Camila

enviado por En la ciudad

Hola soy Camila, por Camilo que es mi nombre real, tengo actualmente 20 años, estudio agronomia en la universidad, les resumiré un poco el comienzo.
Hijo de padres con buena situación económica al norte de la ciudad, ellos me mandaron para estudiar en la universidad, a mi padre le alcanzaba para pagar mi universidad y un lugar donde quedarme en la ciudad y poder estudiar mejor.
Desde pequeño me vestía con las ropas de mis hermanas, una es mayor y la otra es muy pequeña aun, durante mi juventud estuve con algunos chico que aceptaban follarme, así que no llegue virgen a la ciudad. Pero la mejor parte de la historia comienza acá
En mi apartamento, aun que pequeño tenia algunos lujos, me vestía de mujer de ves en cuando, cree un perfil en las redes sociales como Camila y conocí a Nataly una chica como yo, nos juntamos a compartir y a divertirnos con chicos.
En la universidad conocí a Juan Pablo un chico regio, pero no de mi agrado por su forma de ser con las chicas, el era un poco flojo para los estudios, pero eramos amigos, hacíamos trabajos en mi departamento o en la biblioteca, decía que en su casa siempre habían problemas.
Un día Juan pablo dijo que tenia una fiesta en su casa y para no sentirse tan solo invitaría a unos chicos de la universidad, fuimos dos chicos y 3 chicas, cuando llegamos nos presento a su familia y hay comenzó todo.
Antonio el padre de Juan, era un tipo alto mas guapo que su hijo, pelo canoso, 48 años, cuerpo atlético, por la practica en el gimnasio, lo mire de pie a cabeza y me encanto, pasamos la fiesta dividiéndonos con los chicos y aveces Antonio hablaba con nosotros, era un tipo muy inteligente.
Llegue a mi casa y me masturbe con un dildo pensando en que era Antonio quien me follaba, lo hice varias veces durante un mes aproximado.
Un día de aquellos, salimos con Nataly a la disco, un antro donde admiten de todo y se pasa muy bien, Cerca del antro algunas chicas usan las esquinas para prostituirse, con Nataly nos pusimos en un banco cerca de una pequeña plaza a beber un trago antes de entrar, un pequeño vehículo negro paso por el lugar muy despacio, luego paso por segunda vez y se detuvo cerca de nosotros, toco la bocina y Nataly fue a mirar, hablo con el tipo y se sonrió, luego me llamo y al cruzamos camino al vehículo me dijo es para ti la invitación.
Llegue al vehículo un tipo con gorro y gafas negras, me pregunta cuanto cobro por una hora de placer, le digo que solo espera para entrar a la disco, todas tienen un precio responde, a demas busca a alguien nuevo como tu, sabes que soy travestí pregunte, si respondió vamos lo pasaremos bien, un poco temerosa fui y le dije a Nataly que iría con el tipo que me llamara en una hora y media mas por si acaso, cobre 40 dolares y le los pago, fuimos a un motel, estaciono el vehículo, y fui al baño para arreglarme, salgo del baño y veo a Antonio el padre de Juan solo en bóxer tirado en la cama, me quede helada de la impresión, me acerque nos besamos y comencé a mamar su polla, 23 centrime y muy grueso mis dedos apenas lo rodeaban, le puse un condón y me pido montarlo, no podía entrar era muy grueso, me puse de espaldas abrí muy bien mis piernas y mis nalgas, el se puso un poco mas de lubricante y logro entrar de apoco, debo admitir que el tipo me encantaba y cada vez que la posición nos dejaba me besa apasionadamente, acabo en mi anito y fui al baño para limpiarme, cuando volví le pregunte asía hay un hombre casado, llevaba su sortija, nada que su mujer por el tamaño no dejaba que la penetrara por detrás y que los travestís lo hacían muy bien, que tenia unos negocios fuera de la ciudad y que decía que debía viajar los viernes en las noche y así podía divertirse toda la noche sin problemas, pregunte que por que yo y no Nataly que era mas linda y tenia tetas de verdad, por que estuve buscando desde hace tiempo, y cuando te vi en la fiesta de mi hijo no supe como abordar la conversación sin incomodarte, QUE!!!! exclame, me di cuenta en la fiesta de mi hijo como me miraste y quería verte de chica, por eso e ido a todos los antros para ver si te encontraba y hoy lo hice.
te guste le pregunte, me encanto, pasemos la noche juntos le dije, te devuelvo tu dinero, ya que seria por placer, me gustas desde que te vi, guárdalo como un aporte a tus estudios dijo, podrían ser mas si aceptas que te vea en tu apartamento cuando quiera para satisfacer mis necesidades, con gusto respondí, nos intercambiamos teléfono para estar comunicados, luego de eso una gran noche de sexo con un hombre que duraba mucho y era muy sensual y experto.
Antonio me llamaba y yo lo espero en mi apartamento vestido de chica, me lleva ropa o dinero cada vez que iba, yo soy su puta, pero mas que por dinero yo lo hago por placer, me encanta ese hombre varonil, apuesto y muy viril, yo feliz con mi vida de amante y creo que el también lo es.
besos a todos.

Ver más relatos eróticos