Mi compañero de píso 2

enviado por Raul

Hola Soy Raul, hace tiempo les relate como jose miguel mi compañero de piso me confesor ser Yasmin, una chica trans muy hermosa, desde entonces han pasado muchas cosas, pero ahora les dejare el fin de la historia.
Con Yasmin decidimos ser amigos y seguir en el piso sin problemas, comenzamos a ser como hermanos, Ramon el chico que la molesto toda la noche de la tocata termino invitándola al cine y ella le contó la verdad antes de aceptar, por supuesto el me pregunto si era verdad y al final no quiso seguir con ella, Yasmin me envía mensajes como jose miguel que estaba con una chica hasta 5 veces por mes, aun que yo sabia que era con un chico con quien estaría.
Salíamos a varias partes juntos mis amigos supieron la verdad y muchos de ellos se alejaron pensando que eramos pareja, y por que me gustaban las transexuales, solo me quede con quienes me aceptaban como eramos con yasmin.
Un día sábado por la noche, Yasmin me pidió que me vistiera un poco moderno y que la acompañara, ya que yo siempre invitaba, acepte ir con ella, Llegamos a una casa, se celebraba un cumpleaños de una amiga de Yasmin, hay habían muchas chicas trans, chicos gay y heteros como yo de mente amplia, un chico me pregunto si era gay, le respondí que no a lo cual dijo, que perdida, y nos reímos juntos no se por que, lo pase muy bien en la fiesta, como a las 4 de la madrugada nos retiramos con Yasmin y carla su amiga nos ofreció llevarnos, debía vestir de chico antes de llegar a casa, lo podemos dejar en el piso dijo Yasmin dormirá conmigo, bueno les dije no hay problema.
Llegamos a casa me duche como siempre, Yasmin se puso su pijama de nena sexy y le presto uno a carla, les dije buenas noche y me acosté, ellas se bebieron una cerveza, me levante a media mañana al baño, abro mi puerta y me encuentro con un hermoso trasero, casi violado por una tanga color verde limón, sin nada mas que eso carla estaba en la sala durmiendo en el sofa, creo que por el calor, no pude dejar de pensar en la imagen y mi pene se erecto un poco, al salir carla estaba en la puerta, por fin me dijo pensé que no saldrías nunca, paso su mano por mi pene y me sonrió, me metí a la habitación me tire en la cama y no podía dejar de pensar en la imagen, Ya no era Yasmin así que no importaría tanto, carla entro a mi habitación y se lanzo en la cama, comenzó a mamar mi verga y la deje, lo hacia muy rico, vamos dijo carla nunca te la mamo yasmin, nunca le dije es como mi hermana, nunca dejaría que lo hiciera, me dio una rica mamada hasta acabar en su boca y siguió mamando hasta estar erecto nuevamente, luego tuvimos sexo, fue muy placentero, a pesar de que carla nos visita, nunca mas tuvimos un encuentro como ese, creo que yasmin no corre peligro ya que descubri que me gustan las mujeres, aun que tenga mala suerte con ellas y mas suerte con las amigas de yasmin, aun compartimos el piso y creo que somos buenos amigos.

Ver más relatos eróticos