Relato erótico titulado:
"Yo, él y ella"

Relato erótico acerca de travestis, fantasias de transexuales y chicas trans enviado por Pili

Cuando sonó el portero Manuel empujó la puerta y entramos. Yo caminaba al lado de él, bien pegadita, con su brazo agarrándome fuerte de la cintura. Nos subimos al ascensor. Nos miré en el espejo.
Yo llevaba un sobre todo gris largo y nada más encima de la lencería. Llevaba unas medias negras con liguero, tanga y corpiño también negros. A pesar de los tacos le llegaba al hombro. Siempre he sido más bien petisa. Tengo piernas firmes y cola abundante. Las tetas son operadas, deliciosas y turgentes. En ese tiempo iba teñida de rubia, pero no tan estridente. Tenía el pelo lacio suelto hasta la mitad de la espalda con un flequillo recto sobre los ojos. Iba bien maquillada, de verdad hermosa.
Nacho iba de camisa celeste y jean. Tiene un cuerpo fabuloso, muy trabajado en el gimnasio. En general siempre prefiero los cuerpos depilados, pero sus pelos en el pecho, brazos y piernas me daban una sensación a macho que me volvía loca.
Apenas tuve un segundo para mirarnos porque me arrinconó contra la pared del ascensor y me comió la boca. Sus manos bajaron de inmediato a mi cola. Yo ya estaba bastante excitada con todo el plan pero me derretí entre sus brazos y lo besé con furia.
Cuando abrió el ascensor me agarró de la mano y buscamos la puerta. Tocamos el timbre y esperamos. Camilia nos abrió asomando apenas la cabeza y pasamos.
Era un departamento muy lindo, muy hogareño. Ella cerró y nos recibió a los dos con un beso en la mejilla. Manuel la agarró de inmediato por la cintura y ella sonrió.
Era más linda que en las fotos. Era morocha y alta, al menos más alta que yo. Tenía muy lindas facciones y un lomazo. Tenía las tetas justas para su cuerpo y una colita muy adecuada. Su fuerte eran, sin duda, las piernas, bien largas y torneadas. Usaba el pelo bien negro atado en una cola alta, dejando ver una espalda deliciosa y unos hombros bien formados. Llevaba un enterito de encaje negro y una bata muy tenue.
“Teníamos muchas ganas de verte”, le dijo Manuel antes de besarla.
Camilia sonrió y le comió la boca a mi hombre. Yo le agarré la mandíbula y la obligué a mirarme antes de besarla también. Manuel nos tenía a las dos agarradas por la cintura y empezó a besarle el cuello a ella. Era un momento muy erótico.
“Yo también tenía muchas ganas de verlos. Me encantó la idea desde el principio. Me excita mucho”, dijo ella, pasados unos momentos. Nos agarró de la mano a los dos y nos llevó hasta el cuarto.
Había una luz muy tenue y una cama con acolchado gris. Dejé caer el sobre todo en el piso. Nos volvimos a enredar los tres con nuestros brazos y volvimos a ese juego delicioso de compartir nuestros labios. Manuel nos empezó a acariciar los cuerpos y a chupar las tetas por turno. Yo deslicé mi mano también por su cuerpo y la metí entre sus piernas. Nunca había estado con una mujer. Me prendía mucho la idea de su vagina mojadita.
De pronto Manuel nos soltó y se alejó unos pasos.
“Quiero verlas a ustedes un rato”, nos dijo.
Ella sonrió y me comió la boca, rodeándome con sus brazos. Empezamos a tocarnos nuestros cuerpos y a excitarnos cada vez más. Nos acostamos en la cama y seguimos con ese juego lésbico. Manuel estaba sentado en un sillón que había por ahí y le dirigíamos miradas seductoras.
Camila era una delicia. Tenía esa sensualidad de la mujer que sabe que es hermosa y que es muy consciente de su sexualidad. Sus manos y sus labios eran muy traviesos. No pasó mucho antes de que me corriera la tanga y sacara mi pija.
Yo solté un suspiro de placer mientras empezaba a masturbarme, todavía besándome. Sabía hacerlo, de eso no había duda. Antes de que le dijera nada bajó dándome besos en el cuerpo, deteniéndose un rato en mis tetas, antes de bajar a mi pelvis. Se metió la pija en la boca y empezó a chupar como una profesional.
“Parate”, me indicó Manuel. “Quiero verla chupándote la pija de rodillas”.
