El encargado es mi macho

enviado por anónimo

Cuando tenia 15 años mis viejos y mi hermana viajaron en las vacaciones de julio, pero yo me tuve que quedar estudiando. Aprovechando que mi hermana no estaba yo solía vestirme de nena, ella tiene casi el mismo tamaño que yo, y a mi me encanta ponerme ropa sexy, mirarme en el espejo, y imaginarme siendo una nenita puta. Un día, mientras estaba en eso, llamaron y atendí el teléfono, era el encargado del edificio, "hola nena, esta muy bonita con esa mini de jean", como sabía el que yo tenia puesta esa mini? Mire para todos lados, y vi que la persiana del cuarto estaba levantada, y el encargado estaba en el depto de enfrente, mirándome, con el teléfono en la mano. "No te asustes, no le voy a contar a nadie, pero vas a tener que hacer algo para mi", "baja la persiana y esperame, ya voy ahí". Había estado haciendo un arreglo en el otro depto, y justo me vio; yo estaba asustado, pero también caliente, cuando me vestía de mujer siempre fantaseaba con un macho, aunque nunca había pasado de una paja en internet. En 5 minutos toco el timbre, y lo hice entrar. Me abrazo, me empezó a acariciar la cola, me dijo que estaba muy linda, y que si yo era buenita con el no iba a decir nada. Estaba queriendo aprovecharse de mi, y eso me gustaba! Le dije que si, pero por favor que no contara nada, y el saco la pija afuera, "arrodillate y chupa", yo había visto mucho de eso en internet, pero esta era una pija de verdad, mi fantasía se hacia realidad! Empece a lamer y chupar, "es tu primera pija? sos muy buena para esto, pero tené cuidado con los dientes". Siguió metiendo en mi boca, ya la tenia bien dura, me agarraba la cabeza y me cogía la boca, hasta que quiso cambiar, "ponete de cuatro en la cama, ahora quiero esa colita". Obedecí, el agarro una de las cremas de mi hermana, paso un poco en mi culito y apoyo la punta en mi ojete. Era un sueño, estaba de cuatro, con gusto a pija en la boca, y un macho me iba a desvirgar, "si dale, cogete mi culito virgen, desvirgala a tu nena". Empezo a empujar y fue entrando, dolía un poco pero estaba muy bueno, "hmmm, como te gusta, que putita que sos", y yo gemía y pedía mas, sentía la pija y la manos y el aliento de un macho, y eso me ponía loca! No demoró y gozamos los dos, yo la pedí en la boca, quería probar todo, todo. Hace un año que el es mi macho, y me coge seguido, a veces el me busca a mi, a veces yo a el. Casi nunca cogemos en el edificio, es arriesgado, generalmente nos encontramos en algún motel a la hora que el sale del trabajo. A veces me coge vestida de nena, a veces de pibe, de vez en cuando lleva un amigo y me enfiestan, otras veces lleva un putito, y nos da pija a los dos y nos hace coger entre nosotros.

Ver más relatos eróticos