MI TIA II

enviado por Sofy

Soy sofy, y seguiré con mi relato anterior.
Resumen, vivo con mi tía fernanda, travesti full escort, me fui de apoco transformando en chica y Antonio el chico nerd que me gustaba de la clase me desvirgo, a los 14 años fui su mujer, gracias a los consejos de mi tía.
Antonio despues de una buena mamada acabo, pero la segunda vez fue muy rica, luego nos fuimos a la cama, el desnudo y yo en tanguita.
mientras estábamos tirados nos besábamos y el recorría todo mi cuerpo y yo el del me fascinaba su cuerpo simple pero hermoso, espere un buen rato para una tercera vez, y fui a la pieza de mi tia y me vesti de colegiala sexy, con un calzón blanco, una faldita tableada cuadrille, calcetas blancas a la rodilla, una blusita blanca, volví y Antonio me esperaba, comencé con una mamada y luego me tire de frente en la cama, el me monto y me penetro, luego en 4 sin que se saliera, lo saco una mamada corta como a el le gustaba y de espaldas con mis piernas abiertas, una mamadita y de pie al lado de la cama, hicimos muchas poses mas, el duro esta vez unos 30 minutos de buen sexo, acabo dentro de mi anito y se durmió un poco agotado, me fui a duchar, prepare algo de comer, lo desperté se ducho vistió, yo estaba muy sexy para el, comimos y se despidió con un beso.
Con Antonio fuimos algo así como novios, salíamos al cine, a caminar, a el no le importaba que lo vieran conmigo, mi tía seguía con su trabajo de escort, era muy rentable para ella.
Con Antonio llevábamos casi un año juntos entre sexo y salidas de novios, incluso tuvimos sexo en la calle y en una sala de cine, era fascinante vivir así la vida de chica, un día cuando ya tenia 15, fernanda mi tía me propuso algo, un cliente que tenia gustaba de las fiesta y ella le hablo de mi, me ganaría un buen dinero, 1500 dolares, le dije que lo pensaría, ella dijo que el hombre era de confianza ella estuvo muchas veces con el, se llamaba carlos.
El dinero era bueno y seria una experiencia nueva, acepte despues de pensarlo unas semanas, ella lo llamo y quedamos de juntarnos en su casa un viernes a las 10 de la noche, hasta las 10 de la noche del sábado, mi tía iría a dejar y buscar.
Antonio y yo estábamos distanciados, creo que se aburrió de mi, llego el viernes y arregle un bolso con las solicitud de carlos, vestido de gala, traje de baño, disfraz de muñeca, ropa de chica normal y por ultimo de colegiala, mi tía me fue a dejar puntual, vengo por ella mañana a las 10, cuídala mucho dijo fernanda, no te preocupes dijo carlos.
carlos un tipo fornido, fisico trabajado, 1,90 de estatura, piel blanca, pelo rubio y muy amable.
carlos. su nombre mi princesa.
sofy. sofy respondi
carlos. lindo nombre. trajo bañador.
sofy. si, quieres que me cambie.
carlos. si en el baño, te espero en la piscina.
me puse mi bañador y fui a la piscina, el estaba en el agua nadando, con un short.
carlos. ven métete, te ves hermosa.
Gracias respondí y entre al agua, me di un chapuzon, el se acerco y comenzó a besarme, me tomo por la cola y yo lo abrace con mis piernas en la cintura, me llevo a una solera que estaba con una toalla, me desnudo, relájate princesa me dijo, eres mi primer cliente le respondí, me puso en 4 sobre la solera y comenzó a lamer mi culo para relajarme, pensé que me penetraría, pero se tiro sobre la solera y quite su short, me pidió que se lo mamara hasta acabar en mi boca, su verga media unos 23 centimetros y era blanca como su piel, trataba de meterla en mi boca pero solo caía la mitad y se la lamia con mucho esmero, así unos 15 minutos y acabo en mi boca, su leche sabia diferente a la que probé muchas veces con Antonio, me pidió vestir de gala, así que me duche y me vestí, el estaba de gala igual y nos fuimos a un salón de su casa, un joven nos sirvió una rica comida y se fue, nos dejo solos en la casa, pensé si el chico nos miro mientras estábamos en la piscina, pero no le di importancia, después de comer el retiro todo y dejo dos copas de vino blanco, estábamos bebiendo y pidió sentarme en sus piernas, comenzó a manosearme muy rico, dejo las comas en el suelo y me subió a la mesa, levanto mi vestido y corrió mi tanga, me dio una buena mamada, nunca nadie lo hizo y fue muy rico, luego quito mi tanga y lubrico mi ano y su pene y me penetro sobre la mesa, su verga llegaba muy a fondo y el placer era máximo, nunca fingí el placer, era de verdad muy excitante, luego arrodillada dejando mi culito fuera de la mesa, por ultimo sentada sobre el en la silla mientras el me masturbaba, acabo dentro de mi culo y fue riquísimo sentir tanta leche, que incluso corrió por mis nalgas y sus muslos.
Me ofreció mas vino pero solo acepte una bebida, nos fuimos a duchar y dormimos abrazados una rato, eran las tres de la mañana, me despertó y me vestí de nena normal para el, salimos en su vehículo, viajamos un rato y en un lugar oscuro de paro, salimos al aire libre, comencé a mamarlo y luego me penetro sobre el vehículo, me sentía muy puta y muy deseada, el se portaba como un caballero, ademas todo era por dinero, volvimos a casa para descansar.

Les cuento como fue mi día sábado con carlos, en otro relato, saludos.

Ver más relatos eróticos