una vida de princesa

enviado por solo YO

hola le contare mi historia, para empezar solo eramos mi madre y yo, mi padre nunca estuvo presente, pero nunca fallo en lo económico, cada mes a mi madre le depositaba dinero para mis gastos y a los 13 años me comenzó a enviar una mesada muy buena, mi madre trabajaba en turnos de día y noche, así que aveces no estaba en casa por las noches y eso me daba tiempo para vestir de nena.
comencé a vestir de nena como a los 10 u 11 años, con ropa de mama, pero cuando comenzó a llegar mi mesada, me compraba ropa mas juvenil para vestir, y ropa interior sexy, al principio sentí mucha vergüenza pero luego no me importaba, y así comenzó mi vida de princesa.
un día pensé en salir a la calle para ver si me reconocían y como era la vida afuera siendo una nena, a los 14 me atreví, mi madre estaba de turno de noche un fin de semana, así que aprovecharía la ocasión, me prepare y cuando oscureciera saldría, me bañe maquille, perfume y me puse una jeans con pechera y tirantes colgando, unas zapatillas de lona, una polera que dejaba ver mi ombligo, una chaqueta corta, una peluca negra y un gorro de lana rosa para sujetarle, me di fuerzas y cruce el umbral de mi puerta, en el ante jardin mire para ambos lados para que no hubieran vecinos que me delataran, nadie a la vista y respire profundo y salí, fue una buena experiencia conocí a un grupo de chicos de mi edad que se juntaban en una plazoleta cerca, y hay estaba cristofer, un chico guapo mas alto que yo, delgado, y muy amable, la experiencia la repetí cada vez que mama tenia turno el fin de semana por las noches, y en el grupo de chicos nunca cuestionaron nada, solo eran mis amigos y me asían sentir una nena y su amiga.
a los 16 años solo quería ser una nena, tenia un closet lleno de ropa, y mi mesada alcanzaba para cosas como un corte de pelo unisex para peinarme de nena cuando quisiera, perfumes, maquillaje, cremas y muchas cosas mas vivía como princesa, ademas tenia amigos con quien salir.
un día a los 16 aun, espere que mama despertara en su día libre, estaba de buen humor y le conté mi secreto, pensé que reaccionaria muy mal, pero solo se cayo y estuvo todo el día sin hablar, yo hice lo mismo, asta que me dijo:
.- lo sospechaba, esperaba que no fuera así, pero si esa es tu vida, lo que decidiste adelante no te detendré, solo no te comportes como una loca.
la abrace muy fuerte y le conté lo que asía los fines de semana que ella no estaba, que tenia un grupo de amigos, y que me trataban muy bien, ella sonrió y me dijo:
.- deja ver como te vez.
mientras cocinaba para el día siguiente y tener comida lista después del colegio, me bañe y me vestí.
.- esto soy mama, le dije.
ella me abrazo y dijo:
.- en el colegio seras un nene verdad.
.- si, pero después me puedo sentir libre de ser yo misma.
gracias a dios ella acepto todo y me trataba como una princesa, hasta de compra salíamos juntas.
después de eso me vestía todo los días y me juntaba los fin de semana con mis amigos, me invitaron a una fiesta, en realidad siempre lo asían pero por temor no iba, esta vez si lo aria.
salimos el sábado a una fiesta cerca de la casa de cristofer, bebimos cerveza, bailamos, muchos chicos me miraban y eso me ponía a mil y notaba en cris un poco de celo, nunca estuve con un hombre y no era muy relevante en mi vida, solo quería ser nena.
unos chicos de otro grupo me sacaron a bailar, uno de ellos me invito a salir para ligar conmigo, pero respondí que no, cris se acerco y me dijo:
.- que quería ese.
.- nada, solo me invito a salir a fuera, creo que me quería ligar.
.- si te molesta me avisas.
.- estas celoso.
.- no, pero me molesta que sean muy cargantes con mis amigas.
ya era tarde y la fiesta finalizaba, cris se ofreció para acompañarme a casa, en realidad nunca pensé ligarlo, me atraía pero no era mi prioridad tener estar con un hombre, cuando llegamos cerca de casa le dije:
.- aquí esta bien estas muy lejos de tu casa y estas solo, no quiero que te pase nada.
.- no te preocupes, pero si solo quieres que te deje aquí, lo haré.
.- gracias por todo, cuídate mucho.
.- tu también cuídate.
me tomo de la cintura y me dio un beso muy apasionado al cual respondí, su lengua jugaba entre mis labios, buscaba la mía para juguetear, y eso me puso a mil.
.- cuídate mucho te veo luego.
lo abrace y nos quedamos un rato mas besándonos.
.- es tarde debes irte, lo bese de nuevo y me fui.
.- solo una cosa debo decirte, le dije, soy una nene vestido de nena, tenias que saberlo, para no confundir las cosas.
.- lo sospechaba, me dijo (no se si era verdad), pero no importa me gustas mucho.
nos fuimos cada una a su casa, estaba viviendo mi cuanto de hadas como una princesa, y era muy feliz, no deje de pensar en cris en toda la noche, me dormí pensando en su beso, y en que le gustaba de verdad a pesar de todo.

Ver más relatos eróticos