la mire. Se unió a su grupo, en donde se encontraban otras dos travas, una adolescente lesbiana y un pibe gay. No me gusta la cumbia, pero en esta ocasión el ritmo fue el que parecía mover a la nena que me había sacado un trago. Parecía una víbora, contoneando su cintura fina y pasándose sus brazos delgados sobre pechos, caderas y muslos. Me excitó mucho, y también a sus amigas que rodearon y franelearon, hasta que una de ellas le levantó el vestido corto para tocarle el culo. Sus redondeces eran preciosas, y apenas percibí un hilito rojo que era su tanguita. Una de las travas que bailaba a su alrededor, morocha gigante, me hizo señas para que baile con ellas. Fui, y al acercarme la rubia teñida me comenzó a menear su culo en mi bragueta. Como tenía la pija al palo, ella se apretó contra el pedazo, mientras la morocha grandota me comenzó a besar hundiéndome la lengua en mi boca. Pensé que acabaría allí mismo, por lo que me acerque a la rubia y le pregunté su nombre. “Cintia”, me respondió, tomando mi mano derecha para llevarla a su teta izquierda.
“La tenés bien grande, ¿querés culearme papi?”, me preguntó.
“¡Si!, pero ahora, porque sino acabó acá en la pista”, exclamé.
Cintia me explicó que no se podía coger allí dentro, y que si estaba tan caliente, “como estoy yo sintiendo tu pija”, íbamos a demorar mucho hasta un telo. Entonces me propuso salir del boliche y que siga sus pasos.
Así lo hice. En la vereda me dijo que a la vuelta había un callejón oscuro, y que podíamos coger detrás de un árbol de tronco grueso. Hasta allí llegamos, y tal como había descripto se trataba de una calle de no más 30 metros de largo, oscura, y con un árbol al final, contra un paredón. Fuera de la vista de cualquiera, ella me apoyó contra el tronco, se agachó y bajó el pantalón y el calzoncillo, dejando salir mi pija que había alcanzado su máximo tamaño, de 19 x 4,5, y se la metió en su boca. En tanto, yo le bajé el vestido para sacar sus tetas y se las masajeaba mientras gemía con su lengua, saliva caliente y dientes que me hacían sentir estrellas en mi cabeza.
Le anuncié que estaba por acabar y su respuesta fue acelerar su chupada de pija, por lo que comencé a soltar mi leche dentro de su boca. Después de tragar algo, se incorporó, mientras bajó su vestido hasta la cintura desnudándose hasta la cintura y busco con su boca mi boca y me besó, pasándome mi semen mezclado con su saliva. Sentí algo extraño, y luego me gustó; ella se dio cuenta y terminó de sacarse el vestido y quedó solo con la tanguita y sus tacos altos.
“Ahora me toca a mí acabar, ¿cómo vas a hacer para que salga mi lechita de hembra?, me preguntó, perversamente.
Entonces bajé mi mano derecha y agarré su pija, chiquita y delgada, pero bien dura; luego de reconocerla con mi tacto comencé a menearla, y me gustó, y me dieron ganas de tenerla en mi boca. Cintia pareció intuir mi deseo y me preguntó si quería sentirla dentro de mi boca.
Entonces me desnudé, en ese callejón, me arrodillé y me tragué su pijita caliente y parada.
Era la primera vez que chupaba una verga, pero no era la de un hombre, sino la de una preciosa nena que tenía un clítoris grandote. Ella comenzó a moverla como su cogiera mi garganta, mientras yo recorría con mi lengua su glande palpitante.
“Voy a acabar”, me anunció. Y yo seguí mamando, hasta que sentí golpear en el fondo de mi boca una sustancia espesa, salada, caliente, que me gustó tanto que tragué y luego, recordando las películas porno que había visto, dejar que parte del semen se derramase fuera de mis labios. Como hizo ella, me levanté y besé, pasándole su leche.