Las dos sonreímos e hicimos lo que nos decía. Amaba lo autoritario que era Manuel cuando se excitaba. Camila recién lo estaba conociendo. Me puse de pie como decía y me bajé la tanguita, aprovechando para mostrarle la cola. Ella se arrodilló frente a mí y siguió con esa mamada perfecta. Yo la agarré por la cola del pelo y la fui guiando.
Estaba concentrada en mi placer cuando escuché moverse a Manuel. Se paró y caminó hasta mi. Me agarró de la cintura y me comió la boca. Yo, con lo encendida que estaba, me prendí de él para no dejarlo ir nunca más, pero se sacó mis manos de encima y se arrodilló al lado de Camila.
¡Dios mío! El placer que me dio ver a los dos ahí abajo es inigualable. Manuel disfrutaba a veces de chupármela y sabía que me volvía loca cuando lo hacía. Ahora, para colmo, estaba compartiendo mi pija con una mina que era una bomba.
Mis gemidos inundaron el cuarto. Empezaron a chuparla entre los dos. Dando lengüetazos, masturbándome, chupándome los huevos, besándose entre ellos en el medio. Usaron todo el repertorio y debo confesar que me costó no acabar.
“Amor, te toca a vos ahora”, le dije a Manuel. Él obedeció. Se paró y me hizo arrodillarme a mí. Ahora era él el que tenía esa vista privilegiada que había tenido yo. Mientras yo le desabrochaba el pantalón, Camila me comió la boca y acarició mi pija, que estaba muy sensible.
Yo puse manos a la obra y me metí la pija de Manuel hasta la garganta. Es enorme, es mi pija preferida. Se me hace agua la boca de solo pensar en ella. Camila empezó a besarme en el cuello y yo le sostuve la pija para que la chupara ella. La escuché gemir al darse cuenta del tamaño.
“¿Viste lo grande que es?”, le pregunté. “¿Viste, putita? Espera a tenerla adentro. Es el cielo”.
Mientras se la chupábamos Manuel se sacó la camisa. Yo lo ayudé a sacarse el pantalón y las zapatillas y lo tuvimos todo desnudito para nosotras.
Empezó a gemir y a mover la pelvis mientras hacíamos lo nuestro. Veía en sus ojos que estaba enloquecido con esa imagen, de nosotras dos, gatitas en celo, chupando su pija con una sed increíble.
Nos agarró a las dos de una mano y nos indicó que subiéramos. Nos volvimos a enlazar en sus brazos. Ya estábamos los tres como locos cuando nos dijo:
“Ahora le toca a ella, ¿no te parece?”, me dijo.
“Por supuesto, papi”
Entonces la empujó con suavidad sobre la cama. Su cuerpo delicioso quedó tendido ahí para nosotros. Yo obedecí y me arrodillé. Le corrí la tela del enterito y hundí la lengua en ese lugarcito rosado. La sentí gemir y estremecerse. Abrió las piernas y empezó a acariciarse. En eso se me unió Manuel, y empezamos a jugar con nuestras lenguas y labios sobre su clítoris y su vagina.
Me sorprendió el volumen de sus gritos y gemidos. Me agarró por la nuca y con la otra mano agarró la mano de Manuel. Se notaba que estaba más allá de todo recato y todo en ella era placer. No pasó mucho antes de que acabara. Sentí como le temblaban las piernas y se le aflojaba todo el cuerpo.
Cuando Manuel la sintió acabar se incorporó y yo lo seguí. Nos dejamos caer a ambos lados de ella, comiendo sus tetas y acariciando su cuerpo. Ella todavía estaba ida, todavía gimiendo, con la cabeza hacia atrás.
“Amor, ¿te parece que antendamos primero a nuestra invitada?”, me dijo Manuel.
“Pero ya la antendimos, amor. Mira como la dejamos”, le respondí. “Yo quiero pija primera, por favor”, le dije, con voz de nena malcriada.
“Recién estamos empezando amor. Hay que ser corteses. Ya te va a tocar a vos también”, me dijo.
Se levantó para ponerse un forro y se arrodilló entre las piernas abiertas de Camila. Se la metió y empezó a bombear con un ritmo delicioso. Yo me moría de envidia de sentir esa pija adentro de mí.
Camila había vuelto un poco en sí y me agarró la pija para masturbarme. Me acerqué de rodillas para que me la chupara y ella se apoyó sobre un codo para hacerlo. Empezó a gemir, disfrutando de la cogida que Manuel le estaba dando.
Era un momento glorioso. Los tres estábamos lanzados al placer, a la fiestita increíble que estábamos teniendo. No hubiéramos podido parar aunque se nos cayera el mundo alrededor. Yo empecé a meterme dedos en el culito, quería dilatarme y estar lista para cuando Manuel quisiera cambiar y cogerme a mí.
