Sorpresa para mi... o para ellos?

enviado por Luly

Hola, me llamo Luly y les voy a contar una historia de hace un tiempo atrás. Cuando tenía apenas 18 años. En esa época de noche era mujer, pero de día no. Era rubia de pelo largo y bien delgada, con lo pechitos hormonados.
Una noche, en un boliche conocí a un chico,él pensó que yo era mujer y charlamos y nos besamos, pero cuando le dije que no era nena de nacimiento me dijo que no quería avanzar porque le gustaban solo las mujeres. Pero como nos llevabamos muy bien nos hicimos amigos.
Siempre me vio de mujer, porque a mi me encantaba y no quería alejarlo.
Varios meses después, casi un año, se dió que no se pudo contener y nos pusimos de novios. Salimos varios meses, él ya se había acostumbrado a mi cuerpo y le gustaba todo. Hasta que una noche, en su casa, estabamos en un sofá besándonos. Yo con un vestidito corto rojo, tacos aguja y medias siliconadas, sentada sobre sus pìernas, de frente a él. Él con sus pantalones abiertos y su miembro duro afuera no paraba de besarme. De pronto se abrió la puerta y entró un amgo de él, Pablo.
Se hicieron los sorprendidos, pero yo rápido me dí cuenta que era intencional. La puerta abierta, Pablo que no tocó el timbre sino que atinó a abrir, y la puerta de abajo que la pasó sin tocar el portero eran indicios suficientes.
Lentamente me levanté y fui hata donde estaba Pablo. Charlamos un rato, mi novio seguía en el sillón.
Tomamos un poco de champagne y me fui arrimando generando que me avance. Pablo me abrazó, me acarició un poco y como yo lo dejaba seguir me comió la boca mientras mi novio miraba la situación a unos cuatro o cinco metros de nosotros. Le saqué la pija y lo empecé a masturbar mientras me besaba y acariciaba mi cola. Entonce mi novio vino a pararse detrás mio y me apoya. Me dí vuelta, lo besé y lo llevé de nuevo al sillón. Le dije, vos quedate acá.
Volví con Pablo quien tras unos mimos, con el vestido puesto, me dió vuelta y me cojió de parada. Apoyada sobre una barra con un pie sobre una silla. Nunca dejé que me cojan sin forro pero estaba super caliente.
Me hizo bien la cola mientras mi novio se tocaba mirándome y yo que gemía como una perra.
Acabó litros pero yo seguía excitada.
Mientras Pablo fue al baño yo me fui sobre mi novio. Me arrodillé y le chupé la pija freneticamente varios minutos.
De pronto me levante, tomé de la mano a Pablo ue nos miraba y mientras me lo llevaba a la pieza le dije a mi novio, vos te quedás acá que yo me voy a hacer mi putita a tu amigo.
Pablo solo tenía intención de ser activo, pero en el momento aproveché y le puse mi pija en la boca, mientras me desnudaba él chupaba su primera pija.
Cuando entró mi novio estabamos en pleno 69 y no podía creer como su amigo me comía el sexo y la colita.
Me puse en cuatro, parando bien la cola y Pablo me garchó nuevamente. Ahora ya se animaba a acariciarme la conchita mientras me cogía.
A mi novio no lo dejé participar por un buen rato, hasta que no pude contener la calentura y me fui a buscarlo. Estaba desnudo mirando todo super excitado. Me cogieron en todas las posiciones posibles.
Era la más perra del mundo y gritaba como una loca mientras me hacían la cola uno y otro y me ponían la pija en la boca para que no grite.
Acabé cogiéndole la colita virgen a Pablo, quien primero se quejaba, pero como me tomé mi tiempo logré hacer que nunca vuelva a despreciar una buena pija.
Después de esa noche dejé a mi novio porque sabía que nunca más me iba a tomar enserio, pero cada tanto, aunque mi ex novio se casó, nos seguimos encontrando los tres y pasamos noches mágicas. Quizás nunca como aquella donde era nuevo para todos, pero siempre gozamos como locos y nos prometemos nuevos encuentros.
Yo estoy en pareja y le soy fiel, pero me es imposible negarme a ellos que tampoco pueden dejar de cogerme.
Espero que les haya gustado,porque yo hoy (ahora sin ir más lejos) me sigo masturbando mientras pienso en aquella noche de locura.
Los quiero.
Luly

Ver más relatos eróticos