“¡Sos hermoso papi!, ¡que linda pija y que bien la chupás!, ¡sos un macho bien putito!”, sostuvo, y sentí que eran un elogio sus palabras acerca de mi desprejuiciado desempeño sexual. Pero otro deseo crecía en mi mente y lograba que la pija volviese a levantarse: así como había tenido una verga de hembra en mi boca, también quería sentirla en mi culo. Sin decir nada, desnudo como estaba, me di vuelta y le di la espalda a Cintia, inclinándome un poco para apoyar con firmeza mi cola en el pene de la trava, que aún no se levantaba pero estaba mojada. “¡Ahora soy más putito, quiero probar tu pija adentro mío!”, le dije, asombrado yo mismo de hablar de ese modo tan vulgar.
Ella no dijo nada, sólo tomó su pene, la pajeo un poco, escupió sobre el, y con sus dos manos me separó los cachetes de mi ano, y me apoyó la puntita de su pija. El comienzo me pareció sabroso, por lo que balanceaba mi cola como si fuera una bailarina de carnaval, mientras mi pija se ponía al palo nuevamente y comenzaba a largar los juguitos. Pero cuando la verga de la trava entró hasta la mitad de mi conducto sentí mucho dolor, como si algo se rompiese en ese agujero negro virgen hasta ese momento. “¡Ay, no, no, sacala, me estás haciendo daño, me duele, no me gusta, sacala!”, le grité, no importándome si alguien que pasase por la esquina me escuchase como un puto arrepentido.
“Te va a doler pero enseguida vas a sentir el mejor de los placeres de un hombre; ¡por eso es que hay que ser muy macho para que te rompan el culo!”, declaró Cintia, entre gemidos.
Y con un fuerte empujón de todo su cuerpo me clavó su pene de trava en mi culo, sintiendo que sus testículos rozaban los cachetes de mis nalgas. Primero pequé un alarido, y luego me inundo un placer desconocido, que me puso la piel de gallina, me provocó cosquillas en mi vientre y sonrisas involuntarias, gozaba como una perrita, era hermoso, la verga de Cintia rozaba zonas secretas que ni siquiera sabía que existían. Entendí desde los sentidos las razones por las que tantos hombres se hacían gays, travestis o de lo contrario buscaban travas que los ensarten. Por esto cada vez había menos putas mujeres y más putas travestis; hasta una modelo de tapa de revista no podía dar este placer a un hombre, al contrario, exigían como si ellas fueran las únicas que tienen que llegar a un orgasmo.
“¡Me encanta estar ensartado, ser un putito culeado por una hermosa travesti como vos!, ¡quiero sentir tu leche que me llena adentro!”, le reclamé.
“¡Si mi macho putito!, ¡te voy a llenar de leche!”, exclamó Cintia y me clavó con más fuerza, pareciéndome que su pija, pese a su escaso tamaño, me revolvía el vientre, hasta que sentí algo caliente y suave que me inundaba. Experimenté un orgasmo inédito, sin acabada, que me estremeció completamente.
Cintia, demostrando su maestría sexual, me sacó su pija y me ofreció su culo, poniéndose cabeza abajo, y con las piernas separadas, mostrándome un anito con un agujero redondo de 3 centímetros de ancho; pensé la cantidad de veces que ese lugar había recibido pijas, y la idea, en lugar de repugnarme, me excitó y logró que mi pedazo creciese hasta su máxima longitud y anchura. “Papi, tu pija es larga y gruesa, y por más que esté bien abierta y me hayan entrado varios machos y consoladores, me va a doler, así que moja con saliva tu pedazo, hasta que entre tu cabezota”.
Pensé que decía lo que decía por un cumplido, como las putas mujeres que mentían acerca de lo grande que es la verga que tienen delante, aunque mida 10 centímetros, pero a pesar de que el agujero del culo de Cintia parecía grande y me había embardunado con saliva y juguitos mi pija, me costó entrar y la trava empezó a chillar como una cerdita. “¡Ay papi, ay, me estás reventando!, ¡qué pedazo hermoso que tenés, parece una estaca, clavame, aunque me duela, dale papi, dame duro!”, gritó Cintia, y al rato divisé que en el callejón había tres tipos, uno un joven de 20, otro un treintañero, y el restante un hombre sesentón, todos con sus pijas afuera, pajeándose.