Pasado un rato se salió de ella y la hizo darse vuelta, para ponerse en cuatro. Se la volvió a meter y ella empezó a moverse como una perrita en celo. Estaba disfrutando de la pija de mi hombre como una loca. Yo me acosté delante de ella para que me la siguiera chupando.
Estaba hermosa, totalmente excitada y enloquecida. Me miraba a los ojos mientras me la chupaba, con su cuerpo empujado rítmicamente por las embestidas de Manuel. De nuevo, me costó no acabar, no solo por ella sino por lo caliente de toda la situación.
Entonces Manuel se salió de ella y le hizo correrse. Yo no daba más de felicidad. Al fin me tocaba. Mi pija estaba a punto de explotar pero mi culito necesitaba pija, necesitaba su pija, la pija de mi hombre.
Levanté las piernas y acomodé mi culito para que me la metiera. Lo hizo con cuidado. Sabía que era tan grande que a veces costaba que entrara. Yo la sentí entrar, centímetro a centímetro, mientras gemía como una putita.
Estaba acurrucada debajo de él con esa verga deliciosa dentro de mí y Camila se acostó a mi lado para chuparme las tetas y besarme por turnos. Manuel empezó a cogerme de la forma más deliciosa que puedo recordar.
Gimiendo como una loca empecé a masturbarme. Estaba a punto de explotar cuando Manuel la sacó y me hizo cambiar de posición. Se sentó al borde de la cama y me hizo sentarme en su pija de espaldas. Sabía que era una de mis posiciones favoritas, porque yo tenía el control del ritmo.
Cuando empecé a moverme Camila se paró al lado de mí, con una rodilla en la cama, y me agarró del cuello con una firmeza que me enloqueció.
“Tenías razón, amor”, me dijo, bien cerca de la cara. Me besó y volvió a hablar: “Esa verga es el cielo. No sabes la envidia que tengo de la cogida que te esta dando”.
Sus palabras me volvieron loca. La rodeé con un brazo, bien apretada. Necesitaba sentir su piel, su cuerpo, de una forma profunda y enloquecedora. Volvió a besarme y a decirme porquerías mientras me agarraba del cuello. Después me soltó el cuello y empezó a pajearme.
Yo no daba más. Mis gemidos ya no tenían volumen ni coherencia. Entonces lo sentí llegar desde las piernas: le orgasmo más rico que he tenido en mi vida.
“Estoy llegando”, dije, y lo repetí varias veces, casi como un quejido.
Camila se soltó de mi brazo y se arrodilló entre mis piernas, poniéndose frente a mi pija. El primer disparo no le embocó a la boca y le quedo en la mejilla. Pero se tragó todo el segundo espasmo mientras me seguía pajeando.
Manuel tuvo que sostenerme, agarrándome con fuerza por la cintura, para que no me cayera. Mi boca seguía abierta en un solo gemido infinito.
Volví a sentir a los dos dioses del sexo al mi alrededor. Camila me estaba besando el cuello y acariciándome las tetas. La pija de Manuel todavía estaba dentro de mí y sus manos me recorrían el cuerpo entero. Mis piernas temblaban. Me ayudaron a salirme de él y me quedé acostada de costado mientras veía como Camila se subía a Manuel, que seguía en la misma posición.
Empezó a cabalgarlo y a comerle la boca. En su momento Camila había exigido que si Manuel me penetraba y después a ella cambiáramos de forro. Pero en el calor del sexo se había olvidado.
Se veían tan sensuales que, a pesar de la acabada gloriosa que había tenido, tardé unos pocos momentos en excitarme de nuevo y volví a participar. Me arrodillé en la cama como había hecho Camila y empecé a besarlos por turnos, y a chuparle las tetas a ella.
“Que rico como te esta cogiendo, amor”, le dije a ella.
“Es increíble esta pija. Es la más rica del mundo”, me respondió, excitadísima.
“¿Después me toca a mi de nuevo, papi?”, le pregunté a él.
“Si, mi amor. Toda la noche les voy a dar a las dos, te juro”
Fueron aumentando el ritmo hasta que Manuel acabó. Camila no llegó a acabar de nuevo.
Los tres nos acostamos en la cama entre caricias. No pasó mucho antes de que Manuel nos diera otra orden. Ahora me tocaba a mí cogerme a Camila. Se subió encima de mí y me cabalgó. Manuel se paró en la cama y le metió la pija en la boca casi a la fuerza.
