Tres niñas y mi culo

enviado por Bonequinho

Hace algunos días conseguí cerrar un negocio muy bueno, después de mucho laburo y chamuyo, era casi mediodía cuando terminamos de firmar todos los papeles, no había almuerzo de cierre porque los tipos se tenían que ir al aeropuerto, así que decidí tomarme la tarde para festejar en grande, con mis traviesas favoritas rompiéndome el culo. Preparé mi culo en el baño de mi oficina y me fui a almorzar algo livianito, y mientras comía fui organizando la tarde, elegí una mesa discreta para poder hablar tranquilo por teléfono. Calculé que en una tarde tenía tiempo para hacerme dar por tres niñas, una después de otra, enfiestarse requiere mas organización y uno no puede armar cualquier combinación, las niñas tienen sus preferencia. Para el cierre de la tarde la dejé a Vanina, la llamé y combine para el final del día, le dije que la quería a full. Las otras dos iban a ser Anto y Selena. Selena me quedaba mas cerca, y me iba a dejar el orto bien dilatado y listo para que Anto lo usara como a ella le gusta. La llamé y combinamos para una media hora mas tarde, la llamé entonces a Anto y acomodé ese horario también. Me la hizo chupar un buen rato, primero de rodillas con ella parada, después se sentó, y yo seguía chupando, a cada tanto me la enterraba a fondo en la garganta. Me dijo que había tenido una mañana quieta y estaba llena de energía, to le dije que quería toda esa energía en mi culo. Me puso boca abajo, pilotin, lubricante, y empezó a mandarla adentro, mientras me decía de todo. Como me gusta eso! una buena pija que me haga bien puta y la dueña de la pija prometiendome más y más pija! Me dio largo y tendido, me cogió a fondo en todas las posiciones, la sacaba toda y volvía a enterrar; mi tarde de fiesta empezaba buenísima! cuando no aguante más la calentura largue el lechazo. Ella dejo la pija adentro un poco, y después la fue sacando despacito, \"que puto que sos, como te gusta que te cojan\", y me hizo besarle la puntita y lamerla un poco. Relax, charla, ducha, y de nuevo a la calle. Caminé un poco hasta que encontré un bar que me gustó, pedí un tostado y una cerveza para recuperar fuerzas y descansar un rato. Cuando termine de saborear la cerveza tenia tiempo para ir caminando tranquilo hasta lo de Anto, y eso hice, sentía mi culo dilatado por la pija de Selena, pensaba en lo que me esperaba con Anto, y mi calentura no paraba de subir, hasta que llegue al depto, Anto abrió la puerta, y me concentré en ella. La gringa sabe que tiene vía libre en mi boca y en mi culo, y que me gusta que me cojan duro y a fondo, y aprovecha, a ella le encanta eso. Me hizo comer pija un rato, hasta el fondo de la garganta, me apretaba la cabeza contra su panza (tiene buenos abdominales, doy fe!). Después me puso en cuatro en el borde de la cama, y adentro de una, \"hmmm, que fácil que te entra y como te gusta!\", \"si, soy una puta y me encanta la pija, clavame todo, dale, reventale el orto a tu puta, dale, quiero pija y pija\". Cumplió mis deseos, me cogió tres veces, sin asco, sin pedir permiso, tres lechazos, me tragué dos y otro en mi cara, yo acabé una sola vez al final, me estaba reservando algo para Vanina. Charlamos un poco, es muy piola Anto, cuando me fui sentía mi culo totalmente abierto, listo para todo lo que Vanina iba a hacer conmigo. Faltaba para el horario que había combinado con ella, así que busque un bar y me puse a tomar un whisky, disfrutando la sensación en mi culo, como me lo habían usado esas dos yeguas hermosas, y saboreando por anticipado ser el putito sumiso y obediente de Vanina. Cuando llegue al depto, le dije \"hoy me siento muy puto, haceme todo, quiero todo a morir\". Ella se rió, \"hoy?, bebé, vos siempre sos un tremendo puto\", \"pero ya tengo todo pensado, vos me querías a full? te voy a enterrar en el orto hasta el velador de mi pieza\". Empezó por cogerme la boca, como de costumbre (le encanta meterte la pija bien hasta el fondo), me acostó con la cabeza colgando para afuera de la cama y me cogió la garganta a morir. Yo, puto y obediente, comía pija y estaba cada vez más al palo. Después me puso boca abajo, para hacerme un beso negro, preludio a enterrarme esa pijota hermosa; cuando me abrió los cachetes se rió, \"hmmm papito, como tenés inflamado el ojete, te cogieron mucho hoy, putito, y todavía querés más?