Sueño travesti

enviado por Arcadioamil

Una necesidad sentida en mi ha surgido,
con ímpetu de locura y fantasía, trayendo a mi mente la esperanza, de que pronto llegara aquel macho,
que haga realidad mi sueño, de que con su polla
recorra y penetre a plenitud mi cuerpo,
mas sin embargo,mi mente divaga por momentos, ya que hasta despierto sueño,
viéndome en un tálamo nupcial ornado de luz y de misterio,
envuelto en aromas excitantes, esperando ansiosoquemipiel
ardorosay palpitante, reciba la caricia lujuriosaacrecentada
por miles de sensaciones y que allí hay para miuna divinalencería
ornada de colores, de transparencias, de gasas y de encajes,
como un hermoso corpiño que seajusta realzando mi pequeño busto
que desafiante,buscalacaricia morbosa y deseada, disparando
aun mas mis fantasias, hay también unas medias de seda transparente
delicadas, color piel que se ajustaran a mis piernas además de que
estánprecedidas de un pequeñoliguerodebellos tornasolescon
sinuosas formas que generanasi unasensación de perfeccióna la figura.
Se adicionan unas pantaleticas preciosas delicadasque manejando
pudores no deseadosbuscancubrir sin conseguirlo,esa desnudez del sexo
que esquiva las miradascomo lo hace una virgen perseguida.
En union a esa hermosa y delicada ropa hay una faldita juguetona
que dejaba ver la curva de unas nalgas turgentes,anhelantes,
cubriendo sin cubrirlospensamientos que enaltecen los sentidos,
yhaciendo juego un topcitode brillantes flores y ajuste perfecto,
Al lado unas zapatillas iricentes de tacon muy alto que empinan la colita,
Y que sin dilaciones extenuantes quiere ser mancillada por un falo,
degrandes proporciones,de fuerza de esbeltez cumpliendo fantasias
Todo eso al fin lo hice realidad y con tan divinas prendas ya en mi cuerpo
sentíuna delicia extenuante,como la de un serencelado en el delirio
yen la dulce compañia,que sin duda buscaba se diese totalmente,
Asi vestido y alborotado como personaje fatal que solo anhela la lujuria,
llego el momento tantas veces esperado, de que mancillasencon presteza
mi cuerpo henchido de placer y de esperanza con visiones deslumbrantes.
Toda esta realización de un sueño no era por imitar a la mujer, para
reemplazarla o suplantarla, era tan solo para gozar esas delicias,
esa dulzura,esa suavidad enajenante, que satisface, que da vida,
que llena plenamente la ilusión y la esperanza,era tomar la naturaleza
y gozarla,hasta llegar al delirio de la vida.
No era retomar el celo femenino, sus angustias,sus negaciones limitantes,
Tampoco sus exigencias, obligaciones, y manipuleos anquilosantes.
Era vivir la plenitud del ser, el goce total, la felicidad buscada
En efecto como ya eso no era un sueño,con afán palpitante
busquepresto la cercanía de unotrodeseosoy sin pensarlo
conemoción empecé a recorrerlo con deleite, mis manos temblorosas
llegaron a ese su falo tantas veces soñado, delicioso y suave,
acrecentado y enervado cual dios de guerra dispuesto al combate.
Ávidamentecon un beso, extasiado empecé a chuparlo con deleite,
ytransportándomeal cielo, sentí que me llego a lo profundo de la garganta
para luego inundarme de su naturaleza,llenándome de placer y expectativa.
Con mi mente aun enajenada, llegue al sumun cuando con la lentitud,
que despierta ansiedades, me despoja de mis hermosas pantaletas,
que aferradas se revelan a dejar al descubierto unas nalgas redonditas
pues celosas han guardado una caverna palpitanteque no esperauna visita,
deese extraño que ha llegado reclamando como suyoaquel pequeño espacio.
Estando en esa exitacion total y para que no se perdiese ni un instante,
gireofreciéndolelo que buscaba einvitándole a que asi las invadiese,
y al quedar mi desnudes a su merced,con esa hermosurafuertecomo roca
buscoentrar a mi virgen cuevita, por ello con presteza abrió mis nalgas
dejando a su alcance lo buscadoy sin dilaciones fue entrando
hasta llegar a lo profundollevándomeal climax del dolor y del placer
maximizado, a la locura del deseo,se me escapo un suspiro hondo
y un ahogado gritopor tan inmensa dichajamas antes sentida
pero si buscada y cuando sus huevos rozaron mis desnudas nalgas
senti que al fin lo tenia todo para mi,dándole sin duda la razón a mi deleite,
Espere se eternizase tal momento, pues no quería que se fuese de mi
Mas luego para mi mayor sensaciónempezó un mete y sacaenajenante,
delicioso, alucinante cual droga enviciadora y que me llevo sin duda,
a la esperanza de aquel momento seria solo miopara siempre,
mas sin embargo y como respuesta de mi cuerpo, se me vino un orgasmo
desquiciante, en una plenitud total y un delirio desmedido,
asi pasono se que tiempo, repitiéndosemil veces lo descrito,
Luego cerrando el circulo sagrado le hice lo mismo al visitante
actuando activamentecon quien tanto me había dado cuando estuve
yo ocupando lo pasivo, recibiendo mas que dando.
Al terminar nuestros deliciosos embates, quedamos laxos, satisfechos,
sintiendo una ensoñación hacia el recuerdo y repitiendo,
Gracias a la vida, gracias por poder llevar adentro tanta dicha inusitada,
por haber pasado las barreras sociales que inhibían los sentidos,por esa
felicidad tan grande alcanzada, por simplemente vivir tan plenamente.

Ver más relatos eróticos