Ese polvo fue un poco menos sensual y bastante más violento. Esta vez la cogida fue Camila. Manuel se puso por detrás de ella y se la metió por la cola. La doble penetración le encantó. Gritaba como una loca. Creo que acabó dos veces mientras nos la cogíamos.
Más tarde a la noche hicimos un trencito. Yo me la cogía a ella y él a mí. Fue menos placentero y más incómodo de lo que esperábamos. Recién al cambiar de posición (ella acostada y yo sobre ella, con Manuel metiendo y sacando de cada agujero por turnos) pude excitarme y volver a acabar.
Después de esos tres increíbles rounds Manuel se declaró satisfecho y nos fuimos, no sin antes compartir otro beso los tres. Cuando le fue a pagar a Camila nos dijo:
“Chicos, los espero cuando quieran”.

Envía tu relato erótico, fantasía o anécdota

Para enviar tu relato por favor ingresá o registrate en Sexo3,
¡Es muy fácil, sólo te llevará 2 minutos!

Más anuncios de Escorts Trans & Travestis en Sexo3

Azul
Hola. Soy una chica activa 100% bien dotada, dispuesta a complacer todas tus fantasías sexuales. Soy muy dominante. Te aseguro que la vamos a pasar súper, no te arrepentirás... Entre mis servicios hago lluvia dorada, lluvia blanca. Mi trato es onda novia y doy besos negros. Además realizo videollamadas y vendo pack de fotos. Espero con ansias tu llamado. Besos.
+99 fotos 72 videos
Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Keiko
Recién llegada de su gira de Europa. Soy más que experta con principiantes. Excelente organizadora de todo tipo de fiestas, tríos, orgias y demás, con un cuerpazo de puras curvas. Una piel suave gracias a mi ascendencia oriental. Mis fotos son tal cual... Son fotos reales actuales hechas con mi celular no con fotógrafos profesionales con photoshop. Ahí están mis videos para demostrarlo. Cuento con departamento súper discreto con portero eléctrico. Te estaré esperando súper caliente. Mi reto es tu placer. Humildemente casi todos los que me probaron repitieron conmigo, besos en todos lados de tu cuerpo…
+99 fotos 24 videos ¡Estoy de regreso!
Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Disponible Full Time
Varios métodos de pago
Andy
Hola, soy muy amorosa, complaciente y cariñosa. Como me ves... soy super dulce y con muy buena onda, no tengo problemas en la cama... Pasiva participativa. No me importa la edad, sólo doy amor y placer... Te espero... besitos !!!
19 fotos 1 videos
Lomas del Mirador, zona Oeste (GBA), Argentina
Disponible Full Time
Uma
Soy tu bebita súper femenina de todo el oeste con muchas ganas de cumplirte con todas tus fantasías. Onda novios súper tranquilos sin apuros en mi dpto súper limpio y relajado. Veni no te vas a arrepentir. Soy muy calentona. Te espero...
+99 fotos 54 videos
Ramos Mejía, zona Oeste (GBA), Argentina
Disponible de 10 a 22 hs.
Videollamadas
Varios métodos de pago
Eli Fogosa
Hola amores. Si llegaste hasta aquí, no dudes en contactarme... Soy 100% real, tal cual en las fotos. Mi servicio es completo, onda novios💕 Atiendo en mi departamento súper discreto y confortable para que juntos pasemos un rico momento. Espero tu mensajito😍.
25 fotos 6 videos ¡Nuevas fotos!
Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Disponible Full Time
Varios métodos de pago
Gimena Palacios
Aranceles altos no negociables para personas solventes. Por favor lean antes de llamar. Gracias. Hago videollamadas y vendo packs de fotos. Trans internacional!!! Soy una verdadera belleza de pies a cabeza, demasiada ardiente; obtendrás de mi parte mucha clase y educación. Soy un lujo que marca diferencia, te lo garantizó lo que me distingue de las demás es mi personalidad, soy una verdadera escort de lujo, morbosa y caliente, a la hora de tener sexo soy muy juguetona, dispuesta a complacer tus bajos instintos, soy muy pervertida y muy ardiente en la cama. Me encanta la disciplina, sobre todo que caigan en mi encanto y poder saborear colitas. Soy muy lechera y me encanta chupar colas. Activa y caliente con una dotación de 20 x 5. Femenina y muy dura. Dueña de un bello caramelito muy rico que te darán ganas de chupar todo el tiempo y cómo pasiva, muy perra, con la colita muy apretadita, jugosa, estrechita, muy mamadora de pija. Tengo una piel y tetas suaves, rico olor con ganas de que me lo hagas fuerte, me dejes bien rotita y sacarte toda la leche. Tengo ropa de cuero, látex, botas, tacos de aguja, esposas, cuerdas y lencerías. Hago transformismo y soy maquilladora, ven y deléitate a ser una esclava... Adoro iniciar culitos con mucha excitación. Las condiciones se concretan por teléfono. Servicio de bar y aire acondicionado. Acepto Mercadopago, transferencias y Paypal. Te espero si deseas experimentar algo diferente y salir de la rutina. Besos. Only Fans: vaniapuchofficial
+99 fotos 50 videos ¡Nuevo anuncio!
