Comienzo

enviado por Mint

Hola soy Mint, por mi adicción a las pastillas de mentol, resumiré mi historia lo que mas pueda, ya que es muy larga.
vivía con mi mama, mi abuela, una tía y sus dos hijas menores que yo, solo mujeres, me gustaba la ropa de nena y vestía aveces con ella.
vivo cerca de la carretera en una zona rural, mi madre trabaja en la cuidad pero la empresa quebró y tuvimos problemas económicos, así que busque un trabajo después del colegio, mi mama comenzó a trabajar en el campo, así llegue al invernadero de don rene vendía flores y arbustos mi misión era cuidar de ellos por la tarde, el siempre me miraba ya que soy un poco femenino para comportarme, a don rene su mujer lo abandono un día y dejo todas sus cosas y las de su hija en casa.
Un día se acerco con un ramo muy lindo de rosas y me dijo, toma nena son para ti, gracias respondí pero soy un nene, el solo rio y me dio el ramo.
Otro día se acerco y me toco el trasero y me dijo, te verías muy hermosa de nena, yo solo me aleje, pero su amabilidad y sus regalos movían algo en mi.
paso el tiempo y volvió a insistir, te gusto mi propuesta solo dímelo, bueno respondí acepto su propuesta, solo para ver que asía, me dijo que el sábado por la mañana fuera a su casa que iríamos al pueblo grande, me llevo donde una "chica" como yo y me dejo hay para que me enseñaran, la chica me enseño el aseo intimo, maquillarme, vestirme y me arreglo un poco para parecer mas nena, el llego a buscarme y pago sus servicios, pero algo me quedo dando vuelta, la "chica" pregunto si me encontraron en el descanso, yo dije que no que trabajaba en el invernadero.
llegamos a su casa, me llevo a una habitación que era de su hija y me dijo elige lo que quieras y pontelo, así lo hice, me veía muy sexy, atendí el negocio de esa forma y el me miraba, cuando estábamos solos me tocaba el trasero aveces y eso me excitaba, cuando me cambie ropa para irme a casa, me dio una bolcita de papel y me dijo practica cuando estés lista me avisas, en la bolsa estaba un consolador de silicona y lubricante, practique las mamadas y me penetraba, pero siempre me quedo lo del descanso dando vueltas, pasaron unas semanas y le dije, bueno ya estoy lista, mañana seras mi nena, seria un sábado, llegue temprano como siempre para trabajar pero el cerro y me hizo vestir de nena, me atendió como una reina y luego tuvimos sexo unas 2 veces por lo menos,me sentí una verdadera puta, y lo mejor de todo lo disfrute.
Con un amigo averigüe lo del descanso, un lugar donde los camioneros llegaban a comer y a descansar de los viajes por carretera, ya que esta conecta la ciudad con el puerto y el viaje es largo, aveces llegaban extranjeros en vehículos también. pensé que hay se prostituirían muchas chicas y quisas seria bueno ir para averiguar.
un viernes muy de noche mi familia dormida, tome un bolso con ropa de chica y salí, rene me regalaba ropa de su hija así que tenia una gran variedad, rene esa tarde me hizo suya así que estaba muy dilatada, me vestí detrás de unos arbusto y maquillaje. camine con mi mochila los 20 minutos por el campo que me separaban del descanso de camiones y primero observe, dos chicas caminaban entre los camiones para ser vistas, un cambio de luces y subían al camión, no me atreví a ir esa noche pero observe bien el método.
llego el día siguiente y repetí el método, esta vez escondí mi mochila cerca de casa, llegue al descanso y había mas camiones que la noche anterior, me acerque y una chica me dice "que haces aquí, quieres trabajar", si respondí, bueno solo cobra la tarifa y que tengas suertes, soy cristal, si necesitas algo dime, puedo usar el baño le pregunte, dijo si solo que no te pillen, sino llaman a la policía.
Camine entre los camiones y un camionero me invito a subir, lo hice y tuvimos sexo, cobre la tarifa que me dijo cristal, me sentía una verdadera nena putita, y así durante la noche unos 4 camioneros me invitaron, gane mucho dinero, volví a mi casa muy cansada como a las 3 de la mañana, desde entonces trabajo con cristal en el descanso, gano bien y lo mejor me siento una verdadera mujer apetecida por los hombre.

Ver más relatos eróticos