Todo eso provocó mi máxima calentura, y exploté dentro del culo de Cintia. Pero ella, nuevamente rápida para buscar más gozo, sacó su culo de mi pija, se incorporó y me abrazó y besó, juntando nuestras pijas mojadas de leche y otras cosas, y se refregó como una gata, logrando que nuestras dos vergas se parasen nuevamente hasta que mucho más pronto que antes las dos largasen el poco semen que nos quedaba a ambos. Así abrazados, pija contra pija, sus tetas contra mi pecho velludo, nos quedamos alrededor de 10 minutos, recuperando alientos. Cuando quise separarme de ella sentí cierta resistencia: tanta leche que se había secado parecía pegamento en nuestras pieles. Los dos reímos.
Recién cuando me vestí sentí dolor en mi culo y una sensación de vacío en el vientre.
“Pasado mañana vení al boliche; te voy a presentar a mi amiga Fany, la morocha grandota; los tres vamos a hacer una fiestita en mi casa…”, me anunció.

Envía tu relato erótico, fantasía o anécdota

Para enviar tu relato por favor ingresá o registrate en Sexo3,
¡Es muy fácil, sólo te llevará 2 minutos!

Más anuncios de Escorts Trans & Travestis en Sexo3

Magali
Soy chica trans, morocha super fogosa y dispuesta a cumplir tus fantasías... Atención completa a sólos con anticipación de media hora. Te espero solita en mi depto. súper cómodo y reservado.
24 fotos 5 videos
Paso del Rey, zona Oeste (GBA), Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Varios métodos de pago
Yohana
Soy la morocha de tus sueños... Si queres pasar un buen momento de puro placer, no dudes en conocerme. Soy muy educada me gusta ser Activa y Pasiva, tengo lindos ojos negros, soy delgada y bien femenina. Te cuento  que soy dominante en la cama, morbosa, calentona y lechera!
14 fotos
Capital Federal, zona Palermo, Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Carolina Prince
Hola, ni gorda, ni flaca. Tes blanca. Ardiente, complaciente, dulce y juguetona dispuesta a cumplir todas tus fantasías. Te garantizo un encuentro lleno de pasión. Estoy dispuesta a superar todas tus espectativas en la cama. Lluvia dorada. Besos Negros. Masajes en todo tu cuerpo. Muchos besitos, te espero...
+99 fotos 67 videos ¡Datos Actualizados!
Villa Gesell, zona Villa Gesell (Centro), Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Ali Vip
Súper femenina, discreta, sensual y apasionada.... ¡Tu mejor compañía! Te vas a enamorar… PASIVA PARTICIPATIVA, JUGUETONA Y MIMOSA. Experta en inexpertos. VIDEOLLAMADAS INTERACTIVAS HOT. Videos. Contáctame y la pasaremos re bien!! (No respondo llamadas de número privado y WhatsApp sin fotos).
94 fotos 8 videos
Capital Federal, zona Caballito, Argentina
Disponible de 9 a 23 hs.
Videollamadas
Varios métodos de pago
Muna
Volví renovada con una conchita hermosa y virginal para q disfrutes a full. 100% pasiva pero con algunos juguetitos si lo deseas. Besos a full estilo novia apasionada.
44 fotos 7 videos Trans con vagina
Gisel Rucci
Hola! Cariño, que bueno que llegaste hasta mí perfil. Antes que nada debes saber que mis aranceles no son negociables, me gustan los regalitos $$$. Soy una chica dulce, versátil tanto activa como pasiva o el rol que más te guste (me adapto a todo). Quiero contarte que tengo mucha diversión para ofrecerte, de manera real o virtual. Me gusta mucho los besos cómo su fueras mi novio y el mejor trato de amantes con franelas, turcas, pajas y mucha leche (por favor venir con buena higiene). Atención especial a extranjeros o primerizos y parejas. Acepto efectivo (pesos o dólares), transferencias bancarias con cbu. Sólo personas solventes. Tomo mi trabajo muy seriamente, me destaco por la privacidad (no ando molestando a nadie). Debajo de mis fotos podes dejar un comentario con respecto al servicio. Siempre trato de dar lo mejor de mí, espero la pasemos bien. Besitos bien húmedos.