\", cuando iba a contestarle me dio un chirlo en culo, \"shhh, no quiero verso, lo único que quiero escucharte gemir como la puta que sos\", empezó a chuparme el culo y yo empecé a gemir. Me montó y empezó a culearme duro, parecía que me iba a clavar al colchón, como me gusta eso! Me cogió en todas las posiciones, en todo el depto, me acomodaba y me la enterraba fondo, y yo pedía pija, gemía de placer y de dolor, y gozaba esa tremenda pija. \"Vamos a cambiar\", me ató las manos a la cama, me vendo los ojos, y empezó a meterme cosas en el culo \"te vas a comer todos mis juguetitos y mucho mas\", no se que eran, no veía, pero eran todas gordas y largas, \"hmmm esto está bueno, a ver como te entra, hmmm\", y me las clavaba a fondo y sin asco, y yo loco de placer, no podía gozar porque me había atado un cordón en la base de la pija. a cada tanto me dejaba algo enterrado y me hacía chuparle la pija, me cogía la garganta. De repente lo que me metía ya no era liso y suave, me estaba metiendo la mano en el orto, y las falanges y los nudillos se sentían, \"te la voy a meter hasta el codo\". No se hasta donde llego pero no fue poco, la sacaba toda y volvía meter, estaba buenísimo, \"dale mi reina, reventale el orto a tu puto, dale, abrime todo\". De la mano paso al puño, lo cerro, apoyo en mi ojete, y empezó a meter, costo y dolía, pero entró y estaba bueno, me gusta que me hagan doler el orto. Metió y sacó, metió y sacó, yo me retorcía, \"dale puta, mové el culo mientras te cojo con la mano, dale\", y yo gemía, gritaba y pedía más. Me tuvo un buen rato así, hasta que sacó el puño, se saco el guante, me desató, y cuando me sacó la venda vi todo lo que había pasado por mi culo, impresionante! y todavía no habíamos gozado! Me llevo al baño, enterró un inflable en mi culo (ya era enorme sin inflar), me hizo arrodillar en la ducha y mientras le mamaba la pija ella inflaba el consolador y yo me pajeaba. El consolador se puso gigante, y yo empecé a largar chorros de leche, y ella también, era fantástico! mi culo reventado y lleno con un monstruo que no paraba de dilatarlo más y más, leche y leche en mi boca, fue una de las mejores gozadas de mi vida! Cuando ella termino de gozar yo seguí chupando hasta que se bajó un poco, y un chorro caliente de meada empezó a salir, la sacó, \"abrí la boca\" y siguió meando en mi cara y en mi boca, y me hacía tragar a cada tanto, mientras iba desinflando de a poco. Había estado tomando agua todo el tiempo mientras me rompía el culo, y tenía mucho para descargar. Cuando terminó saque el inflable de mi culo, y me di una ducha demorada, mientras me relajaba después de la fantástica cogida. Nos recostamos un rato, le agradecí por romperme el culo tan bien, y nos quedamos charlando un buen rato. No es solo una terrible maquina de coger, es una mina muy piola; las tres lo son, por eso me gustan, paso un rato muy agradable con ellas, y además me rompen el culo como a mi me gusta! Cuando me estaba yendo me dijo “la próxima vez voy a llamar un macho para que te coja adelante mió, hasta dupla penetración te vamos a hacer, dos pijas en tu culo”. Salí del edificio y camine unas cuadras por Corrientes disfrutando la sensación de mi culo súper abierto, tomé un taxi y me fui a un buen restaurant. Culo roto, buena cena, buen vino, hermoso final de día.

Ver más relatos eróticos