Capital Federal, zona Palermo, Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Varios métodos de pago
Valeria París
Colombiana recién llegada al país, súper cariñosa, morbosa y complaciente. Me gusta adaptarme a la persona para que vivas la mejor experiencia de tu vida. Amo cumplir fantasías, puedo ser súper sumisa o si quieres muy dominante. Tengo un lugar espacioso y cómodo. Me gustan las fiestitas. Te espero…
19 fotos 1 videos
Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Disponible Full Time
Videollamadas
Loly Love
Hola. Soy una chica trans ideal para cumplir con todas tus fantasías. Soy súper cariñosa y con servicios súper completos. Te cuento que entre mis servicios realizo masajes eróticos, fetichismo, cambio de roles, doy besos de lengua. Mi trato es onda novia. Además hago masturbación y garganta profunda. Atrevete a pasar un momento increíble... Te espero...
11 fotos
Lanús, zona Sur (GBA), Argentina
Disponible de 11 a 22 hs.
Varios métodos de pago
Florencia Dalis
Hola amor, si querés pasar un momento inolvidable, llámame. Soy dulcemente pasiva y salvajemente activa. Vení, cumplí todos tus deseos y fantasías y disfrutemos de una hermosa experiencia juntos te trato como mi novio... Nivel VIP.
40 fotos 2 videos
Capital Federal, zona Versalles, Argentina
Full Time Disponible
Zade
Estoy dispuesta a todo, cumplo todas tus fantasías. La sonrisa me caracteriza. Te haré gozar de tal manera que no lo podrás creer. Fina y delicada y súper femenina. Nivel Vip. Te espero para pasar un momento cálido e inolvidable, disfrutarnos uno al otro. Besos…
18 fotos 1 videos
Grand Bourg, zona Norte (GBA), Argentina
Disponible de 12 a 19 hs.
Varios métodos de pago

Disfruta más avisos de transexuales y escorts travestis listas para realizar todas tus fantasías

Este sitio Web no es una AGENCIA DE ACOMPAÑANTES.
No tiene participación, ganancia, regalías, premios o cualquier otra forma de retribución económica por los hipotéticos acuerdos que de manera privada tenga o pudiera tener una acompañante o masajista profesional.
Este sitio Web no tiene ninguna relación económica, contractual o de trabajo con las acompañantes y/o masajistas. Tampoco toma conocimiento de los encuentros que las anunciantes pudieran realizar.
Este sitio Web no sabe, no puede saber, ni le interesa conocer si alguna acompañante o masajista tiene una cita o deja de tenerla. No es nuestra intención participar de sus asuntos.
Este sitio Web NO ORGANIZA, NO IMPULSA, NI TAMPOCO hace campañas publicitarias para que las acompañantes o masajistas viajen desde o hacia Argentina siguiendo líneas comerciales que pudieran serles favorables o no.
Este sitio web NO ALIENTA, NI ENTUSIASMA a nadie a que se convierta en acompañante o masajista.
Cada interesada debe ser mayor de edad para que sea recibida su intención de poner online su perfil personal.
Este sitio Web no organiza viajes, encuentros o promociones de las acompañantes. Eso sería un delito relacionado con varios artículos de nuestro Código Penal y Leyes Complementarias. Nuestro trabajo es TOTALMENTE LEGAL, TRANSPARENTE y sólo es un sitio web de PERFILES PERSONALES que voluntaria y de manera independiente agreguen acompañantes o masajistas mayores de edad y quieran poner online en internet.
La actividad de este sitio Web se concentra en mantener online el hosting, el diseño, la exactitud de los datos, las fotos y videos que son suministrados por cada interesada y mantener protegidos todos sus datos personales para que cuando cualquiera de ellas quiera dar de baja su perfil, pueda hacerlo de manera inmediata.
El único website de esta administración es el dominio www.sexo3.com y cualquier otro website registrado con nombre similar no guarda ninguna relación con Sexo3.com. El aprovechamiento y registro de nombres similares son probablemente oportunismos publicitarios.