16 fotos 4 videos
Rosario, zona Rosario (Centro), Argentina
Disponible de 9 a 1 hs.
Videollamadas
Varios métodos de pago
Jessi
Soy una trans dominante activa muy cogedora con una rica pija cargada de leche y con mucho aguante. No tengo limites en la intimidad, Soy muy perra, ninfómana, adicta al buen sexo, servicio completo, besos en la boca, beso negro, lluvia de todo tipo, fisting, te escupo, te humillo, penetración mutua, dime cuál es tu fantasía, yo te la hare realidad. Mis fotos son 100 % reales sin ningún tipo de engaño, tengo todo que la pases genial. Te espero para pasar un momento que no olvidarás.
67 fotos ¡Estoy de regreso!
Capital Federal, zona Palermo, Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Varios métodos de pago
Maypi
Pongo a tu disposición toda mi experiencia para hacer de tu tiempo libre un momento único e inolvidable y estoy dispuesta a cumplir todas tus fantasías y te aseguro que vas a querer volver a mi... Servicio completo. Activa - Pasiva - Masajes - Fantasías. Te recibo solita en mi departamento climatizado, también puedo desplazarme a tu hotel o apartamento en forma muy discreta. PD: NO DUDES EN LLAMARME POR QUE ESTOY DISPONIBLE LAS 24 HS !
54 fotos 23 videos
Capital Federal, zona Tribunales, Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Varios métodos de pago
Majo
Te invito a pasar un momento agradable y súper relajado en mi departamento con todas las comodidades, súper discreto y tranquilo. Mi trato es onda novia, realizo videollamadas y garganta profunda. En caso de tener alguna duda por favor consultame. (NO CONTESTO MENSAJES SIN FOTO DE PERFIL DE WHATSAPP). Espero tu llamado. Besitos...
48 fotos 10 videos
Capital Federal, zona Barracas, Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Varios métodos de pago
Exótica Transexual
Hola. Soy la trans de tus sueños hechos realidad. Dispongo de lugar para poder recibirte y pasar excitantes momentos juntos en los que te brindare servicios de relajación completa, un muy buen y gratificante sexo, me adapto a los roles, también juegos y estilos… Espero tu llamado para así recibirte…
23 fotos Nueva Galería
Capital Federal, zona Palermo, Argentina
Disponible Full Time
Varios métodos de pago

Disfruta más avisos de transexuales y escorts travestis listas para realizar todas tus fantasías

Este sitio Web no es una AGENCIA DE ACOMPAÑANTES.
No tiene participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los hipotéticos acuerdos que de manera privada tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
Este sitio Web no tiene ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco toma conocimiento de los encuentros que las anunciantes pudieran realizar.
Este sitio Web no sabe, no puede saber, ni le interesa conocer si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de sus asuntos.
Este sitio Web NO ORGANIZA, NO IMPULSA, NI TAMPOCO hace campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo líneas comerciales que pudieran serles favorables o no.
Este sitio web NO ALIENTA, NI ENTUSIASMA a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada interesada debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de poner online su perfil personal.
Este sitio Web no organiza viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo es un sitio web de PERFILES PERSONALES que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad y quieran poner online en internet.
La actividad de este sitio Web se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que son suministrados por cada interesada y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su perfil, pueda hacerlo de manera inmediata.
El único website de esta administración es el dominio www.sexo3.com y cualquier otro website registrado con nombre similar no guarda ninguna relación con Sexo3.com. El aprovechamiento y registro de nombres similares son probablemente oportunismos publicitarios.